miércoles, 27 de abril de 2016

Por la gobernabilidad de España: el 26J elige entre PSOE o Ciudadanos.

   Por eso, los que el pasado 20D votaron al PP, si quieren que haya gobierno, el 26J deberían votar a Ciudadanos.
   Y por similares motivos, los que votaron a Podemos deberían votar al Psoe.
   La mejor opción, quizá la única, para que podamos tener gobierno tras las elecciones del 26 de junio es que los españoles de centro-derecha y derecha voten a Ciudadanos, y los de centro-izquierda e izquierda voten al PSOE. Si la suma de escaños de esos partidos alcanza la mayoría, podrán formar un gobierno estable y de renovación, liderado por quien obtenga más escaños de los dos (probablemente Pedro Sánchez).
   Ese movimiento de votos coincide además con la tendencia natural, pues lo lógico sería que el PP perdiera muchos votos, debido a que mucha más gente ha sido consciente estos meses de que es un partido que encubre a sus corruptos, que son muchos; y de que estamos muy lejos de haber salido de la crisis, y podríamos haber mejorado mucho más en muchas cuestiones vitales (mejoras laborales, transparencia, justicia eficaz e independiente, reformas necesarias...) si el PP hubiera hecho las cosas bien. Nadie quiere estar con el PP, nadie le apoya (ni siquiera Albert Rivera): se lo han ganado a pulso con su forma de hacer política estos años, aplicando el rodillo de la mayoría absoluta, incumpliendo sus programas, protegiendo a sus amigos, ocultando su basura, mintiendo, no dando la cara... Rajoy solo volvería a ser presidente si obtuviera mayoría absoluta (algo imposible), y lo sabe: por eso ni siquiera se presentó como candidato a la investidura. Volver a votar al PP (porque estoy convencido de que nadie que no votó al PP el 20D les votará el 26J) es apoyar que otra vez no se pueda formar gobierno. Más caos. (Quizá el miedo al caos favorezca que muchos mayores que votan al PP haga lo que haga por miedo "a los comunistas" voten esta vez a C´s. Ojalá). 
   Por otro lado, muchos que han votado a Podemos ya están decepcionados: han sido conscientes de sus salidas de tono y de sus guerras internas, del afán que tienen de acaparar poder y controlarlo de manera intolerante... Y sobre todo, Podemos ha demostrado que no tiene entre sus prioridades arreglar los problemas de la masa social en nombre de la que dicen trabajar, especialmente en la cuestión de las desigualdades: pues si Cataluña se independiza (como Podemos defiende) todos seremos más pobres. Al final va a pasar que en las comunidades nacionalistas se crearán partidos podemitas independientes entre ellos, que sólo apoyaran gobiernos que favorezcan a sus Comunidades en perjuicio del resto de España... Muchos votantes están siendo conscientes de que los vendedores de revoluciones son un peligro, y empiezan a sospechar que no es Podemos lo que necesitamos para arreglar los graves problemas que sufrimos... Y cada vez somos más los que pensamos que Pablo Iglesias puede llegar a ser un problema mucho mayor: que se lo pregunten a los venezolanos, a las asociaciones de víctimas de eta, a los rebotados o expulsados del partido...
   No digo ni que PSOE ni que Ciudadanos sean buenas alternativas. Ambos partidos dejan mucho que desear. Pero son el mal menor al que tenemos que aferrarnos el 26J.


martes, 19 de abril de 2016

Mentiras que enseñan a nuestros hijos en el colegio: Cataluña era un reino. (Libros de texto con tintes anticastellanos).

Las diferencias entre la corona de Castilla
y la de Aragón (compuesta por varios reinos,
entre ellos Cataluña), según los autores
   Miles de niños de 13 años aprenden en el colegio la falsedad de que Cataluña era un reino.
   No solo Cataluña: también se afirma que eran reinos Valencia y Mallorca.
   Lo comprobé ayer ayudando a mi hija a preparar un examen.
   El libro de Ciencias Sociales de Editorial Anaya para 2º de ESO (edición año 2012, para Galicia) dice que la monarquía en Castilla era "unitaria, es decir, formada por un solo reino" en el que "la autoridad del rey era mayor"; y esa afirmación se contrapone a continuación con lo que se dice sobre la monarquía de Aragón: "En la Corona de Aragón, en cambio, la monarquía era federativa, es decir, estaba compuesta por varios reinos (Aragón, Cataluña, Mallorca y Valencia) que contaban con sus propias instituciones, leyes y costumbres." Se termina ese párrafo afirmando que en Aragón "el rey tenía menos poder (que el de Castilla), ya que debía respetar las leyes y los derechos de aquellos (de sus súbditos)".

   La realidad es que Cataluña nunca fue un reino. Cataluña como entidad original surgió de los Condados catalanes, condados que nunca fueron independientes, tras estar sometidos a los Reyes Francos pasaron a integrarse y formar parte del Reino de Aragón.
   Por otro lado Valencia fue conquista por Aragón, pero nunca hubo Reyes propios de Valencia. El que los Reyes de Aragón se intitularan Reyes de Aragon y Valencia (además de Condes de Cataluña) no significa que Valencia fuera un reino. También los Reyes de Castilla y León se intitulaban reyes de Toledo, Sevilla, Murcia, Jaén, y de otros sitios: y eso no significaba que Toledo, Sevilla, etc. fueran reinos independientes...
   Respecto a Mallorca, sólo entre 1260 y 1349 se puede decir que hubo algunos reyes en Mallorca, porque el título de Rey se otorgó a algunos hijos segundogénitos del rey de Aragón, que seguían sometidos a su padre o a su hermano mayor. A esos reyes de Mallorca se les permitía una autonomía relativa, pero por ejemplo no podían convocar Cortes...
    No hay duda de que los autores del libro mienten positivamente y tratan de engañar a los niños, descaradamente al decir que Cataluña era un reino. ¿Por qué hacen eso?
Más diferencias entre ambos reinos (al menos reconocen que
el párrafo sobre Aragón es una "reelaboración de autores"),
con un claro sesgo favorable a Aragón.
   En la página siguiente insisten en una idea: que el Rey de Aragón no era tan autoritario como el de Castilla, porque respetaba al pueblo: y los autores del libro dan a entender (en un párrafo que reconocen que es elaboración propia) que los Diputados de Cataluña podían oponerse al Rey... Podrían oponerse, pero el rey podía "pasar" de su oposición... Y en realidad no hubo muchas diferencias entre ambas coronas, que se unieron tras el matrimonio de Isabel y Fernando. Y se ve que a los redactores del libro no les interesa mencionar que los Reyes de Castilla juraban respetar los Fueros Vascos...
   Como consecuencia de ese enfoque sesgado, los niños gallegos que estudian con ese libro se podrán sentir desgraciados por haber estado (ellos o sus antepasados,"os seus antergos", con los que se identifican como pueblo o país) bajo el yugo de unos reyes harto autoritarios (como supuestamente eran los castellanos). El siguiente paso es pensar que todos nuestros problemas son consecuencia de esa opresión, del centralismo castellano, de los abusos de Madrid y de los españoles... Y envidiarán la suerte de catalanes y valencianos, con unos reyes mucho más agradables...
   Nada como fomentar el victimismo (basado muchas veces como en este caso en mentiras y distorsiones interesadas de la realidad histórica) para que crezca el sentimiento nacionalista.
La portada del libro.
La Xunta de Galicia es responsable de
permitir mentiras y manipulaciones.
Se lo he comunicado.



lunes, 18 de abril de 2016

Felicitación a Abel Caballero por sus declaraciones en la SER.

   Esta mañana, yendo al trabajo, he escuchado la entrevista que le hacían al alcalde de Vigo, Abel Caballero, en la SER (Hoy por Hoy, a las 8:20h). Me han gustado sus declaraciones, en el fondo y en la forma. Y no lo digo en tono irónico.
   Yo mismo me he visto sorprendido al escucharle, y al terminar se me ha escapado un ¡muy bien! Es cierto que no ha hablado de Vigo y no le han preguntado sobre la imputación de un buen número de ediles (él incluido), los problemas de la ciudad... Pero lo positivo esta vez ha tenido brillo propio. Quizá se sorprendan los que me conocen, por las muchas críticas que le he dedicado en este Blog: pero hoy he visto muy claro que era de justicia felicitarle.
    La conversación ha versado sobre los problemas de los Ayuntamientos para cumplir sus presupuestos, asuntos de déficit y recortes: Abel Caballero ha hablado en calidad de presidente de la Federación de Municipios y ha destacado que, independientemente del partido que gobierne, todos los alcaldes reclaman al Gobierno y al Ministro Montoro (con quien se iba a entrevistar poco después) respeto y trato justo para que puedan ocuparse de los problemas más inmediatos de los ciudadanos. (Muy bien).
   Después ha comentado, a instancias de Pepa Bueno, la noticia del día de la acusación del Fiscal a altos cargos de la Xunta de prevaricación y homicidio por imprudencia, por negar el tratamiento de la hepatitis C a varios enfermos. Ha recordado que su gobierno y otras muchas instancias hicieron mucha presión política y apoyaron a los afectados. Y no se ha cebado con los investigados, que de momento son solo eso. (Muy bien).
   Luego le han preguntado sobre los problemas para formar gobierno a nivel estatal: ha criticado sobre todo a Podemos, y también algo a Ciudadanos, y ha dicho que deben aprender a entenderse. Ha dicho que la propuesta de Podemos de gobernar "a la valenciana" es inviable, una estratagema para justificar su rechazo a pactar: y ha añadido que el PSOE no está dispuesto a buscar apoyos en partidos nacionalistas de la esfera separatista. (Muy, pero que muy bien).
   Por último ha hablado sobre su labor en el relanzamiento del PSOE en Galicia de cara a las autonómicas, y ha aprovechado (era inevitable) para criticar a Feijóo. Ha dicho que los socialistas van a tener una gran oportunidad para gobernar en nuestra Comunidad. También ha dejado claro que él no va a ser el candidato: "estoy muy bien donde estoy", ha dicho. (Espero que si el Psoe gobierna sea con Ciudadanos o con alguien que le equilibre y controle. Y es muy loable querer seguir siendo alcalde de Vigo: en el puesto para el que le han votado los ciudadanos). (PD: A pesar de que a muchos vigueses nos gustaría que Caballero fuera el candidato a La Xunta... por el bien de Vigo :)
    Enlace a la entrevista en la Radio

miércoles, 13 de abril de 2016

Luar Na Lubre en Vigo... y su sutil crítica al abandono de los espectáculos en Castrelos.

   A comienzos de año asistí con mi familia a la presentación del nuevo trabajo del grupo Luar Na Lubre, en un excelente concierto celebrado en un abarrotado teatro García Barbón.
Luar na Lubre celebrando sus treinta años en el
Teatro García Barbón (foto y noticia: Atlántico Diario)
   Fueron casi tres horas de un magnífico espectáculo. Magia musical gallega (y de otros lugares, y en varias lenguas), empezando por la popular Carolina y pasando por el mágico Son do ar, disfrutando de este grupo de origen coruñés y alma gallega que celebra sus 30 años de historia con una gira que quisieron comenzar precisamente en Vigo.
   En un momento determinado, uno de los componentes del grupo tomó la palabra para recordar su trayectoria humana y musical, rememorando entrañablemente un periodo de su vida que pasó en Vigo. Destacó las mágicas veladas de verano que pasó en el auditorio al aire libre de Castrelos, con magníficos espectáculos noche tras noche, prácticamente todo el verano... Añadió que le gustaría que Luar Na Lubre pudiera actuar alguna vez en ese inigualable escenario...
   Muchos vigueses supimos ver en esas palabras una crítica a la pobre oferta cultural del Concello de Vigo en los últimos años. Sus responsables están más ocupados en poner aceras y jardineras en las calles que en cuidar el enriquecimiento cultural y artístico de los vigueses (y tampoco es que se hayan lucido cuidando el enriquecimiento económico de la ciudad).
   Soy vigués desde hace 32 años, y también añoro los espectáculos veraniegos de antaño, las noches de verano en el anfiteatro al aire libre de Castrelos, bajo su techo de estrellas... Una riqueza de la ciudad que se está infrautilizando... Se podría pensar que Vigo agoniza en muchos aspectos.
   Cuando cambien las cosas (que cambiarán a mejor, no lo dudo) propongo que una de las primeras medidas que se tomen sea invitar a Luar Na Lubre a Castrelos: la noche que actúen será un gran día para Vigo.

Video de O Son do Ar en You Tube.
Con imágenes de Galicia.
Más de un millón de visualizaciones.
Por algo será. Disfrútalo... Todo es maravilloso, pero
si lo quieres con marcha vete a los dos últimos minutos...

domingo, 10 de abril de 2016

Una propuesta: trasladar Hacienda al Xeral.

El Xeral, emblemático edificio de Vigo
con su torre de 75 m de altura, al que los
vigueses bautizaron como "el pirulí".
Mi abuelo Isidro Puebla, médico, fue
uno de los jefes del Instituto Nacional
de la Salud, INS, e intervino en su
construcción y puesta en marcha,
acompañando a Franco en la inauguración,
el año 1955. Su nombre original fue
Residencia Sanitaria Almirante
Vierna (marino ferrolano).
(Artículo publicado en Atlántico Diario de Vigo)

Los políticos que decidieron trasladar al nuevo Hospital toda la actividad que se llevaba a cabo en el antiguo edificio del Xeral quizá no pensaron en los problemas que esa medida ocasionaba: dejar sin actividad esa céntrica zona de Vigo, junto a Plaza de España, empobreciendo y arruinando a mucha gente, y desaprovechando además un gran espacio ya construido.
Ahora se aplaude la iniciativa de remodelar el “pirulí” para trasladar allí los juzgados y todos los servicios judiciales. Pero si se sigue adelante con la propuesta llegará un momento en que se vacíen los dos edificios de los actuales Juzgados, reduciendo entonces drásticamente la actividad en la zona de Plaza de América; y se desaprovechará el gran espacio que actualmente usan los juzgados (aunque se anuncie que se “rellenará” con servicios accesorios).
Está claro que los servicios de Justicia de Vigo necesitan más espacio, y de hecho nuestros políticos llevan muchos años prometiendo (sin cumplir) la construcción de un tercer edificio.
Mi propuesta es trasladar al antiguo Xeral los servicios que actualmente están ubicados en el edificio de Hacienda, y que Justicia amplíe su espacio ocupando ese edificio (previa adaptación), que está en la misma manzana que los otros dos que actualmente ocupan los juzgados. Ya tenemos la ciudad de la justicia construida y no nos habíamos dado cuenta. La zona de Plaza España se vería reactivada con la instalación allí de Hacienda, y se podría aprovechar la parte del edificio del Xeral que no ocupe Hacienda recuperando servicios médicos para la atención (con la ventaja de la cercanía) de los ciudadanos de Vigo: quizá urgencias, o consultas, pruebas de alta tecnología, rehabilitación, o un hospital Materno Infantil como el que tienen en Coruña… Pienso que se podrían aprovechar muchos millones invertidos en infraestructuras sanitarias en los anexos del Xeral, en vez de tirarlo todo a la basura. Aun se pueden estudiar ésta y otras propuestas, con prudencia, antes de volver a caer otra vez en el error que refleja muy bien el refrán: desnudar a un santo para vestir a otro.
Rodeado de rojo, la zona donde se pretendía construir el tercer edificio de la
Ciudad de la Justicia, con los otros dos ya en uso, que se ven detrás y a la derecha.
 Rodeado de azul, al fondo a la derecha, el edificio de Hacienda.

domingo, 3 de abril de 2016

La Constitucion obliga a conocer el idioma español. ¿Es eso algo gravoso o discriminatorio? ¿Se puede ser liberal y nacionalista?

   (Gravoso (Diccionario RAE): de grave, 'pesado'. 1. Molesto, pesado y a veces intolerable. 2. Que ocasiona gasto o menoscabo.)
   La Constitución Española (CE, 3,1) establece que el castellano es la lengua española oficial del Estado y que todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.
   Pienso que ese deber podría considerarse una obligación costosa sólo para alguien que, sin haber nacido en España y sin saber español, solicitara la nacionalidad española: tendría que hacer el esfuerzo de aprender español.
   Pero todos los demás españoles, la absoluta mayoría, aunque hayan nacido en una familia y en una localidad en la que se hable catalán, vasco, gallego, mallorquín o valenciano... es innegable que todos ellos, todos los españoles, ya saben español o van a aprenderlo en sus primeros años de escolarización y de integración social. Se puede afirmar por tanto que no supone ninguna carga añadida para ningún español cumplir con ese deber constitucional.
   Pero es una obligación relativa: ¿se le ha impuesto alguna vez a algún español una multa por no saber español? Que yo sepa nunca. Incluso a terroristas detenidos de Eta que se negaron a admitir que sabían español (aunque lo hablaban) se les puso en sus juicios un traductor.
   Es evidente que hay algunos españoles, habitantes de la Euskadi rural, o de la Galicia o la Cataluña más profundas, sobre todo gente que vive muy aislada, a los que les cuesta hablar español; pero decir que hay alguien que no sabe español está por demostrar: resulta una falsedad. Aún así, podemos retorcer el análisis y afirmar que hay miles de españoles que no saben español... si nos referimos a los niños de menos de dos años (que aún no saben hablar), a los sordomudos, enfermos en coma...

Cuando un grupo de personas de diversas procedencias se
reúne, pueden usar un idioma que sea conocido por todos.
 Lo he experimentado en Suecia, como profesor con una
beca Sócrates, usando el inglés como "lengua franca".
   Que el Estado tenga una lengua común que todos los ciudadanos puedan entender (para facilitar las relaciones de la Admnistración Pública con los ciudadanos, y entre los propios ciudadanos) resulta mucho más práctico que lo contrario: y podría decirse que es necesario para evitar cantidad de problemas. Imaginemos que miles de españoles alegaran que no entienden el español y que por eso no van a cumplir las leyes y normas que les obligan, porque están promulgadas o editadas solo en español. Sería un caos jurídico y práctico.
   Escribo todo esto porque he tenido un pequeño debate con Carlos Vázquez Padin, sobre esa obligación que tenemos los españoles de saber el idioma español. Carlos es el presidente de Converxencia 21, partido político regional que se autocalifica en su web como "Os liberáis galegos". Aprecio a Carlos y puedo compartir y comparto muchas de sus ideas liberales y galleguistas; pero no sus ideas nacionalistas.
   (Liberalismo: Doctrina política, económica y social, nacida a finales del siglo xviii, que defiende la libertad del individuo y una intervención mínima del estado en la vida social y económica).
   Me extraña que un liberal (como también se define en su perfil de twitter) pretenda y defienda que el Estado aumente las obligaciones sobre los ciudadanos. Es algo que va contra la esencia del liberalismo. Y si el conocimiento de la lengua común es algo necesario, el tener que aprender gallego o catalán o vasco cuando un español se desplaza a vivir en alguna de esas comunidades con dos lenguas oficiales sí que es una carga, algo gravoso. Y no solo tener que aprenderlo, sino también tener que vivir en esas Comunidades donde la administración no respeta los derechos de los castellano hablantes, lo que ocurre habitualmente y -desgraciadamente- en todas las CCAA donde hay dos lenguas oficiales. Y aunque los nacionalistas se empeñen en negarlo (igual que el maltratador niega que maltrate a sus víctimas) miles de castellano hablantes sufren (sufrimos) sus continuos abusos, sutiles o descarados.
   (PD: Me escribe Carlos en abierto, vía Twitter (ver conversación) tras la publicación de este artículo y me aclara que él defiende suprimir la obligación de aprender cualquier idioma. Como se quejaba de que la CE solo obligaba a conocer el español entendí que él quería que se obligara a aprender los llamados idiomas "propios" de las Comunidades que los tienen. Como hay muchos nacionalistas que defienden esa idea dejo el Post sin variar, con esta aclaración).
Ref.  Aunque no es obligatorio saber catalán, los políticos
nacionalistas consiguen que nadie que no sepa catalán,
por muy buen profesional que sea, pueda/quiera ir a su CA.
   ¿En qué beneficia a un ciudadano español tener que aprender otra lengua oficial española? No me refiero a ventajas culturales o sociales (y en ese sentido entiendo que lo razonable es que cualquier español que vaya a vivir en esas Comunidades haga el esfuerzo de aprender y de usar la lengua de esa Comunidad, aunque sin que sea obligatorio). Sólo es un beneficio real si así el ciudadano consigue superar las barreras que la propia Administración Autonómica y sus políticos van creando, con leyes que exigen el uso de esa lengua: es  un círculo vicioso, impulsado evidentemente por los nacionalistas (que buscan como objetivo la independencia: ser una nación estado, como he explicado). Se dedican a crear las condiciones para que cada vez sea más necesario u obligatorio (para los castellanohablantes) tener que aprender y/o usar la única lengua que ellos consideran que todo catalán o gallego, etc debe usar siempre. ¿Es eso propio del liberalismo, o es más bien propio del estatalismo y del nacionalismo? En Galicia inculcan a los niños la siguiente idea: los gallegos hablamos gallego, es nuestra lengua propia. Y los niños llegan a casa preguntando a sus padres, muy extrañados, que por qué hablan en español si son gallegos....
   Carlos defiende que Converxencia 21 "ten como obxectivo a defensa dos intereses colectivos de Galicia co fin de xerar as mellores condicións para o desenvolvemento individual dos seus cidadáns". ¿En qué quedamos? ¿Lo mejor para Galicia o lo mejor para sus ciudadanos? ¿No es mejor para un niño gallego castellano hablante recibir la educación en castellano? Eso ya lo defendía Castelao: no recibir la enseñanza en la lengua materna causa muchos perjuicios (Ver, en galego); y es lo mismo que defiende la Unesco: aunque los gobiernos gallegos, catalán, etc se empeñan en impedirlo cuando el niño habla español. Para colmo, la Ley gallega exige que se imparta la primera enseñanza en la lengua materna, pero la Xunta, dominada por las presiones nacionalistas lo incumple. ¿No protesta Converxencia XXI por ese abuso e ilegalidad? Todos los que actúan así tienen poco de liberales y mucho de nacionalistas. La última vuelta de esta tuerca nacional-lingüística la está desarrollando el gobierno catalán, que plantea que para trabajar en puestos oficiales en Cataluña sea indispensable hablar siempre y sólo en catalán...
   Se equivoca Carlos en sus tuits (ver abajo) al afirmar que el gallego, catalán, etc. sólo tienen rango de lenguas cooficiales: "por se fose pouco, cooficial, non é sinónimo de oficial, denota status subordinado e secundario a respeito da lingua oficial"; y a continuación saca una conclusión que considero infundada y victimista: "portanto, e dun punto de vista estrictamente legal, os falantes de linguas q non son o español, somos cidadáns de 2ª."
   Cuando hay dos lenguas cooficiales no hay una oficial y otra cooficial, sino que ambas son oficiales. Pero es que, además, la CE dice en su artículo 3, punto 2: "Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos".
   Precisamente el problema en las Comunidades con dos lenguas oficiales es que sus gobiernos nacionalistas están discriminando continuamente a los que preferirían ser atendidos por la Administración autonómica en español... Cuando esos ciudadanos llegan a centros oficiales, o entran en páginas webs de la administración, muchas veces el único idioma empleado es el gallego o el catalán... ¿quiénes son entonces los ciudadanos de segunda clase, discriminados por los que gobiernan, políticos que están empeñados en favorecer a un idoma y a un territorio antes que a "generar las mejores condiciones para el desenvolvimiento individual de los ciudadanos." (frase tomada del ideario de Converxencia 21).
   Esta conversación empezó cuando leí el artículo que Carlos referenció en twitter:  "Una única lengua oficial? Va a ser que no" firmado por Agustí Colomines, autor que se manifiesta como independentista y está a favor de que en la futura Cataluña-Estado haya tres lenguas oficiales: catalán español y aranés, y cuando tras leerlo hice el comentario de que es falso lo que escribe: que "El Reino de España subraya en su idolatrada Constitución que la única lengua oficial es el español."
   Aparte de eso, el artículo de ese catalán independentista se basa en una deformación de la realidad: dice que se siente discriminado cuando va a un restaurante en Cataluña y la carta está en varios idiomas pero no en catalán. Mi experiencia en Cataluña es la contraria: me he encontrado con varios restaurantes en los que la carta estaba sólo en catalán o en catalán y en inglés, pero no en español. Y en cualquier caso habría que recordarle al Sr. Colomines que un restaurante es una empresa privada que puede poner la carta sólo en chinpo y en swahili si les da la gana a los propietaros... Ir en contra se ese principio es ser antiliberal, y supone defender las intromisiones del estado en la vida privada, que coarta la libertades y acaba siempre en la opresión y el absolutismo.
   Que se queje ese catalán de que en Cataluña se discrimina al catalán porque no se usa ese idioma en algunos sitios, alegando que no se considera que el catalán sea una lengua con rango suficiente, es una burla a la inteligencia. Cualquiera que esté informado o que haya ido a Cataluña ha podido comprobar que eso es falso. Los medios oficiales de comunicación son sólo en catalán, al igual que todas las declaraciones de la gran mayoría de sus políticos; y la enseñanza y la adminstración catalanas son o tienden a ser monolingües en catalán, al igual que todas las subvenciones culturales... (Muy parecido a lo que pasa en Galicia).
   Otro problema que se puede debatir es el uso de los idiomas en la justicia o en la sanidad. Soy médico, y me han llegado varias veces pacientes gallegos atendidos en Hospitales de Cataluña que traían los informes en catalán. Si sabían que iban a seguir el tratamiento en Galicia, ¿por qué hicieron los informes en catalán? ¿Es eso algo bueno para el paciente, facilita su asistencia y su salud? Definitivamente no. Y si un juez dicta una sentencia en catalán y ese caso pasa después a un tribunal en Madrid, o tienen que intervenir en el caso abogados que no hablan catalán, o simplemente el afectado en un negocio o juicio quiere consultar su caso con personas o familiares que no entienden catalán ¿a quién beneficia que los documentos se escriban en catalán, si el particular prefiere que se registren en castellano, que también es lengua oficial?
   Cuando se encuentran catalanes con vascos y con gallegos se pueden entender perfectamente en español. Es una ventaja conocer ese código lingüístico, que como tal tiene un gran valor: es uno de los seis idiomas oficiales de la ONU, una lengua universal hablada por más de 500 millones de personas, y la segundo o tercera en importancia mundial según diversos estudios. Los liberales estamos a favor de la unión de Europa, de la globalización y de la concordia y unidad mundial. Y si encontramos y adoptamos un lenguaje único para entendernos en todo el mundo, sería un gran avance.
   Mientras tanto, nos opondremos a que los intereses de los gobiernos y de los partidos políticos nacionalistas estén por delante de los intereses y de la libertad de los ciudadanos: de todos y cada uno de ellos, hablen el idioma que hablen. Y todo liberal debería defenderer que sean libres para hacerlo, para educar a sus hijos en su lengua materna (si es oficial) y para que desde la Administración les atiendan en la lengua oficial de su elección, sin dirigismos ni imposiciones. No como ahora.
   Parece claro que no combinan bien el liberalismo y el nacionalismo.



lunes, 28 de marzo de 2016

La lección de Kichi a Caballero: Yo no soy un señorito dueño de un cortijo que va repartiendo beneficios arbitrariamente a quien se los pide.

Una buena enseñanza del alcalde de Cádiz
(de Podemos) aplicable en Vigo (enlace a noticia).
   Hace cuatro días una pareja increpó al alcalde de Cádiz durante la celebración de un Pleno. Le exigían ayuda económica para salir de su crítica situación, ya que no habían recibido una respuesta positiva de su solicitud a los servicios sociales municipales. Tras intentar apaciguarles, el alcalde José María González, 'Kichi', de Podemos, les dijo que el pleno tenía que seguir su curso: "Ahora mismo está reunida aquí la soberanía del pueblo de Cádiz y nadie puede interrumpirlo", les advirtió. La policía les acompañó fuera del salón (aunque se da por seguro que no serán sancionados).
   Posteriormente ‘Kichi’ escribió una entrada en su Facebook asegurando a la pareja que su situación no se le iba a olvidar, y que tenían derecho a estar enfadados y a protestar. Les decía que con las protestas se pueden cambiar las cosas. Pero añadía: “Pero no podéis pedirme que sólo piense en vuestra familia porque no puedo hacer eso". Y les explicaba que es obligación del Ayuntamiento pedirles papeles y guardar un orden de asistencia. (Es lógico, pues hay urgencias que deben priorizarse a la vista de todas las peticiones y necesidades, y en función de los medios disponibles).
   El alcalde de Cádiz lo dejaba muy claro: “Supongo que no querrías a un alcalde que repartiera techo o trabajo en la puerta del Ayuntamiento como si fuera el señorito de un cortijo. Yo no puedo y no quiero ser eso. Lo siento, Juan, lo siento Tamara, es que no puedo hacer eso". Por último, 'Kichi' afirmaba que volverían a estudiar el caso de la pareja "para buscar soluciones".

   Qué gran diferencia con el alcalde de Vigo, Abel Caballero, quien para muchos observadores lleva años ejerciendo de “señorito de un cortijo”, atendiendo y repartiendo prebendas a quien se las pide directamente o a través de sus programas locales de televisión y radio (llenos además de autobombo y egolatría, y rechazando la mínima crítica... aunque a veces le salga alguien "contestón"). Pienso que sólo los injustamente beneficiados por ese tipo de favoritismo, los amigos y protegidos de quien detenta el poder de manera absolutista, podrían preferir de alcalde a Abel Caballero antes que a José María González ‘Kichi’.
   El alcalde de Cádiz se merece un aplauso, especialmente de muchos vigueses que sentimos envidia sana, y a los que nos gustaría tener un alcalde justo y competente, y no un populista: un "señorito dueño de un cortijo".
Usted pida que yo le concedo: que el que manda en Vigo soy yo.
(Enlace a la noticia - entrevista, donde Abel Caballero afirma:
"Yo voy todas las semanas a las tres cadenas importantes de radio y abro micros media hora.
Una hora a la semana estoy en las cadenas de TV con una audiencia de 100.000 personas.
Esto es la nueva política".