jueves, 7 de enero de 2016

Los dinosetos, engaño y desprecio del gobierno de Vigo a los vigueses.

El 19 de mayo Dinoseto hizo su aparición
en la rotonda de la calle Rosalía de Castro.
   Poco antes de las elecciones municipales del 24 de mayo pasado el Concello de Vigo terminaba a marchas forzadas muchas obras de las llamadas "humanizaciones". El 19 de mayo operarios del Concello colocaban un gran arbusto en forma de dinosaurio como decoración en la rotonda del cruce de las calles Rosalía de Castro y Oporto.
   Se desató una gran polémica, mezcla de sorpresa, críticas y burlas, y casi inmediatamente el Concello dijo que había sido un error del Departamento de Parques y Jardines, y que esa decoración estaba destinada a ser colocada en Navia. El concello retiró inmediatamente el bautizado popularmente como "dinoseto" (Ver).
   Ese mismo día, la candidata a la alcaldía del PP, Elena Muñoz, preguntó al Alcalde candidato a la reelección que cuánto había costado el Dinoseto, y que si era verdad que había venido del extranjero, quizá desde Italia junto con 200 olivos que se distribuyeron por toda la ciudad. Ni Abel Caballero ni nadie de su equipo respondió.
   El Dinoseto permaneció almacenado hasta el 11 de junio, y el 19 de ese mes Abel Caballero inauguraba su instalación en la Plaza de la Puerta del Sol. Aunque en un principio esa ubicación iba a ser provisional, todavía sigue allí. Tiempo después le añadieron un huevo. La verdad es que la gente que pasa por allí queda sorprendida y se hace fotos... ¿Será realmente dinoseto una obra de arte de gran valor..., o es que la gente es muy paleta y no hay nada mejor que ver en Vigo?
Noticia del 14 de octubre. No fue desmentida por el Concello.
   El Alcalde se puso muy contento con la reacción del pueblo que según él le idolatra, y en octubre anunció que pondría otro dinosaurio vegetal en el parque de Navia. Aclaró que el primer dinoseto había venido de Tomiño, y que el segundo estaba viniendo de Centroeuropa, y que se colocaría en el parque temático del agua y las energías renovables de Navia, parque en el que el Concello iba a invertir 150.000 euros.
   El 26 de octubre se celebró el Pleno del Concello de Vigo, y los concejales del PP y de Marea de Vigo defendieron una moción para que el Gobierno diera explicaciones sobre el coste (y los procedimientos de contratación) de los dinosetos y de los olivos. El concejal de Parques y Jardines, Angel Rivas, se negó a dar datos de costes y se mostró asombrado de que la oposición dudara de la gestión municipal. Elena Muñoz respondió: "Si no hay nada que ocultar, ¿por qué se niegan a dar información?La teniente de Alcalde Carmela Silva, que presidía el pleno ese día, zanjó el debate diciendo a la portavoz del PP que ella no podía denunciar nada porque en su partido, el PP, había mucha corrupción, y le pidió a Muñoz que dimitiera por acusar al Concello, "denunciando lo que en sus filas es algo cotidiano" (No se daba cuenta, pero con esa frase reconocía que lo que había hecho el Concello era corrupción). Lógicamente la moción de la oposición fue rechazada por el voto de todos los concejales del PSOE. (Ver).
   El día 4 de noviembre Elena Muñoz presentó en el registro del concello, dirigido al Alcalde, un escrito exigiendo que rindiera cuentas sobre cuánto había costado todo eso: los olivos, los dinosetos, y también su mantenimiento, adjudicados sin concurso público, presuntamente "a dedo", a una empresa de servicios llamada Xaroc SL. (Ver).
   Como dice un amigo mío, Xaroc SL (empresa fundada en 2009 en Vigo y de la que no se conoce ninguna actividad) debe ser una de esas empresas fantasma que crean los propios políticos (o sus parientes, amigos o compinches) para aprovecharse de su paso por la política, porque ¿cómo puede una empresa de jardinería que ni siquiera tiene página web, conseguir trabajar para el Concello de Vigo?
   Como respuesta a las preguntas que le dirigió el PP, Abel Caballero no dio la cara sino que mandó a su concejal de Seguridad y Movilidad, Carlos López Font, a decir que los "dinosetos" no le cuestan "absolutamente nada" al Concello, añadiendo que la empresa Aqualia, concesionaria del servicio de aguas de Vigo, se hace cargo de todos los gastos.
Recorte de la noticia en vigo.e
   Parece una tomadura de pelo. Incluso si lo paga Aqualia, lo estamos pagando todos los vigueses: porque Aqualia no es una ONG benéfica, sino una empresa privada cuyo principal objetivo es ganar dinero. Y sabemos que Aqualia nos cobra a los vigueses mucho más de lo que tendría que cobrarnos, por decisión (¿interesada?) de Abel Caballero, quien aprobó y renovó unas condiciones de la concesión a Aqualia que perjudican a los vigueses, y lo hizo incumpliendo una decisión aprobada en el Pleno Municipal con los votos del PP y del BNG. (Ver noticia, de cuando en Atlántico todavía podían contar la verdad...).
   Pero la prueba del algodón para saber si fue verdad o no lo que dijo Carlos López Font es preguntarse ¿por qué no dijeron eso mismo antes? ¿por qué en mayo el alcalde no respondió a la Sra. Muñoz diciendo que el "dinoseto" no costaba nada? Parece que "se les ve el plumero".
   La oposición de Vigo, el PP y la Marea, decidieron hace unos meses abandonar la mesa de contratación del Concello, por la prepotencia y la falta de transparencia del Alcalde y de su grupo, denunciando que ocultan contratos y que no les dan información... (Ver).
  Como bien podría decir un actor en un drama: "Algo huele a podrido en dinosetolandia".
Abel Caballro está a otro nivel, por encima del resto de los mortales...

No hay comentarios:

Publicar un comentario