domingo, 15 de marzo de 2015

¿Por qué los imputados del Concello de Vigo tienen miedo a que Xuntos se persone en su causa?

    Los abogados defensores de los imputados en un caso de prevaricación administrativa en el Concello de Vigo, por el que presuntamente la cuñada de Carmela Silva (teniente de alcalde y mano derecha de Abel Caballero) fue contratada por enchufe y estuvo cobrando 5 años sin ir a trabajar, han pedido al Juzgado que no acepte la petición de Xuntos de personarse como acusación popular (Ver).
   Debe recordarse que ese caso judicial se abrió a raíz de una denuncia que la asociación Xuntos presentó en agosto del año pasado ante la Fiscalía de Vigo, que investigó y encontró pruebas suficientes para sospechar la comisión de actividades delictivas en relación con contrataciones irregulares y ficticias en el Concello. El Fiscal pasó el caso al Juzgado de Instrucción Nº 7 de Vigo, que casi inmediatamente abrió el procedimiento judicial y citó a declarar a esas cuatro personas (tres funcionarios del Concello más Vanesa Falque, la cuñada contratada) en calidad de imputados (Ver). La asociación Xuntos pidió recientemente presentarse a la causa como acusación popular (Ver).
   El artículo 125 de la Constitución Española dice: “Los ciudadanos podrán ejercer la acción popular y participar en la Administración de Justicia mediante la institución del Jurado, en la forma y con respecto a aquellos procesos penales que la ley determine…” El Juzgado Nº 7 de Vigo ha aceptado la petición de Xuntos, poniendo una condición: depositar una fianza. No deben ser muy buenos ni muy justos esos abogados de los cuatro encausados cuando piden al Juez que deniegue a Xuntos un derecho constitucional.
   Sin ser jurista considero que una fianza se entendería necesaria para cubrir una posible responsabilidad civil en caso de acusación maliciosa: por eso es costumbre establecerla (aunque hay casos en que no se exige) para evitar tener que abrir juicios frívolos o calumniosos. Pero en este caso no debería exigirse ninguna fianza, porque el juicio ya está abierto y la acusación la ha planteado el propio Ministerio Fiscal. Por ello Xuntos considera improcedente y abusiva esa fianza de 3.000 euros, que podría considerarse una injusta y desmesurada traba puesta para que los ciudadanos no podamos ejercer un derechos que nos reconoce nuestra Carta Magna, que el Juez parece querer convertir en papel mojado... (Ver).
   Desde mi desconocimiento de detalles técnicos, entiendo que la acusación de Xuntos sería popular porque no tenemos interés directo en perseguir a los delincuentes, más allá del sentimiento de justicia. Pero también podría considerarse particular, porque de alguna manera representamos a las víctimas del delito presuntamente cometido: a todos aquellos vigueses que no han conseguido una plaza de trabajo en el Concello porque se la han dado a una persona enchufada; a todos aquellos que han sido mal atendidos en los servicios públicos dependientes del Concello porque la persona que ocupaba ese puesto no era la mejor preparada sino que posiblemente era una persona incompetente (elegida a dedo sin un proceso de selección riguroso, algo que estos días hemos comprobado (Ver) que es lo que se hace en el Concello de Vigo); y también pueden considerarse víctimas de esos delitos todos los vecinos de Vigo que pagamos impuestos, porque el dinero de todos no ha sido empleado con justicia y ecuanimidad sino que se ha “regalado” a amigos y familiares de los que mandan.
  Da la impresión de que los cuatro imputados, a los que la cúpula política del Concello de Vigo parece que quiere encubrir (no han querido dar ninguna explicación, y no han abierto ningún expediente interno para investigar lo que realmente pasó) tienen miedo de que Xuntos actúe como acusación particular en su proceso judicial. ¿Por qué no quieren que Xuntos intervenga? Quizá piensan que de alguna manera, si Xuntos no se mete, van a poder controlar al juez o burlar la justicia... pero que piensan que si Xuntos interviene no podrán hacerlo. ¿Acaso la justicia que juzga unos hechos no es la misma justicia independientemente de quién haga la acusación? Yo antes no entendía bien para qué valía que Xuntos nos personáramos en la causa, pero tras esa petición que han hecho en nombre de la imputada Vanesa Falque lo veo más necesario.
   También me resulta extraño que los cuatro imputados parezcan estar representados por los mismos abogados: en concreto, Patricia Fernández López figura como primera abogada en el escrito de diligencias previas, en el que el primer encausado es Francisco J Giménez Orue, funcionario; y esa misma letrada firma el escrito en nombre de Vanesa Falque Barral. Se supone que a los tres funcionarios del Concello les deben defender los servicios jurídicos del Concello, pero no a Vanesa Falque. ¿Son los dos abogados que figuran en el procedimiento –la citada Patricia y Santiago Costa del Caso- abogados del Concello?  Y si lo son ¿es legal que metan a una persona ajena al Concello (Vanesa solo fue contratada por una concesionaria de servicios) en la misma defensa? Y si no lo son ¿quién paga esa defensa? ¿Ellos mismos, Carmela Silva, Abel Caballero... o quién? Ya sé que eso nos debe dar igual, pero quisiera asegurar que no se emplea dinero público en defender a un particular. Por un motivo similar fueron condenados por prevaricación siete concejales del PP de Santiago (Ver). Si alguien sabe algo sobre el tema, le agradeceremos información.
   La defensa de los imputados hace en el escrito que han presentado un juicio de valor que no es aceptable: afirman que Xuntos es "una asociación creada ad hoc para hostigar a la clase política en vísperas de un proceso electoral". Eso es mentira. Pero además lo que dicen les deja en evidencia, porque se sienten agredidos por Xuntos al identificarse con la clase política: Vanesa Falque no es política, sino una ciudadana normal y corriente (ni siquiera se le conoce afiliación a ningún partido); y los otros tres imputados tampoco son políticos sino funcionarios (aunque con alta responsabilidad y nombrados por la voluntad de Abel Caballero (Ver)). Por ello mismo dan a entender que reconocen que los máximos responsables de sus actos irregulares y presuntamente delictivos son los políticos que mandan en el Concello. Eso explica que Carmela Silva se haya puesto tan nerviosa con este caso, y que cuando en el último Pleno desde Xuntos le pedíamos explicaciones sobre el enchufismo que impera en el Concello (se ha denunciado que ella colocó a varios familiares, pero no es la única política con enchufados) reaccionó visiblemente alterada, lanzando acusaciones contra miembros de Xuntos y amenazando con querellarse por calumnias contra nosotros (Ver): si lo hiciera es de suponer que también incluiría en su denuncia a la Fiscalía de Vigo, que es la que principal responsable de que su cuñada esté imputada.
   Dicen los representantes de Vanesa Falque que en la petición que presentó  Xuntos "tampoco consta la existencia de voluntario o simpatizante alguno que haya solicitado la ayuda de la asociación", y que esa causa penal "no afecta a ningún asociado". Eso es falso: como ya he comentado, se puede sobrentender que decenas o cientos de ciudadanos vigueses (de los 3.000 colaboradores y simpatizantes en RRSS de Xuntos) que han perdido la opción de alcanzar un puesto de trabajo remunerado de los que dependen del Concello (que era quien directamente gestionaba el puesto de Vanesa Falque y otros muchos también concedidos y mantenidos de manera irregular, como el de la hermana de Carmela Silva en FCC, pendiente de investigar y de juzgar a los responsables) solicitan a Xuntos (como asociados o simpatizantes) que defienda sus derechos violados. A mí, como ciudadano vigués que pudo estar interesado en el futuro en optar a un puesto de trabajo del Concello, o a una concesión de contratas municipales, me interesa que se aclare este caso de contratación irregular (y se condene a los delincuentes si lo son), algo que parece sólo es la punta del iceberg de una gran trama de enchufismo y corrupción en el Concello, para que en el futuro los políticos que gobiernan nuestra ciudad no puedan seguir haciéndolo, por mi interés personal y de mis familiares y allegados, y el de todos los vigueses honrados y decentes.
   Respecto al honor de Vanesa Falque y la posible difamación o calumnia en que incurrimos al decir lo que decimos (algo que se destaca en el escrito presentado al juzgado), si fuera falso que ha estado cobrando 5 años trabajando sólo dos meses, ya habría dicho algo ella misma, desmintiéndolo, o su cuñada Carmela Silva, o el alcalde. Sus silencios confirman su culpabilidad. Ya en noviembre de 2013 Carlos Príncipe denunció públicamente la trama de enchufismo municipal, con nombres y apellidos, y un año después se lo notificó al PSOE para que investigara: pero ni el PSOE ni el Alcalde ni la teniente de alcalde ni la propia Vanesa negaron la veracidad de las acusaciones, ni denunciaron al ex alcalde de Vigo.
   En el ámbito de las redes sociales y proclamas públicas podemos afirmar que Vanesa Falque cometió esa irregularidad, ese abuso, porque se acepta que en ese ambiente se habla sin rigor absoluto, sobre todo en lo que hace referencia a la vida política. En el ámbito judicial lo hemos denunciado, y sabemos que se le puede aplicar la presunción de inocencia y que es presunta culpable hasta que no se dicte sentencia condenatoria. Pero en el lenguaje vulgar alguien es culpable cuando se demuestra que lo es, y en el caso de Vanesa Falque a nosotros (y se puede decir que también a la Fiscalía) todos los testigos y documentos disponibles, y todas las evidencias, nos han demostrado que es culpable. Sobe la presunta responsabilidad de los otros tres imputados no la hemos declarado explícitamente y con tanta seguridad porque su actividad está más protegida y encubierta por la opacidad y falta de transparencia del Concello: pero confiamos en que el Juez descubra toda la verdad y los declare culpables.
   Y los ciudadanos, hartos de tanta mentira, encubrimiento y corrupción, queremos que se haga justicia. Y pedimos al poder Judicial que nos permita ayudarles y colaborar para logralo.
No queremos que se repitan casos como este,
en donde queda claro que la justicia estaba maniatada por el poder potico, 

1 comentario:

  1. En la declaración oral ante la jueza, Santos Héctor afirmó no conocer a Vanessa Falque, eso no es cierto. Ella formaba parte de la ejecutiva del partido,del psoe, estando Santos en la misma,hace unos años, ambos

    ResponderEliminar