domingo, 11 de noviembre de 2018

Difundido en TV3. Merli, profesor de filosofía, da una lección de respeto a los nacionalistas: y avisa a sus alumnos de que será su pesadilla y un auténtico hijo de puta con ellos y con todos los que falten al respeto a alguien por cualquier motivo...

   Acaba de enseñarme mi hija un episodio de la serie televisiva Merlí (Ver), emitida por TV3 y por La Sexta, que me ha dejado gratamente sorprendido...
   La serie trata sobre un profesor de filosofía llamado Merlí, que educa a sus alumnos en un instituto de Cataluña, estimulándoles a reflexionar y a pensar por sí mismos.
   El episodio se titula "Una lección de respeto" (Ver). El profesor pone en evidencia un caso de falta de respeto de dos alumnos contra un tercero. Y al final les dice solemnemente:
   -Que os quede clara una cosa a toda la clase: no pienso tolerar ninguna discriminación a los compañeros por ninguna razón, ni por ser gays ni por ser gordos ni por ser frikis...¿entendido? Si detecto cualquier conflicto en este sentido seré implacable, me convertiré en vuestra pesadilla, seré un auténtico hijo de puta!


   Magnífico planteamiento: tolerancia cero con la falta de respeto. Y aunque el episodio se centra en un caso de homofobia, deja claro que la discriminación por cualquier causa es inaceptable.
   Y se me ocurre que ahí entran los que son agredidos por llevar una bandera de España, y son empujados por las escaleras del metro (Ver), o los que son despreciados por no hablar catalán (Ver) (Vero gallego (Ver), o los que al manifestarse son insultados por contra-manifestantes nacionalistas al grito de "Españoles hijos de puta" (Ver), o los hijos de guardias civiles que son señalados para que se avergüencen (Ver) porque, según sus profesores, sus padres golpearon bárbaramente a inocentes ancianas que iban a votar...
   Los radicales nacionalistas que se están acostumbrando a ejercer impunemente esas y otras manifestaciones de discriminación y falta de respeto necesitan un profesor de filosofía como Merlí, o cualquier otro interlocutor o sujeto, que les enseñe a comportarse, y también que les impida seguir haciendo lo que están haciendo...
   Enhorabuena en este caso a TV3 (TV pública catalana) y a La Sexta por haber emitido esa serie con ese contenido. Sin duda es sorprendente. A ver si aprenden lo que predican y se aplican la lección, y despiden a todos aquellos que dentro de sus respectivas empresas siguen haciendo lo que Merlí deja claro que no se puede hacer, ya sea limpiarse los mocos con la bandera de España (Ver) o llamar fascistas y radicales (Ver) a cientos de miles d ciudadanos que no lo son, y que simplemente se manifiestan para protestar o para exigir reformas que chocan con la línea de pensamiento único que los intolerantes dirigentes políticos de Cataluña quieren imponer, y lo hacen de manera xenófoba y basándose en el odio, (Ver) pasando por encima de la legalidad y del respeto a todas las personas diferentes...
   No me extrañaría que los políticos nacionalistas, cuando se den cuenta, decidan censurar y prohibir series y capítulos como este, porque a ellos les interesa seguir discriminando e insultando en su proceso de "apartheid" contra todo aquel que no piense como ellos, que no comparta su aversión hacia España, y que se atreva a hablar en castellano (Ver) o a protestar por la imposición de las lenguas nacionalistas... Y como parte de su proyecto deben seguir engañando a los espectadores haciéndoles creer que los intolerantes son los otros, y que ellos son los buenos de la película (Ver).
   Me sumo a Merlí y a todos los educadores que exigen tolerancia cero con la discriminación, sea del tipo que sea. Ya solo falta que los políticos con responsabilidades públicas asuman que forma parte de su función extender la educación y exigir lo mismo que exige Merlí... y vivir de acuerdo con esos principios.
   Y también falta que todos los ciudadanos entiendan que si queremos mejorar nuestras vidas y colaborar al bien común, debemos impedir que cualquier político irrespetuoso con la libertad de los demás, xenófobo, homófobo, violento, mentiroso, fanático o impositor de sus ideas, llegue a detentar el poder. Desgraciadamente, en mi opinión la mayoría de los políticos nacionalistas dan ese perfil.

  El vídeo con la escena en You Tube:





martes, 16 de octubre de 2018

Vigo no existe en el Camino de Santiago portugués.

Cartel en Mindelo,
entre Porto y Vila do Conde.
Como complemento a mi anterior post donde contaba las peripecias de los peregrinos que se pierden por Vigo por falta de trazado uniforme y de señalización, os cuento que he estado estos días en el tramo del Camino que pasa por Porto (Oporto, Portugal) y va por la costa hacia Vila do Conde. Muy bonito y aconsejable la visita y el recorrido.

Y me han sorpendido dos cosas que os comento: 
- Lo bien señalizado que está el Camino a su paso por la ciudad de Porto, algo que se echa mucho de menos en Vigo.
- Y lo segundo, ver que Vigo no sale en el mapa de las etapas hasta Santiago, y en su lugar se cita a la parroquia de Freixo, que está cerca de Corujo, a la entrada en Vigo. Según me han contado, las asociaciones de Amigos del Camino se negaron a poner Vigo como respuesta al desprecio recibido por parte del Alcalde de Vigo, y pusieron Freixo. Una oportunidad perdida de promocionar el nombre de nuestra ciudad (y de atraer visitantes) por culpa de la cabezonería de quien parece que no le gusta que los peregrinos pasen por Vigo y sigan a Santiago, donde -según Abel Caballero- vive el mayor enemigo de la ciudad: el malvado antivigués Alberto Núñez Feijoo. Todo un ejemplo de cómo se preocupa por el beneficio de Vigo, de los vigueses, y de todos aquellos que nos visitan, aunque sea de paso... 

Cartel en Porto,
junto a la Catedral

El panel informativo, en detalle.

El trayecto urbano del Camino
a su paso por Porto, tras cruzar el río Duero,
muy bien señalizado.
El mapa de las etapas desde Porto hasta
Santiago. En vez de Vigo aparece Freixo.


viernes, 28 de septiembre de 2018

Peregrinos a Santiago perdidos al pasar por Vigo.

El Camino de Santiago del sur por la costa es una maravilla. Y por eso cada vez más peregrinos pasan por Vigo. Pero alguien no deja poner los mojones que señalizan el itinerario, y cada vez más peregrinos se pierden al pasar por nuestra ciudad... 

Este fin de semana me encontré en la Puerta del Sol con un peregrino especial: Giuseppe Russo. No era la primera vez que hacía el Camino. Iba solo. Estaba perdido y pedía ayuda para atravesar Vigo. En un sitio le habían dicho una cosa, en otro otra. Le habían indicado que subiera hasta el Calvario, para después tomar Travesía de Vigo y salir hacia Redondela... Le aconsejé ir por García Barbón para pasar por delante de la Iglesia de Santiago, pues considero lógico que si vas a Compostela honres los templos dedicados al Apóstol que jalonan cada recorrido...


Orientando al peregrino Guissepe Russo, perdido en Vigo.

Estuvimos un rato hablando. Giuseppe es uno de esos peregrinos que te encuentras en el Camino que no sabes si es una gran persona porque hace el Camino o hace el Camino porque es una gran persona. O las dos cosas. Fue Concejal de su ciudad, Génova. Le dimos el pésame por la reciente catástrofe del hundimiento del puente Morandi. Hablamos de los políticos actuales, más preocupados de las formas que de los contenidos, de ganar votos que de arreglar problemas, de caer bien que de decir la verdad... Hablamos de la dependencia a los teléfonos móviles y a internet, "la biblia electrónica" que dirige las vidas de los nuevos creyentes... 

¡Buen Camino, Giuseppe!. Y espero que si vuelves puedas seguir los mojones que marcan por Vigo... Flechas y mojones que te dan la tranquilidad de que vas por buen camino, por la senda oficial que se considera la ruta más adecuada (aunque todo buen peregrino se sale de esa ruta ocasionalmente, por los motivos más peregrinos, y nunca mejor dicho).

Todos los Caminos a Santiago tienen una ruta oficial que ha sido marcada por Mojones y Flechas. Esa ruta se ha decidido por consenso, entre las asociaciones de peregrinos y las instituciones oficiales competentes (que para nuestro tramo es Turismo de Galicia).
Lo que pasa en Vigo no es normal, y las quejas de Peregrinos y asociaciones son constantes: Ver. Ver. Ver.
Pero el gran iluminador de la Navidad, Abel Caballero, no está para consensos. Yo fui testigo del boicot, rechazo y desprecio que demostró -hace ya muchos años- a los que empezaron a promocionar este Camino que pasa por Vigo, que ahora ya es oficial: porque no le dejaban decidir a él por dónde pasaba el Camino por Vigo, y porque no le dejaban ser protagonista, porque para él la meta final no debería ser Santiago y Compostela, sino su persona y "su" Ciudad...


Lo más parecido a las indicaciones del Camino de Santiago que tenemos
en Vigo son las flechas amarillas que el alcalde ha colocado en las calles en
obras, que "anuncian" la cercanía de las próximas elecciones municipales...
Los vigueses que siguen creyendo en Abel Caballero estarán convencidos de que, como todos los problemas que tenemos en Vigo, el culpable de esa carencia de mojones es Feijóo, el presidente de la Xunta. Culpable de todo.
El mes pasado unos operarios de la Xunta, quizá excediéndose en sus competencias o por error, colocaron unos mojones del Camino en Vigo... Los tuvieron que retirar inmediatamente porque el Ayuntamiento no lo permite.
Mientras Abel Caballero alimenta su ego, y no entiende que el Camino va a Santiago y no es una visita turística a Vigo, los peregrinos siguen perdiéndose y Vigo es la única ciudad del mundo por la que pasa el Camino y no tiene todavía mojones ni flechas que lo señalicen.


Enlace a la noticia: Ver.
PD. Mi propuesta: El Camino por Vigo, siendo una ruta jacobea "por la costa", viniendo desde La Guardia, Oya, Bayona y Nigrán, debería entrar por la Iglesia de Coruxo, pasar a la Playa de Samil y recorrerla, pasar por el Museo del Mar y seguir por Alcabre y el paseo e Iglesia de Bouzas, recorrer Orillamar y el Berbés (donde se va a habilitar un Albergue de Peregrinos), subir por la Piedra hasta la Colegiata y Puerta do Sol, seguir por García Barbón y la iglesia de Santiago de Vigo, Sanjurjo Badía, y al llegar a la Avenida de la Marina Española desviarse por la calle Baixada ós ríos y seguir por el Camino Real (que si tiene ese nombre es por algo, y que si se acondiciona sería un tramo muy agradable, recuperando el ambiente rural del Camino), hasta llegar a la playa y puerto de Chapela, y seguir hacia Redondela... 

Espero que pronto el Alcalde rectifique y se marque definitivamente el itinerario por nuestra Ciudad. Vigo podría ser comienzo del Camino para muchos peregrinos que podrían llegar en avión o en barco... Esperemos que cambien los vientos y el próximo alcalde de Vigo sea menos autocrático y algo consensuador...
Ultreya!

PD: Ver siguiente artículo sobre la señalización del Camino a su paso por Oporto (Portugal), y la ausencia de Vigo en los carteles del camino Portugués: VER.

jueves, 2 de agosto de 2018

La hermana pequeña de la Cruz del Valle de los Caídos está en Vigo. Un poco de Historia y una propuesta.

   Aprovechando la polémica actual sobre la tumba de Franco, y teniendo en cuenta que en España persisten dos grandes cruces franquistas (la del Valle de los Caídos y la de nuestra Ciudad) me pregunto: ¿vale la pena hacer algo con la Cruz de Vigo? ¿debemos exigirle al alcalde que rectifique y acceda a demolerla? ¿pretenderá acaso Abel Caballero ser enterrado a los pies de esa gran Cruz cuando muera?


   Yo no creo que la cruz de la ladera del Castro de Vigo tenga valor artístico ni religioso (no veo a nadie rezando ante ella). Tampoco creo que compense gastar mucho dinero en demolerla. Pero me encantaría ver en su lugar un monumento que simbolizara la reconciliación y la tolerancia, la unión entre todos los españoles. Quizá se podría hacer un concurso de ideas para modificarla... quizá crear un Patronato con ese fin y buscar la colaboración de los vigueses para colocar en ese sitio una gran escultura artística, con valor estético, y con una simbología acorde con los tiempos actuales, y con el sentir que creo mayoritario entre los vigueses...
   Es inevitable, es ley de vida, que esa cruz de Vigo sea destruida, como se hecho recientemente con otras cruces y monumentos similares, por ejemplo en Larrabetzu - Vizcaya (Ver), Vilassar de Dalt - Barcelona (Ver), Callosa del Segura - Alicante (Ver), El Rosario - Tenerife (Ver)...

   Repasemos la historia de la cruz de Vigo: 
   En 1936 la situación política y social en España estaba a punto de estallar... y estalló. Un grupo de militares y políticos dio un golpe de Estado. Tras una guerra civil que duró tres años, el año 39 el general Francisco Franco se hizo con el poder absoluto y comenzó a gobernar en dictadura...
   El año 1961, al cumplirse 25 años de su Victoria, Franco vino a Vigo e inauguró el monolito de las Islas Cíes y la Cruz de los Caídos de El Castro, en memoria de todos los que lucharon en su bando, los "caídos por Dios y por España", como se decía entonces...
   El año 1975 Franco murió y acabó la dictadura. Pero el problema de la división entre las dos Españas siguió vivo, y aún no lo hemos resuelto...
   El año 1981 el Gobierno Municipal de Vigo se reunió y decretó que la Cruz ya no era un símbolo franquista, sino "religioso", ordenó retirar los signos franquistas, el emblema de la Falange y la inscripción "Caídos por Dios y por España", y se inventó que esa cruz ya no era un símbolo de los caídos del llamado bando nacional, sino de todos los caídos...
    A finales de 2007 entró en vigor la Ley de Memoria Histórica, promovida por el gobierno socialista del presidente Zapatero. Esa ley establece que los objetos conmemorativos de la exaltación del levantamiento militar, de la guerra civil y de la represión de la dictadura deberán ser retirados de los espacios públicos, salvo cuando concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas  protegidas por la ley, lo cual podrá aplicarse a las iglesias.
   El año 2008 fue demolido (volado con dinamita) el monolito franquista de las Islas Cíes.
   Pero en 2013 el Concello de Vigo presidido por el alcalde socialista Abel Caballero rechazó la petición 
de la Asociación Viguesa para la Memoria Histórica de demoler esa cruz, y se rechazó también una propuesta del Bloque Nacionalista Gallego en el mismo sentido.
   En septiembre de 2014 un juzgado de Vigo ordenó por sentencia derribar de inmediato esa cruz, en cumplimiento de la Ley de memoria Histórica y "por ser una humillación para los vencidos" . Pero el Alcalde se opuso y recurrió, y en febrero de 2015 el Tribunal Superior de Justicia de Galicia TSXG revocó esa sentencia, afirmando que una vez retirados los símbolos franquistas era solo un símbolo religioso y podía considerarse que representaba a los caídos de los dos bandos.... La Asociación por la Memoria Histórica presentó, el verano de 2015, recurso de amparo al Tribunal Constitucional.
   Ojalá la sentencia sea a favor de destruir esa cruz. También se puede hacer una colecta y trasladarla a Ponteareas, villa natal de Caballero, si tanto le gusta. Muchos nos alegremos cuando esa cruz sea eliminada. Tarde o temprano ocurrirá. Pero podríamos buscar una alternativa positiva...

lunes, 30 de julio de 2018

Carta publicada: Sobre el juicio por una modificación de historial médico.

   Trascribo la carta que me han publicado en Atlántico Diario de Vigo, donde aclaro que las pretendidas modificaciones de documentos médicos en el caso por el que he sido juzgado y condenado se refieren a correcciones de anotaciones de enfermería que no tienen nada que ver con el historial médico ni con las decisiones médicas que se tomaron. Una muestra más de la obsesión del fiscal por interpretar equivocadamente todo lo que pasó, ocultando la verdad: que la culpa de esa amputación la tuvo el cirujano vascular de Povisa: pero el Fiscal se empeña en creer sus mentiras y se aprovecha de los medios de comunicación para calumniarme...



Agradezco a ATLANTICO DIARIO la publicación de esta carta.
Este medio está demostrando ser mucho mejor que Faro de Vigo
en cuanto a profesionalidad; no entiendo por qué Faro de Vigo sigue
  difamándome, tras las calumnias y desprecios previos que me hizo.
¿Alguien lo sabe?

  Carta publicada el día 21 de este mes en Atlántico Diario de Vigo (Ver en edición digital).

   En relación con la noticia aparecida hace dos días sobre el juicio que se va a celebrar en Vigo contra un Gestor de la antigua Clínica El Castro, acusado de alterar el historial clínico de una paciente que sufrió la amputación de una pierna, agradecería la publicación de este escrito aclaratorio, pues aunque no estoy imputado en ese juicio he sido mencionado, y la noticia me atañe.
   No es cierto que se modificaran partes médicos, como se afirma. La noticia omite decir que lo que se modificaron no fueron informes médicos, sino unas anotaciones de las Observaciones de Enfermería, en las que se escriben datos y valoraciones para trasmitir novedades a la enfermera que entra en el siguiente turno, y que estrictamente hablando no forman parte de la historia clínica (de hecho el Historial de Povisa no las aporta).
   Antes de imprimirlas y enviarlas al juzgado se revisaron esas Observaciones, y se realizaron cinco pequeñas correcciones de errores o inexactitudes que contenían, sin que esas modificaciones aporten ninguna novedad a lo que se había plasmado en los informes médicos. Una enfermera anotó dos veces que la sensibilidad de la pierna era nula, cuando realmente estaba disminuida, como consta en todos los informes, en anotaciones de otras enfermeras y en el informe de la UCI de Povisa. Por eso se modificó poniendo lo correcto: “sensibilidad disminuida”. Además, esa falta de sensibilidad no tenía que ver con falta de circulación (que al final ocasionó la amputación), sino con la gravedad del traumatismo inicial, que produjo estiramiento del nervio, como han afirmado todos los médicos que han participado en el juicio.
Otra enfermera escribió entre sus Observaciones que durante la cura del domingo se había producido una disminución de la perfusión distal, y que no se había captado oximetría en Quirófano. Lo primero era cierto pero lo segundo no. Esa enfermera estaba en planta, y no en quirófano: no presenció lo ocurrido y entendió mal lo que había pasado. En los informes médicos dejé constancia de que “tras la cura se comprobó disminución de la perfusión distal”, que fue lo que me llevó a pedir un angioTAC urgente. En quirófano captamos señal, y al subir a planta esa misma enfermera también registró señal de oximetría en todos los dedos del pie, y así lo anotó. Por tanto se eliminó la frase “no captándose oximetría en Qx”, porque no era cierto.
    Es importante saber que en esas Observaciones una enfermera consignó que no palpaba pulso en el dorso del pie. Al ser esa una valoración que había hecho directamente esa enfermera, no se modificó su anotación. Es evidente que si se hubiera querido falsificar esas Observaciones para encubrir un estado clínico circulatorio distinto al real, se habría borrado esa anotación sobre el pulso, y no hubiera tenido sentido hacer las modificaciones que se hicieron. Aclaro que posteriormente otras enfermeras y médicos sí que palparon pulso, y que en ningún momento se produjo isquemia (ausencia de llegada de sangre al pie).
   La última modificación que se realizó de esas Observaciones de Enfermería se refiere a una anotación del domingo por la tarde, cuando yo informé a la enfermera de turno de que ya había visto el resultado del angioTAC, y le dije que había hablado con un cirujano vascular y que la paciente se trasladaría el día siguiente a la Clínica Quirón, y que ya le había notificado el traslado al Director Médico para que lo supiera (un trámite rutinario). Si antes de entregar esas hojas al Juzgado se borró la frase “que ya habló con el director médico”, fue porque el director médico no vio necesario que figurara en las Observaciones de enfermería ese pormenor de tipo administrativo: y es evidente que la supresión de esas siete palabras no tiene ninguna trascendencia a efectos médicos.
   Según dice la noticia, la Fiscalía “entiende que esos datos suprimidos o alterados eran fundamentales y determinantes para conocer el estado y la evolución clínica de la lesionada y por lo tanto para objetivar si los médicos operaron según la lex artis o no, objeto esencial de la pretensión que se dilucida en el procedimiento penal”. Parece poco razonable sospechar que esas modificaciones mencionadas se hicieran para reducir la gravedad de la situación o para encubrir una negligencia médica.
   La noticia publicada remarca que yo fui condenado por retrasar 15 horas el traslado de la paciente. La Juez en su sentencia dijo que tenía “dudas razonables”, pero acabó asumiendo que cuando llegó a Povisa la pierna ya estaba en isquemia. Todos los datos médicos objetivos y el testimonio pericial de una decena de médicos especialistas demuestran que no había isquemia: pero en cualquier caso ese retraso lo decidió e indicó -con buen criterio, pues la situación era estable- el cirujano vascular de la Clínica Quirón a quien yo consulté un día antes del traslado.
    Yo sigo esperando que los Jueces de la Audiencia Provincial, que están estudiando el recurso presentado por mi abogado, consideren correctamente todas las pruebas, entiendan el complejo proceso médico que se produjo en este caso, y decreten mi inocencia. Y que después investiguen si tras el traslado a Povisa se cometió algún error, pues hasta ahora se han creído la versión del cirujano vascular de ese Hospital, y se han negado a investigar lo que pasó allí entre el lunes y el miércoles, día en que se realizó la amputación. Espero que pronto salga a la luz la verdad: que ese cirujano vascular que trabajaba en Povisa, que reconoció no haber leído los informes ni ver las prueba, se equivocó en el diagnóstico e hizo mal la operación, y después, para encubrir su error y evadir su responsabilidad, mintió y falsificó informes (se ha comprobado), echándome a mí la culpa de la amputación, descaradamente. Una calumnia que me ha ocasionado y me sigue ocasionando -a mi y a mi familia- un grande e injustísimo perjuicio.


Enlace a la noticia publicada en FARO de VIGO: VER.
He mandado una carta de rectificación, pero ni me han contestado.



miércoles, 11 de julio de 2018

La Ministra de Ecología debe elegir entre salvar el planeta o salvar a los dirigentes sindicales de CCOO y otros.

Ganar dinero con el carbón sale demasiado caro.
Cuanto antes se deje de contaminar con combustibles fósiles mucho mejor.
   Si alguien ha demostrado que le importa un pimiento la ecología son los sindicatos de clase. Lo dejaron claro con las violentas huelgas que promovieron hace seis años en la minería de León y Palencia. CCOO y UGT pedían más ayudas para el carbón, para seguir explotándolo y contaminando, y lo hacían con el argumento de que era necesario "por la supervivencia de los trabajadores del carbón". Para mí, esos sindicatos representan en ese sentido la antítesis del bien común, pues parece que no les importa para nada la supervivencia de todos los humanos ni del planeta.
La Ministra de Ecología Teresa Ribera
con Unai Sordo, Secretario de CCOO.
   La nueva Ministra para la Transición Ecológica del Gobierno del PSOE se ha juntado con el enemigo. El otro día participó en un acto con CCOO, y anunció que la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética irá acompañada de un Plan de Transición Justa. "Teresa Ribera considera indispensable que las personas estén situadas «en el centro» de este proceso y apuesta por activar un diálogo real con los agentes sociales para abrir una nueva etapa en España, «más justa socialmente y más realista ambientalmente»".
   La Ministra me da miedo: o no se entera o nos engaña.
   Y yo le pregunto: ¿Qué personas deben estar situadas en el centro del proceso ecológico, como ella dice? ¿Los sindicalistas y los trabajadores de empresas contaminantes? ¿O quizá y por el contrario todos los seres vivos afectados por lo que ellos hacen?
   Señora Ministra: o se libera de lastres y compromisos que le impiden hacer bien su trabajo, cumplir la misión de dar un giro radical a la insoportable actividad contaminante de España, o dimita ya, cuanto antes mejor... 
Los argumentos de CCOO y de UGT a favor del carbón
quedan bien expuestos en esta imagen. VER.

sábado, 23 de junio de 2018

Lo que no nos cuentan los políticos sobre los trasplantes de órganos en España.

   Hablando sobre la sanidad pública (a lo que he dedicado mi anterior post, demostrando la falsedad del mantra de que tenemos la mejor sanidad del mundo: Ver) siempre sale a relucir la afirmación de que nuestro sistema de trasplantes de órganos es el mejor del mundo. La publicidad de la Marca España (Ver) no deja de presumir y de destacar ese "liderazgo".
   Es indudable que somos el País del Mundo que más trasplantes realiza en relación con su población.
   Pero la cuestión es saber si eso es bueno o malo... ¿Cantidad es lo mismo que calidad? ¿Y a qué precio hacemos más trasplantes que los demás? ¿Hay intereses ocultos y gente que se aprovecha? ¿Compensa ese gasto...?
   Es evidente que si en otros países no hacen más trasplantes no es porque no puedan, sino porque no quieren. Y no quieren porque saben que los medios son limitados y hay que emplearlos bien: y los responsables de la salud pública han decidido que no les compensa el gasto de hacer tantos trasplantes, porque no es eficiente ni beneficioso para la salud de toda la población...
   En España en cambio el dinero público parece que no es de nadie, y nuestros gobernantes han demostrado su irresponsabilidad.
   Como se ha denunciado, el modelo de la ONT (organización nacional de trasplantes) está "dopado con dinero" (Ver artículo denuncia), y no hay transparencia sobre el gasto en trasplantes.
   Hace dos años una eurodiputada checa denunciaba en el Parlamento Europeo la absoluta falta de transparencia y la complicidad de las autoridades sanitarias en España (Ver).
   En España los gestores políticos deciden por los médicos, y no se atienden a criterios científicos sino a intereses publicitarios y electoralistas.
   Tampoco hay criterios unificados de indicación de trasplantes en las diversas Comunidades, aumentando la falta de equidad.
Artículo denuncia: Ver Referencia
   Hay muchos intereses privados por medio: los médicos también han denunciado (Ver) el despilfarro de millones (nadie sabe cuántos) y el amiguismo de los grupos de gerentes y médicos que se forran gracias a esa actividad.
   En Galicia por ejemplo los trasplantes solo se hacen en Coruña y Santiago, pero no en Vigo, que es la ciudad más poblada: se ha publicado que un cirujano que hace trasplantes gana 150.000 €/año, y otro que no los hace, trabajando lo mismo, gana 60.000 (Ver). Me han contado peleas entre Jefes de Servicios Médicos en Coruña para conseguir hacerse con la exclusividad de esa actividad... ¿no les suena a mafia?
   Nuestros políticos y la gente interesada en el negocio presume de realizar muchos trasplantes, pro no nos dicen lo que se gastan. Tampoco sabemos los resultados de esas operaciones, ni podemos comprobar si se hacen bien y evolucionan bien todos los trasplantes que se hacen (para poder ajustar las indicaciones por ejemplo). Y no sabemos cuántos años de vida sana proporcionan a los enfermos trasplantados, y cuántos años de salud y de vida se podrían conseguir si parte de esos medios gastados en el oscuro mundo de los trasplantes se emplearan en otros ámbitos de salud que son muy necesarios para la población general.
   Basarse en el número de trasplantes para presumir es superficial e imprudente, y puede encubrir falta de ética y despilfarro: sería como si presumiéramos de tener más aeropuertos fantasma que nadie (aunque no funcionen: Ver), o más vías de trenes de alta velocidad (Ver), o más plantas desaladoras de agua que no son rentables (Ver)..,, aunque luego no tengamos dinero para pagar bien a los profesionales, o para tratamientos, o para dependencia, o para pensiones...