jueves, 29 de octubre de 2015

"Felicitación" a los 25 ediles del Concello de Lugo y a la concejala Olga Alonso (de Vigo) por ser los más transparentes al hacer su declaración pública de actividades económicas y de patrimonio.

       El Concello de Lugo acaba de publicar en su Web las declaraciones de actividades económicas y de patrimonio de cada uno de sus 25 Concejales. Parece que la nueva alcaldesa Lara Méndez, del PSOE, quiere empezar su mandato con buen pie, cumpliendo su compromiso de gobernar basándose en la transparencia y en la participación ciudadana.
   Inicialmente pensé en que se merecían una felicitación.
   Pero me he informado, y ahora sé que la ley exige que todos los concejales de todos los Ayuntamientos de toda España hagan y publiquen esas declaraciones. ¿Merecen ser felicitados simplemente por hacer lo que están obligados a hacer? En cualquier caso les felicito por legalizar su situación.
       La Ley 7/1985 Reguladora de las Bases del Régimen Local establece en su artículo 75 que todos los Ayuntamientos deben contar con un Registro de Intereses, en el que los miembros de la corporación local tienen que presentar Declaración firmada, tanto de sus bienes patrimoniales (y participaciones en sociedades), como de las actividades que les proporcionan ingresos económicos, así como todo lo que pueda ser causa de incompatibilidad con su cargo.
   Durante 22 años no fue obligatorio hacer públicas esas declaraciones, que quedaban custodiadas por el Secretario del Ayuntamiento. Pero la Ley 8/2007 (conocida como la ley anticorrupción de Zapatero) obliga a que esas declaraciones sean anuales (y actualizadas cada vez que se produzcan variaciones), y también establece que sean públicas, accesibles a los ciudadanos.
   Todos los concejales (y otros políticos electos) tienen la obligación de hacer esa declaración. Y si no están dispuestos a cumplir con ese requisito legal es mejor que no se presenten a las elecciones. O que se vayan: el pasado 15 de octubre un Diputado de la Comunidad de Madrid dimitió para no tener que hacer públicos sus bienes.
       ¿Y qué pasa cuando un concejal no hace esa declaración?
   El artículo 108.8 de la Ley Orgánica 5/1985, del Régimen Electoral General (LOREG), establece que para adquirir la plena condición de sus cargos, los candidatos electos, aparte de jurar o prometer acatamiento a la Constitución, deben "cumplimentar los demás requisitos previstos en las leyes o reglamentos respectivos".
   Por tanto un concejal electo (que ha obtenido un escaño en las elecciones) no adquiere la plena condición de Concejal si no presenta las correspondientes declaraciones firmadas de actividades y de patrimonio. La Junta Electoral Central ha determinado que la falta de presentación de esas declaraciones de intereses impide a los Concejales electos tomar posesión del cargo (p.ej: Acuerdo de la JEC de fecha 20/06/2003). Si esas personas siguen en la corporación municipal lo hacen de forma ilegal, por lo que sus votos y firmas serían inválidos. Y deberían ser sancionados por el Alcalde por incumplimiento reiterado de sus obligaciones (Ver),
       Y aunque esa medida (hacer públicas esas declaraciones de intereses) es un paso dirigido a la meta de acabar con la corrupción de nuestros políticos, sabemos que es insuficiente. Se han confirmado bastantes casos de ediles procesados y condenados que ocultaban su patrimonio a nombre de hijos, esposas, maridos o personas de confianza (como alguno de la operación Malaya...). Pero algunos políticos se burlan de la ley y de los ciudadanos, y ni siquiera hacen sus declaraciones, o las presentan incompletas o falsas, incurriendo en perjurio y falsificación de documento público. ¿Qué es peor?
        He consultado la Web de mi Concello, el de Vigo, buscando las Declaraciones del Registro de Intereses (Portal de Transparencia, Nº 76) , y el resultado en cuanto a transparencia y cumplimiento de la ley es sorprendente, decepcionante y alarmante.
   Sólo figuran las declaraciones de varios ediles del PSOE (hay seis de los 17 que no la han presentado o publicado), la mayoría de ellas firmadas el año 2011, incompletas y con inexactitudes (por ejemplo la de Carmela Silva, que se contradice con la declaración presentada en el Congreso de Diputados (publicada en esa web), por lo que podemos pensar que al menos en una de sus declaraciones miente).
   La declaración del Alcalde Abel Caballero está fechada el año 2008 y además no está firmada. Gran ejemplo (modo irónico) de quien presume de ser el mejor alcalde de la mejor ciudad.
   La más reciente de las 11 declaraciones que se pueden encontrar en esa web es la de la concejala Olga Alonso, fechada en julio de 2014. ¿Se merece el premio a la Concejala de Vigo más transparente? Quizá habría que decir a la Concejala menos opaca. Felicidades por ello.
   En la web del Concello no figuran las declaraciones de los concejales del PP ni de Marea de Vigo.
   Así están las cosas en Vigo. Para nuestra desgracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario