domingo, 7 de abril de 2013

Antonio Rodríguez Miranda, nº 3 del PP, ladrón confeso protegido por la casta política. (Corrupción PPdG, cap. 4).

Antonio Rguez. Miranda, entre los Baltar y Feijóo.
Antonio Rodríguez Miranda (ARM) llegó a ser el nº 3 del PP de Galicia al ser nombrado por Feijóo, el año 2009, Vicesecretario y Portavoz del Partido. Su carrera política había comenzado en el Concello de Allariz, donde a los 24 años (año 2001) ya era Portavoz Municipal; y el año 2004 llegaba a la Junta Directiva del PP de Ourense. Aunque en su currículum figura que estudió Biología en Santiago, no hay confirmación documental sobre si ARM terminó la carrera (agradecería información al respecto, porque cuando un político miente y engaña una vez, tenemos derecho a sospechar que lo ha hecho muchas otras); en cualquier caso no consta que haya ejercido nunca ninguna profesión aparte de la política (si es que la política se puede considerar una profesión antes que un servicio).

En febrero de 2010, el PSdG denunció en el Parlamento que el Diputado ARM había cobrado ilegalmente dietas para transporte. Era bien sabido que el portavoz del PP viajaba habitualmente en el coche oficial (con chófer) de su compañero de partido y vicepresidente de la Cámara, el también orensano Jose Manuel Baltar; pero se enteraron de que ARM llevaba años cobrando los 0,26 euros por kilómetro que tienen asignados los Parlamentarios cuando usan su propio coche para desplazarse hasta Santiago. ARM había hecho el cálculo de todos los desplazamientos teóricamente realizados y se había llevado fraudulentamente 26.000 euros de dinero público. ARM dijo al principio que sólo había ido con Baltar desde Ourense a Santiago “dos, tres o cinco veces”, y que eso era una anécdota. Pero ante los testimonios y pruebas mostradas en el debate, y reconociendo que había recibido todo ese dinero (los 26.000€), cedió y dijo que sus viajes de Ourense a Santiago sólo los había hecho en el coche oficial de Baltar aproximadamente el 15% de las veces, y que el resto había ido conduciendo su propio coche. Desde la oposición afirmaron que todo el mundo sabía que eso era falso y que tenía que devolver el dinero y dimitir. ARM afirmó entonces que, por si había dudas, devolvería todo el dinero percibido en concepto de kilometraje durante los 5 años que llevaba como diputado en la Cámara gallega. Entonces recibió los aplausos de sus compañeros del Grupo Parlamentario Popular, que hicieron declaraciones como que "Miranda deja muy alto el listón de la honestidad política" (ver). (Resulta sorprendente la actitud de quienes aplauden la honradez de alguien que roba, y que cuando es pillado afirma que va a devolver lo robado). Pero poco después el diputado y portavoz popular cambió de discurso y dijo que sólo devolvería el 15% de lo cobrado irregularmente. Algunos dijeron que lo había hecho (Ver). Pero no hay constancia documental de que haya devuelto nada. Personalmente, el año pasado le envié a ARM un correo electrónico a su cuenta pública del Parlamento Gallego, preguntándole si lo había hecho, y no me contestó.
Para acallar el escándalo que se empezaba a formar (Ver) (porque se supo que había otros parlamentarios implicados, que cobraban las dietas de los viajes a pesar de ir en coches de compañeros, o incluso cuando se quedaban a dormir en Santiago) decidieron taparse y protegerse los unos a los otros (por eso a los políticos se les llama “la casta”, y lo son de todos los partidos, en este caso PPdG, PSdG y BNG). Unos días después la Presidenta del Parlamento Gallego, la popular Pilar Rojo, aseguró que se iba a modificar el reglamento de cobro de dietas para evitar posibles casos de fraude (con lo que reconocía que se había producido fraude) (Ver noticia). Y todos se dedicaron a desviar la atención de la gente... Y allí no había pasado nada. (Ver comentario personal con referencias a UPyD).
Como nadie de los 3 principales partidos gallegos quiso aclarar lo ocurrido en el Parlamento (también ellos debían tener pufos que ocultar en el asunto de las dietas, sobre todo la socialista Laura Seara, que cobró fraudulentamente 31.000 euros), un grupo de abogados de Santiago solicitaron al Fiscal que actuara (Ver noticia), pero el Fiscal se inhibió. Y entonces esos mismos abogados presentaron una querella. Pero como ARM es Diputado, resulta que es aforado: y eso significa que la justicia le trata de manera especial: su caso pasó al TSXG, que archivó la querella; aunque en su resolución el alto tribunal gallego reconoció por escrito que esos Parlamentarios habían cometido irregularidades y conductas éticamente reprobables, pero no encontraron indicios de delito (y por lo tanto los parlamentarios implicados no fueron investigados) (Ver noticia).
El contraste con el conocido caso de la mujer valenciana sin recursos que se encontró una tarjeta de crédito y se gastó 200 euros en un supermercado, para dar de comer a sus hijos, y la justicia le condenó a 2 años de cárcel, es llamativo e indignante.
Sobre la dudosa imparcialidad de la justicia con los políticos, el propio PP, cuando estaba en la oposición y por boca de su portavoz de Justicia, Jesús Palmou, criticaba (el año 2008) la caótica situación de la justicia gallega y su politización: desde que Feijóo alcanzó la mayoría absoluta (año 2009) pienso que las cosas sólo pueden haber virado a favor del PP.
Tras volver a presentarse en las listas del PP el año pasado en las elecciones autonómicas y salir elegido por la provincia de Ourense, ARM no cumplió su compromiso con los votantes del PP que depositaron en él su confianza, y abandonó su escaño en el Parlamento gallego (eso también es corrupción de la democracia): apenas un mes después de haber comenzado la Legislatura, Feijóo le destituyó de su puesto de portavoz y le nombró Secretario de Emigración Gallego (ver noticia), no se sabe si para encargarse de los Emigrantes (y conseguir por todos los medios que vuelvan a votar al PP, ya que el PP en Galicia, de marzo del 2009 a octubre del 2011 perdió 128.146 votantes) o para mantenerlo alejado del Parlamento.
Resulta curioso encontrar en la hemeroteca de Internet cómo un ladrón confeso (porque se adueñó del dinero público de los gallegos mediante engaño y falsedad, y lo reconoció) como ARM, defendiende y apoya a políticos del PP involucrados en casos de corrupción. A uno de ellos fue al cacique de Ourense Jose Luis Baltar, denunciado por el Fiscal por prevaricación continuada, a quien ARM ha defendido hace poco, apelando a la presunción de inocencia (Ver). Por cierto, durante años Baltar favoreció desde la Diputación a la empresa del padre de ARM, pero cuando ARM se distanció de Baltar y pasó a ser leal a Feijóo, su empresa familiar dejó de recibir encargos de la Diputación (ver noticia con datos del negocio año por año). Así es como entienden la política los del PP: como en El Padrino, lo primero es la familia (y la lealtad).
Cuando el famoso caso de corrupción en Gondomar que afectó al PPdG estaba a punto de aflorar, y al final fue condenado el Alcalde, ARM lanzó una dura campaña de acusaciones de corrupción contra el PSdG. Los socialistas se cabrearon mucho con el Portavoz del PP y le pusieron una denuncia por calumnias, alegando que desde el PP estaban haciendo esa sucia campaña para distraer a la opinión pública del caso Gondomar. De las duras acusaciones de ARM contra el PSdG (y las amenazas de poner querellas) no se supo nada más, lo que parece demostrar que ARM y el PP efectivamente estaban lanzando una cortina de humo con invenciones. A muchos nos produce repugnancia ese tipo de política.
Volviendo, para terminar, al cobro fraudulento de las dietas por kilometraje protagonizado por Antonio Rodríguez Miranda, todos estamos de acuerdo en que no podemos seguir tolerando los abusos y los privilegios de los políticos: todos nos pagamos el viaje para ir al trabajo, y todos justificamos los gastos ante nuestras empresas y ante Hacienda. Se tiene que acabar la época de su impunidad, y de que los políticos se encubran vergonzosamente unos a otros. Muchos reclamamos la dimisión de Miranda como diputado, y pedimos que devuelva todo el dinero que recibió por viajes que no hizo.
Un periódico de Galicia publicó el día 23 de febrero de 2010, días después de salir a la luz el escándalo del popular Antonio Rodríguez Miranda y de la socialista Laura Seara, una encuesta de participación en la que se preguntaba: ¿deben dimitir los diputados que hayan reconocido el cobrofraudulento de dietas de kilometraje? Y en un breve espacio de tiempo se recogieron 1585 votos a favor de la dimisión (98%) y 39 en contra (2%), junto con más de 100 comentarios, pidiendo la destitución inmediata de los implicados y su procesamiento. Ya se ve que los ciudadanos vamos en una dirección y los políticos en otra. Las cosas tienen que cambiar. Hemos llegado al colmo del engaño y del desencanto: ¡Tolerancia cero con la corrupción!

6 comentarios:

  1. Cuando dices que Feijóo lo quiere mantener lejos del Parlamento, quieres decir lejos DE LA CAJA del Parlamento ¿NO? jua jua jua

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi me preocupa más el pucherazo que pueden cometer los del PP con el tema de la emigración, consiguiendo los votos de los más de 300.000 gallegos que hay fuera de Galicia en condiciones fraudulentas o casi (sin garantías): me da la sensación de que es lo que pretenden.
      Es fácil: el PP les da subvenciones regalando el dinero de todos los gallegos a las asociaciones gallegas de centroamérica y sudamérica (sobre todo)favorables al PP, y los que se encargan de los votos el día de las elecciones devuelven el favor... Y así el PP se mantiene en el poder, lo que es imprescindible para mantener en puestos de trabajo a todos esos políticos que nunca han trabajado en ningún sitio, y a todos sus amigos y familiares... Es un círculo de corrupción que llevan 35 años perfeccionando.

      Eliminar
  2. ¿ Has mandado este artículo a los periódicos? La gente necesita tener conocimiento de estos casos y desde un punto de vista diferente al periodístico, que en muchas ocasiones es demasiado imparcial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conseguí que me publicaran este artículo en La Voz de Galicia, pero me costó muchos esfuerzos: http://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2012/08/03/leccion-divar-politicos-gallegos/0003_201208G3P19993.htm
      La prensa y los medios están subvencionados por los poderes = grandes partidos, a cambio de minimizar la difusión de sus pufos.
      Por eso es importante difundir por internet y boca a boca todos estos casos. Un saludo.

      Eliminar
  3. Corrupción no es sólo cobrar un kilometraje que no se ha hecho; corrupción es ganar un pastizal como diputado por no hacer nada. Y cuando digo nada, entiéndanme, quiero decir muy poquito.

    Corrupción no es sólo recibir sobres con dinero negro; corrupción es no escandalizarse mientras una ciudad como Vigo se va al garete, y los políticos no hacen nada para evitarlo.

    Corrupción no es sólo pegar pelotazos urbanísticos o empresariales al calor del partido en el poder, corrupción es pudiendo evitarlo - políticos de todos los partidos y en todos los ámbitos - consentir una administración local, provincial, autonómica y nacional elefantiásica, inútil y ruinosa.

    Corrupción no es sólo decir “digo” donde antes había dicho “diego”, corrupción es asistir al penoso espectáculo de ver a una clase política - en este caso la popular, pero podría ser la nacionalista o la socialista - exculpando a su cacique máximo, mientras surcaba las inmaculadas aguas de la ría de Vigo, en el yate de un corrupto. O si lo prefieren, en el yate de un contrabandista que emprende la singladura a narcotraficante.

    Que hayan pasado casi veinte años no quiere decir que prescriban las consecuencias políticas de la foto.
    El delito, de haberlo, quizás prescriba.
    La estupidez (siendo benévolo) - y más en un político - no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aportación, Julio: veo que también estás sensibilizado.
      Esperemos que dentro de unos años hayamos acabado con todo esto, y mirando hacia atrás nos sorprendamos, igual que ahora todos nos sorprendemos al ver cómo había derecho de pernada, esclavitud, quema de herejes, etc.
      Hagamos cada uno lo que podamos, como escribió el poeta Gieco:
      "..., que la reseca muerte no me encuentre, vacío y solo sin haber hecho lo suficiente..."

      Eliminar