domingo, 7 de febrero de 2016

La falta de actividad de Ciudadanos Galicia en Redes Sociales (Twitter y Facebook).

Este artículo es continuación del previo, titulado:
"Ciudadanos Galicia de mal en peor..." (Ver).

El 99% de los tweets (o tuits) de CsGalicia son retuits
   Como usuario de Twitter he estado un rato revisando el Perfil de la cuenta oficial de Ciudadanos Galicia@CsGalicia.
   En lo que llevamos de año, llevan publicados 130 tweets.
   Pero todos (menos uno) son retuits (meras repeticiones) de actos políticos y de declaraciones de dirigentes foráneos de Ciudadanos, y anuncios de propuestas y actividades del partido "naranja" a nivel nacional. Nada propio, ninguna idea para Galicia, ninguna propuesta personal... Ausencia completa de iniciativas o de creación política...
   La única referencia a actividad política de CsGalicia durante 2016 es un retuit (publicado el 10 de enero) de otro tuit de Chris Fero, responsable de comunicación de C´s de Pontevedra, en el que enlaza a una artículo aparecido el La Voz de Galicia sobre controversias acerca de dos iniciativas de la concejala de Ciudadanos en Pontevedra, María Rey (para mí, de las pocas personas de C´s de Galicia que concuerda con lo que cabría esperar de alguien que se implica en trabajar en ese partido al servicio de los ciudadanos).
El único tuit con texto original.
   Y el único tuit original es uno del 8 de enero en el que presentan a su único Diputado por La Coruña, Antonio Rodríguez, tomando posesión del cargo.
   Resulta extraño que esa cuenta @CsGalicia no haga ninguna referencia a la entrevista que hizo el 3 de enero la portavoz gallega del partido, la lucense Olga Louzao, entrevista que fue recogida por los medios (Ver). ¿Quizá ese silencio se deba a que tenía malas relaciones con los dirigentes del partido? De hecho, Louzao, que había sido elegida Portavoz en diciembre, durante el mandato de Javier Chouza, fue cesada de ese cargo el 25 de enero, justo tras el relevo en la cúpula de C´s, cuyo máximo poder lo tienen ahora otra vez Juancho Chouza y (en cierta medida) José Canedo (a través del nuevo portavoz Sánchez-Agustino) (Ver explicaciones en mi anterior entrada, referenciada arriba).
   Tampoco en el Facebook de Ciudadanos Galicia se menciona esa entrevista de la entonces Portavoz, Olga Louzao. Ni en todo el tiempo que llevamos de año se plantean ni debaten en esa red social propuestas o asuntos referentes a Galicia...
La problemática en Cataluña es distinta a la de Galicia.
   Como votante de Ciudadanos me apena profundamente que siendo ese un partido progresista y antinacionalista que podría ser una excelente alternativa al PP y al PSOE, no sea capaz de despegar en Galicia, y siga dando toda la impresión de que permanece anclado en su pasado caciquil y en la incompetencia.
   Si a pesar de estas críticas y de otras no reaccionan, se acabarán cargando el partido, decepcionando y traicionanado a miles de gallegos, que confiábamos en ellos.
   Y deduzco que la responsabilidad máxima de ese "fraude" la tiene el Secretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías, que en mi opinión, y para no pensar que quiere hacer daño a su partido, o no se entera o es un ingenuo.
   Habrá que buscar otras alternativas.

   PD. Con cariño a los ciudadanos de Ciudadanos. Esto es crítica, ya lo sé. Os la podéis tomar como queráis: con cabreo e indignación, insultando y matando (intencionalmente) al mensajero... Pero os aconsejo que os la toméis como crítica constructiva, y que os ayude a mejorar. Esa es mi intención. Sería genial que lo hicierais bien y que os liberarais del lastre... Suerte!

sábado, 6 de febrero de 2016

Ciudadanos Galicia de mal en peor: vuelven a hacerse con el poder dirigentes que habían sido destituidos.

De izquierda a derecha, los dirigentes de C´s Galicia:
Javier Chouza, dirigente de marzo 2015 a enero 2016;
Juancho Chouza, dirigente hasta marzo 2015,
cesado, y nombrado de nuevo en enero de 2016,
y José Canedo, dirigente hasta marzo de 2015,
cesado, pero que sigue mandando en Santiago
(y desde allí coloca a sus peones...).
   2015 fue un año muy problemático y convulso para el partido Ciudadanos en nuestra Comunidad.
   Ya en febrero se disolvió la dirección del partido en A Coruña con un cese y dos dimisiones (Ver), que fueron seguidas de la expulsión de 14 afiliados (Ver),
   Estalló entonces una crisis que hizo intervenir a la dirección del partido de Barcelona: para aplacar las críticas de muchos afiliados contra los dirigentes territoriales fueron cesados de sus cargos los dos delegados de Ciudadanos en Galicia, José Canedo y Juancho Chouza. Ciudadanos pasó a ser dirigido por un delegado de bajo perfil, Javier Chouza. Pero para muchos observadores los dos dimitidos (Canedo y Juancho) siguieron manejando el partido desde la sombra...
   (Sobre esos dos exdirigentes de UPyD que se pasaron a C´s escribí el artículo: "Una herencia envenenada de UPyD").
   Varios afiliados de A Coruña que habían sido expulsados pidieron entonces ser readmitidos en el Partido, alegando que los culpables de todos los problemas habían sido esos dos dirigentes que acaban de ser destituidos, quienes "pretendían gobernar la agrupación de A Coruña desde Santiago", y a los que acusaron de ocultos intereses personales... Pero su petición no fue aceptada (Ver).
   José Canedo siguió siendo, a nivel local, el máximo dirigente del partido en Santiago de Compostela. Y en abril saltó la crisis en esa ciudad, rebelándose los afiliados contra él. Canedo expulsó a varios de ellos (él o la dirección del partido a su propuesta, da igual). Otros afiliados se fueron del partido, lanzando públicamente contra Canedo graves acusaciones (Ver). Según fue publicado, el afiliado Manuel Viña le calificó de "Dictatorial, egocéntrico, oscurantista», y dijo que "no comprendía como la dirección del partido había permitido que siguiera como responsable de la agrupación de Santiago tras ser defenestrado al frente de la delegación gallega". Los afiliados de Santiago eligieron como candidata para las municipales a Maria Dolores Pazos, pero al final (se supone que por decisión de Canedo) el cabeza de lista fue Javier Sánchez-Agustino, ex concejal del PP entre 2003 y 2011. En una entrevista (Ver) Sánchez-Agustino demostraba su unión y simpatía hacia Canedo, a quien calificaba como "el hacedor de Ciudadanos en Galicia".
José Canedo con Javier Chouza
en agosto de 2015. Aunque Canedo
no tenía cargo en la ejecutiva gallega
todo hace pensar que seguía
(y sigue) controlando el partido.
   Los problemas en C´s Galicia siguieron, y poco antes de las municipales los afiliados de Ourense se enfrentaron a la dirección gallega, que pretendía manejar las listas electoral (y colocar a ex de UPyD, según denunciaron los afiliados): al final el conflicto no se resolvió, y C´s no se presentó en Ourense. Fue la única capital de toda España donde el partido "naranja" no concurrió a las elecciones. Y toda la ejecutiva local de C´s Ourense se dio de baja de partido (Ver).
   En junio, entre 15 y 20 afiliados de Vigo (incluido Javier Xove Rivera, miembro de la ejecutiva territorial) fueron expulsados (Ver) por pedir responsabilidades a la dirección del partido por los malos resultados en las municipales. Como en otras ocasiones, la dirección gallega de C´s apoyó a los dirigentes de Vigo (Modesto Comesaña y Josefa Casado, ex compañeros de Canedo y de Chouza en UPyD) y purgó el partido de afiliados críticos. Como rechazo a esa despótica decisión, José Ribadulla dimitió y se fue del partido: Ribadulla había sido elegido semanas antes en primarias, por los afiliados de la provincia de Pontevedra, para ser el candidato para el 20D (Ver). Ante el vacío creado, la dirección regional de C´s (radicada en Santiago) no se fió de los afiliados que quedaban en el partido en Pontevedra y eligió a dedo, en el último momento, a su nuevo candidato, Antonio Lara, también considerado "oficialista" (Ver). (Las encuestas daban uno o dos diputados para C´s en esta provincia: pero el resultado fue muy malo).
   Los conflictos entre dirigentes, afiliados y ex-afiliados se sucedieron (Ver), y esa crisis permanente de C´s en Galicia se reflejó en la decisión que tomó Albert Rivera en agosto: no incorporar a ningún dirigente gallego en la nueva ejecutiva nacional de su partido. Algo que muchos consideraron un desprecio (Ver).
   En las Generales del pasado diciembre, haciendo una campaña que fue muy criticada por las "ausencias" de los candidatos (Ver), y por carecer de propuestas para Galicia, (Ver), Ciudadanos sólo consiguió un diputado, por la provincia de A Coruña: Antonio Rodríguez (quien dijo en campaña que desvelaría sus propuestas para Galicia después de las elecciones). Ciudadanos obtuvo en Galicia muy malos resultados, los terceros más bajos después de los de las comunidades vascas.
Javier Sánchez Agostino (con el paraguas naranja),
muy cercano de José Canedo (a la derecha).
   Y ahora sospechamos que los antiguos dirigentes de Ciudadanos han vuelto a convencer al Secretario de Organización del Partido, el catalán Fran Hervías ("el hombre que mueve los hilos") de que ellos son los mejores para dirigir el partido. Y Hervías ha caído en la trampa: el 23 de enero se hizo público que Juancho Chouza, 10 meses después de su destitución, volvía a ser elegido Delegado Territorial de Galicia (Ver noticia). El hasta ese momento cabeza de C´s en Galicia, Javier Chouza, volvía a ser un fiel afiliado de base, dispuesto a sacrificarse y a obedecer por el bien del partido...
   Como colofón (por ahora) de la peyorativa evolución de Ciudadanos en Galicia, el pasado 25 de enero Fran Herviás nombró a Javier Sánchez-Agustino miembro del Comité Territorial y nuevo portavoz de Ciudadanos en Galicia (Ver noticia). Lógicamente podemos pensar que José Canedo está detrás (y muy contento) de ese nombramiento, ya que Sánchez-Agustino puede considerarse su delfín, y le debe el agradecimiento de haber sido aupado por él, también a dedo, para ser candidato en Santiago...
   Continúa en el siguiente Post: "La falta de actividad de Ciudadanos - Galicia en RRSS" (Ir)

domingo, 24 de enero de 2016

La orientación política que los españoles queremos: matemáticamente Rajoy no debe ser presidente.

(Artículo publicado ayer en Atlántico Diario con el título: Política y Matemáticas)

   Las decisiones políticas que se basan en planteamientos ideológicos, que son las que más diferencian a unos partidos de otros, se podrían puntuar y catalogar como de derechas o como de izquierdas.
   En el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de noviembre, una amplia muestra de españoles valoraron a los partidos políticos en el espectro izquierda – derecha, puntuando en una escala de cero a 10, siendo cero totalmente a la izquierda, y 10 totalmente a la derecha. El resultado de los cuatro partidos principales fue: Podemos 2.4 puntos; PSOE 4.4; Ciudadanos 6.3; y Partido Popular 8.2.
   Cuando un español vota a un partido es porque quiere que las políticas que se lleven a cabo en España vayan en la dirección ideológica que defiende ese partido. Pero como no todos los españoles pensamos lo mismo, cada partido recibe un apoyo diferente.
   El 20 de diciembre se celebraron elecciones, y cada uno de esos partidos consiguió un número de diputados en proporción (no exacta) con el número de españoles que les votó. Aplicando el espíritu de la democracia, el gobierno de España debería dirigirse en la dirección que desea el conjunto de los españoles, consiguiendo un equilibrio o proporcionalidad entre las distintas opciones y orientaciones, en función del peso específico de cada una de ellas.
De izquierda a derecha: Podemos 2.4;
PSOE 4.4; Media 5.6 (flecha amarilla); C´s 6.3; PP 8.2.
   Para calcular dónde está ese punto de equilibrio podemos multiplicar el número de escaños obtenido por cada partido por la puntuación que tienen en la escala de cero a 10 (izquierda - derecha) reflejada en la encuesta del CIS. Así, podemos sumar: 123 diputados del PP por 8.2; más 40 de C´s por 6.3; más 90 del PSOE por 4.4; más 71 de Podemos (añadimos los dos de IU a sus 69, por tener una ideología de izquierdas equiparable) por 2.4. Y el resultado final lo dividimos por los 324 escaños que tienen entre esos partidos (dejando aparte a los nacionalistas, que no buscan el bien común de todos los españoles), y obtenemos una media ponderada de 5.6 puntos. La conclusión que podemos sacar: lo ideal sería que el gobierno representase la ideología que se correlaciona con esa puntuación: 5.6 puntos, que cae en el ámbito del partido Ciudadanos aunque un poco escorado hacia el PSOE.

En verde, el vector resultante de la ideología
elegida por los españoles, en base al peso específico
de cada uno de los 4 grandes partidos.
(Disculpren mi programa de gráficos tan antiguo).
   Muchos pensamos que Mariano Rajoy no sería capaz de permitir que se desarrollaran políticas que reflejen la ideología expresada en esa puntuación; y además, echando las cuentas que hemos echado, vemos que la voluntad global de los españoles no coincide con un gobierno de derechas, sino de centro. Para mí, lo ideal sería que el presidente fuera Albert Rivera, o Pedro Sánchez, pero que todos los partidos colaboraran en lo que queremos la inmensa mayoría de españoles: arreglar los graves problemas que tenemos. Y que se aplicara de forma proporcional y de manera permanente, a través del trabajo y del debate parlamentario constructivo, la voluntad de todos los españoles que nos hemos expresado en las urnas, y que cada partido influyera de forma proporcional en la confección de leyes, proyectos, presupuestos y decisiones políticas, sin excluir a ningún partido, sin considerar enemigo a nadie, aunque no compartamos las ideas que defienden: porque eso supondría excluir a un gran número de conciudadanos que están representados por sus diputados. Eso es política vieja, que hay que erradicar. Y a quienes no lo quieran o sepan hacer, ojalá que nadie les vuelva a votar.
   "La democracia es la soberanía de la mayoría nacional". Da igual quien dijo esa acertada frase: lo importante es que se haga realidad. En honor a la verdad, la frase es del revolucionario francés, considerado federalista, socialista y anarquista Pierre Joseph Proudhom. Ojalá no renunciemos nunca a esa soberanía, y nuestros representantes se impregnen de un nuevo espíritu revolucionario y democrático, y dejen de considerar a los demás partidos sus enemigos.

   PD. Una encuesta hecha un mes tras el 20D muestra como resultado que el 61% de los españoles quieren que los partidos hagan pactos y se entiendan para poder gobernar. Eso sí que es mayoría absoluta.



sábado, 23 de enero de 2016

"Maldigo" la película "Palmeras en la nieve" (por Guinea).

Fernando Glez Molina ha dirigido la película,
rodada en Colombia y Canarias. (Y en Huesca).
¿Por qué no ha rodado en Guinea? Si no lo sabías,
tras leer este artículo lo deducirás fácilmente...
    (Este artículo ha sido publicado ayer en Tribuna del Lector del periódico Faro de Vigo: ver en edición digital).

   He salido cabreado del cine tras ver Palmeras en la nieve, adaptación de la novela escrita por Luz Gabás. Hay una grandísima diferencia entre la versión cinematográfica y el libro: mientras la película se centra en dramas personales y amores posibles e imposibles, la obra escrita aprovecha la ocasión para denunciar la situación política y social de Guinea Ecuatorial, donde a la dictadura militar de Macías Nguema siguió la actual de Teodoro Obiang (quien por cierto hizo su carrera en la Academia Militar de Zaragoza).
   La antigua colonia española es uno de los peores países del mundo para vivir, en términos de derechos humanos: falta de garantías y libertades, detenciones y penas de muerte arbitrarias, pobreza extrema del 90% de la población a pesar de su riqueza petrolífera...
    Desgraciadamente, la mayoría de los españoles no tienen ni idea de lo que pasa en Guinea, cuyos habitantes fueron nuestros compatriotas hasta el año 1968. Los que han hecho esa película han perdido la gran oportunidad de hacer que millones de personas (no solo españoles) fueran conscientes de los graves problemas que hay en ese país africano, problemas mantenidos o favorecidos por la indignidad y la corrupción de tantos políticos (españoles y de otras naciones) que se mueven principalmente por intereses económicos, sojuzgados por los poderosos directivos de las multinacionales: porque empresas de Estados Unidos y de España son las que más se aprovechan del petróleo guineano, y les va muy bien negociando con el dictador Obiang.
Una escena de la película, en los
campos de cacao, poco antes de
la independencia de Guinea.
   La película sólo ofrece algunos guiños aislados, referencias imprecisas al problema, algo que solo captaremos los que ya estamos informados. Muy diferente a lo que inspira la lectura de la obra escrita, que en ese aspecto resulta reveladora y conmovedora, y mueve a la indignación y a la exigencia de justicia.
   Le tomo prestado a Gabriel Celaya la letra de su protesta más conocida: La poesía es un arma cargada de futuro. El cine es un arma muy influyente, que llega a mucha gente, y que puede hacer mucho bien o mal. Y en épocas de crisis como ésta hay que tomar partido: el que calla y encubre al opresor o al asesino se pone de su lado. Gastar millones para hacer cine que no es comprometido, sobe todo cuando se basa en una obra literaria que sí que lo es, me parece un insulto a todos los que sufren injusticia. Por eso, tengo que parafrasear al poeta guipuzcoano, quien cantó: "Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse".
 
   Desapruebo rotundamente esa película (por el motivo señalado, no por sus valores como cine de aventura, entretenimiento e historia romántica), y se lo recrimino cabreado a los responsables.
   "La poesía es un instrumento para transformar el mundo", dijo Celaya. El cine y toda obra cultural también lo son, añado yo. "Porque vivimos a golpes... Nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno. Estamos tocando el fondo."
 
Para que lo disfrutes Paco Ibáñez cantando a Gabriel Celaya, en 2008:
 
   PD: Informe de Amnistía Internacional 2014/15 sobre Guinea:
https://www.amnesty.org/es/countries/africa/equatorial-guinea/report-equatorial-guinea/
   Aclaraciones a ese informe:
http://www.guinea-ecuatorial.net/ms/main.asp?cd=ni9298

  PD2: Interesante crítica cinematográfica sobre Palmeras en la nieve (para los cinéfilos):
http://losinterrogantes.com/cine/critica-pelicula-palmeras-en-la-nieve

domingo, 10 de enero de 2016

Podemos se equivoca: realmente pueden constituir siete Grupos Parlamentarios. (Y el total de grupos debe ser 32).


   Aplicando el razonamiento de Podemos, en el nuevo Parlamento que se está constituyendo estos días se deben formar 32 grupos parlamentarios...

Todos los titulares de la noche del 20D daban 69 diputados a Podemos.
Pablo Iglesias ratificó ese resultado innumerables veces.
   Cuando concluyó el recuento de votos del 20D, Pablo Iglesias y todos los votantes de Podemos celebraron haber conseguido 69 diputados. De hecho, Pablo fue el candidato a la presidencia del gobierno de las coaliciones con las que Podemos se presentó en Cataluña, Valencia y Galicia, e hizo campaña (junto con los otros líderes de Podemos) en esas tres Comunidades.
   Pero ahora Podemos exige formar cuatro grupos parlamentarios.
   Según el reglamento del Congreso, para constituir un Grupo Parlamentario un partido debe tener al menos 5 Diputadosmás del 15% de los votos en cada circunscripción en la que se hayan presentado, o más del 5% de los votos en todo el Estado. Otra norma es que no pueden formar grupos parlamentarios distintos diputados del mismo partido político o coalición.
   Los argumentos que más se repiten desde Podemos son que, por un lado, tienen derecho a ello según el reglamento; y por otro, que los diputados elegidos por Podemos en Cataluña, Valencia y Galicia tienen que formar su propio grupo parlamentario para poder defender los intereses de los ciudadanos de las Comunidades que les han elegido.
   Pues bien: si aceptamos que son partidos políticos distintos entonces los de Podemos están equivocados, porque realmente pueden constituir no cuatro, sino siete grupos parlamentarios.
   También Podemos de Andalucía, de Madrid y del País Vasco tienen los diputados necesarios (cnco o más) y más del 15% de los votos en esas circunscripciones, por lo que podrían constituir su propio grupo. Y aparte de los seis grupos que resultan, quedarían 19 diputados de Podemos que formarían el grupo parlamentario "general" o "nacional".
    Pero eso mismo lo podrían hacer los demás partidos: si por ejemplo el PPdG (Partido Popular de Galicia, presidido por Alberto Núñez Feijóo) o el PSOE Andaluz (presidido por Susana Díaz) piden tener su propio Grupo, tendrían el mismo derecho que Podemos coaligado con las Mareas, Compromís o En Comú, porque tienen más diputados que ellos y superan con creces el 15% de los votos de sus respectivas circunscripciones autonómicas. Y así, aplicando para todos el mismo criterio (que son partidos políticos distintos, ya que es cierto que tienen su propia organización y entidad jurídica y organización), el PP tendría nueve grupos, el PSOE otros nueve, y Ciudadanos tres. En total, la Cámara baja quedaría formada por 32 grupos parlamentarios.
   Así quedaría el Parlamento:
- El PP (123 diputados) tendría nueve grupos parlamentarios: general (30 diputados), Andalucía (21), Castilla y León (17), Madrid (13), Valencia (11), Galicia PPdG (10), Castila La Mancha (10), Aragón (6), y Murcia (5).
- El PSOE (90) tendría otros nueve: general (20), Andalucía (22), Castilla León (9), Castilla La Mancha (7), Cataluña PSC (8), Madrid (6), Galicia (6), Valencia (6), Extremadura (5).
- PODEMOS (69) tendría siete: general (19), Cataluña En Comú (12), Andalucía (10), Valencia Compromís (9), Madrid (8), Galicia En Marea (6), Pais Vasco (5).
- Ciudadanos (40) tendría tres: general (28), Madrid (7) y Valencia (5).
- Y aparte estarían los otros cuatro grupos: ERC (9), DL (8), PNV 86) y Mixto EU, EH Bildu, CCa PNC (5).
   Se da la circunstancia de que Ciudadanos de Andalucía  tiene 8 diputados, pero sólo el 13.77% de los votos en esa circunscripción, por lo que no podría formar grupo propio. Lo mismo le ocurre en Cataluña (5 diputados, 13%), comunidad donde también el PP de Catalunya tiene 5 diputados pero sólo el 11% de los votos, por lo que tampoco podría formar grupo propio.
Un congreso con 32 grupos parlamentarios sería ingobernable.
   En mi opinión, el desorbitado gasto de dinero público que supondría tener 32 grupos (subvenciones, asesores...), y el ralentizamiento del funcionamiento del Parlamento que esa circunstancia provocaría, serían insoportables.

   Además, considero que no es cierto el "argumento democrático" que usan los grupos de Podemos (que no van a poder defender los intereses de los ciudadanos que les han elegido si no tienen su propio grupo). Porque para tomar las decisiones y aprobar las leyes cada diputado tiene un voto, y ¿acaso los 69 diputados de Podemos no van a defender los intereses de los valencianos, o de los catalanes, o de los gallegos...? El Parlamento toma decisiones que afectan al bien común de todos los españoles, y nadie debe buscar el interés localista en perjuicio del resto.


jueves, 7 de enero de 2016

Los dinosetos, engaño y desprecio del gobierno de Vigo a los vigueses.

El 19 de mayo Dinoseto hizo su aparición
en la rotonda de la calle Rosalía de Castro.
   Poco antes de las elecciones municipales del 24 de mayo pasado el Concello de Vigo terminaba a marchas forzadas muchas obras de las llamadas "humanizaciones". El 19 de mayo operarios del Concello colocaban un gran arbusto en forma de dinosaurio como decoración en la rotonda del cruce de las calles Rosalía de Castro y Oporto.
   Se desató una gran polémica, mezcla de sorpresa, críticas y burlas, y casi inmediatamente el Concello dijo que había sido un error del Departamento de Parques y Jardines, y que esa decoración estaba destinada a ser colocada en Navia. El concello retiró inmediatamente el bautizado popularmente como "dinoseto" (Ver).
   Ese mismo día, la candidata a la alcaldía del PP, Elena Muñoz, preguntó al Alcalde candidato a la reelección que cuánto había costado el Dinoseto, y que si era verdad que había venido del extranjero, quizá desde Italia junto con 200 olivos que se distribuyeron por toda la ciudad. Ni Abel Caballero ni nadie de su equipo respondió.
   El Dinoseto permaneció almacenado hasta el 11 de junio, y el 19 de ese mes Abel Caballero inauguraba su instalación en la Plaza de la Puerta del Sol. Aunque en un principio esa ubicación iba a ser provisional, todavía sigue allí. Tiempo después le añadieron un huevo. La verdad es que la gente que pasa por allí queda sorprendida y se hace fotos... ¿Será realmente dinoseto una obra de arte de gran valor..., o es que la gente es muy paleta y no hay nada mejor que ver en Vigo?
Noticia del 14 de octubre. No fue desmentida por el Concello.
   El Alcalde se puso muy contento con la reacción del pueblo que según él le idolatra, y en octubre anunció que pondría otro dinosaurio vegetal en el parque de Navia. Aclaró que el primer dinoseto había venido de Tomiño, y que el segundo estaba viniendo de Centroeuropa, y que se colocaría en el parque temático del agua y las energías renovables de Navia, parque en el que el Concello iba a invertir 150.000 euros.
   El 26 de octubre se celebró el Pleno del Concello de Vigo, y los concejales del PP y de Marea de Vigo defendieron una moción para que el Gobierno diera explicaciones sobre el coste (y los procedimientos de contratación) de los dinosetos y de los olivos. El concejal de Parques y Jardines, Angel Rivas, se negó a dar datos de costes y se mostró asombrado de que la oposición dudara de la gestión municipal. Elena Muñoz respondió: "Si no hay nada que ocultar, ¿por qué se niegan a dar información?La teniente de Alcalde Carmela Silva, que presidía el pleno ese día, zanjó el debate diciendo a la portavoz del PP que ella no podía denunciar nada porque en su partido, el PP, había mucha corrupción, y le pidió a Muñoz que dimitiera por acusar al Concello, "denunciando lo que en sus filas es algo cotidiano" (No se daba cuenta, pero con esa frase reconocía que lo que había hecho el Concello era corrupción). Lógicamente la moción de la oposición fue rechazada por el voto de todos los concejales del PSOE. (Ver).
   El día 4 de noviembre Elena Muñoz presentó en el registro del concello, dirigido al Alcalde, un escrito exigiendo que rindiera cuentas sobre cuánto había costado todo eso: los olivos, los dinosetos, y también su mantenimiento, adjudicados sin concurso público, presuntamente "a dedo", a una empresa de servicios llamada Xaroc SL. (Ver).
   Como dice un amigo mío, Xaroc SL (empresa fundada en 2009 en Vigo y de la que no se conoce ninguna actividad) debe ser una de esas empresas fantasma que crean los propios políticos (o sus parientes, amigos o compinches) para aprovecharse de su paso por la política, porque ¿cómo puede una empresa de jardinería que ni siquiera tiene página web, conseguir trabajar para el Concello de Vigo?
   Como respuesta a las preguntas que le dirigió el PP, Abel Caballero no dio la cara sino que mandó a su concejal de Seguridad y Movilidad, Carlos López Font, a decir que los "dinosetos" no le cuestan "absolutamente nada" al Concello, añadiendo que la empresa Aqualia, concesionaria del servicio de aguas de Vigo, se hace cargo de todos los gastos.
Recorte de la noticia en vigo.e
   Parece una tomadura de pelo. Incluso si lo paga Aqualia, lo estamos pagando todos los vigueses: porque Aqualia no es una ONG benéfica, sino una empresa privada cuyo principal objetivo es ganar dinero. Y sabemos que Aqualia nos cobra a los vigueses mucho más de lo que tendría que cobrarnos, por decisión (¿interesada?) de Abel Caballero, quien aprobó y renovó unas condiciones de la concesión a Aqualia que perjudican a los vigueses, y lo hizo incumpliendo una decisión aprobada en el Pleno Municipal con los votos del PP y del BNG. (Ver noticia, de cuando en Atlántico todavía podían contar la verdad...).
   Pero la prueba del algodón para saber si fue verdad o no lo que dijo Carlos López Font es preguntarse ¿por qué no dijeron eso mismo antes? ¿por qué en mayo el alcalde no respondió a la Sra. Muñoz diciendo que el "dinoseto" no costaba nada? Parece que "se les ve el plumero".
   La oposición de Vigo, el PP y la Marea, decidieron hace unos meses abandonar la mesa de contratación del Concello, por la prepotencia y la falta de transparencia del Alcalde y de su grupo, denunciando que ocultan contratos y que no les dan información... (Ver).
  Como bien podría decir un actor en un drama: "Algo huele a podrido en dinosetolandia".
Abel Caballro está a otro nivel, por encima del resto de los mortales...

miércoles, 6 de enero de 2016

Análisis de los resultados del partido Ciudadanos el pasado 20D, con especial referencia a Galicia y a Vigo. Y crítica constructiva.

El CIS, en enero de 2015, hacía una estimación
de voto para Ciudadanos del 3.1%. El 20D el
partido de Rivera alcanzó el 13.93% de los votos.
Podemos alcanzaba en enero el 23.9% según el CIS,
pero el 20 de diciembre se quedó en el 20.66%.
   1. Los resultados de C´s el 20D en toda España.
   En las europeas de mayo de 2014 el partido de Albert Rivera obtuvo el 3.16% del total de los votos (y dos eurodiputados).
   El barómetro del CIS de enero de 2015 sólo otorgaba a Ciudadanos el 3.1% de los votos (ver gráfica reproducida al lado).
   Pero en las recientes elecciones generales del 20 de diciembre C´s obtuvo el 13.93% de los votos, consiguiendo 40 diputados.
   A la vista de esos datos se podría considerar que el partido de Albert Rivera obtuvo un gran éxito el 20D.
   ¿Realmente fue así? No.
   Sabemos que las encuestas previas a los últimos comicios predecían unos resultados mucho mejores para Ciudadanos: incluso superando al PSOE y llegando a los 84 Diputados... (Ver).
   Por eso el resultado del recuento de votos produjo en Albert Rivera y en los suyos una inocultable sensación de descontento y decepción (Ver).
   Pienso que la presión mediática contra C´s (Ver) orquestada durante la campaña electoral por los medios de comunicación controlados por PP y por PSOE (Ver) tuvo que ver con esa disminución de votos.
   Jugaron en contra de Ciudadanos varios temas discutibles y propuestas de su programa que no fueron bien asimilados por algunos votantes (debido también a las manipulaciones informativas): la relación de C´s con el Ibex, sus propuestas sobre violencia de género, la paralización de las obras del AVE, la defensa de los copagos, los efectos del contrato único, la tarjeta sanitaria para los migrantes, la subida del IVA en algunos productos básicos, las acusaciones de haber plagiado parte del programa, su apoyo al PP en algunos sitios, la idea (que sus adversarios de la izquierda consiguieron hacer prevalecer) de que Ciudadanos es un partido de derechas, y que votar a C´s era casi lo mismo que votar al PP...
  También se difundieron algunos casos de candidatos de ciudadanos acusados de corrupción (Ver) (Ver) o de comportamientos irregulares (Ver) (Ver), lo que restó votos a la formación naranja...
   Pero en mi opinión la falta en el partido de líderes y candidatos locales de prestigio, referentes para los ciudadanos en las distintas circunscripciones en las que C´s se presentaba, ha sido un factor determinante de ese "bajón", como algunos analistas han destacado (Ver).
   También ha influido sin duda la falta de afiliados, en relación con la práctica habitual de Ciudadanos de echar a cualquiera que ose discrepar de los líderes locales (Ver) (Ver) (Ver) Muchos de esos ex-afiliados, que fueron expulsados de manera irregular o sin darles ninguna explicación, se organizaron e hicieron campaña en contra de su ex-partido (Ver). Estoy seguro de que eso les restó miles de votos...
  
   2. Resultados por Comunidades Autónomas, y en Galicia.
Una encuesta (a dos meses del 20D) daba cuatro diputados
a Ciudadanos en Galicia, uno por cada provincia.
Al final, sólo han sacado uno en A Coruña.
   La distribución de votos a Ciudadanos fue desigual en las diversas CCAA. En Madrid llegaron al 18.8%, y en Cataluña se quedaron en el 13.05%. Las comunidades donde menos votos obtenido han sido País Vasco (4.09%) y Navarra (7.05%). Y justo después, en el ranking por abajo, Galicia: sólo el 9.07% de los votos.
   En Galicia algunas encuestas pronosticaron que Ciudadanos obtendría cuatro diputados (Ver imagen). Otras encuestas más aceptadas les otorgaban dos diputados (Ver), uno por A Coruña y otro por Pontevedra. Pero al final, tan sólo consiguieron uno en la primera de esas dos provincias.
   Ciudadanos en Galicia ha sido ampliamente criticado en esta campaña electoral por la falta de presencia de los candidatos de cada una de las 4 provincias gallegas en debates públicos (Ver), y por la falta de propuestas concretas para Galicia y para cada provincia (Ver).
   Soy de los que opina que Ciudadanos no despegará en nuestra Comunidad mientras no se renueve el cerrado grupo de dirigentes que controla el partido en Galicia (Ver), preocupados sólo de evitar que ningún nuevo afiliado les pueda hacer sombra, y cuya principal actividad es colocar a sus amigos y expulsar a los que protestan (Ver), para lo que cuentan con el apoyo del secretario de organización de Ciudadanos, Fran Hervias, quien para muchos (Ver) (Ver) es el principal responsable de la falta de democracia interna en Ciudadanos (funciona como una pirámide de grupos caciquiles: Ver).
   Probablemente tras el "fracaso" de C´s en las elecciones del 20D Fran Hervias tendría que haber dimitido: pero el establishment y los dirigentes de Ciudadanos se han mostrado incapaces de hacer la mínima autocrítica. Ojalá se den cuenta de que si no cambian las cosas que van mal no remontarán... y acabarán como UPyD.

Titular de Galicia Confidencial.

   Analizando los resultados de Ciudadanos el 20D en nuestra Comunidad por provincias y en las principales ciudades, encontramos los siguientes porcentajes (de votos obtenidos):

                Provincia de Coruña: 9.91%
- A Coruña ciudad: 11.3%
- Santiago: 10.57%
- Ferrol: 10.27%
                Provincia de Lugo: 7.6%
- Lugo ciudad: 11.02%
                Provincia de Ourense: 7.87%
- Ourense ciudad: 10.51%
                Provincia de Pontevedra: 9%
- Pontevedra ciudad: 10.08%
- Vigo: 9.95%

   3. Los llamativos y pobres resultados de Ciudadanos en Vigo el 20D.
   La urbe más poblada de Galicia ha obtenido el porcentaje más bajo de votos de todas las ciudades gallegas (como puede comprobarse arriba): ha sido la única ciudad que no ha llegado al 10%.
   ¿Cómo se pueden explicar ese fracaso de C´s en Vigo?
   El pasado año el "panorama" de Ciudadanos en Vigo fue... digamos que "desconcertante".
   En mayo, su candidato a la alcaldía abandonó el partido al comienzo de la campaña, y los resultados en las municipales fueron muy malos (las encuestas daban hasta tres concejales, pero no se obtuvo ninguno). Se hizo público después que muchos afiliados de Vigo fueron expulsados del partido, según ellos simplemente por protestar y por pedir explicaciones. (Ver mi artículo comentando y referenciando ese problema).
   Otro dato sorprendente que demuestra la inestabilidad del partido en la provincia es que el candidato que había sido elegido por los afiliados de la provincia de Pontevedra para el 20D también abandonó el partido (en protesta por la línea oficial de los dirigentes del partido y por las expulsiones de afiliados de Vigo: Ver). Tras varios titubeos en la designación del candidato, la dirección nombró a dedo a un afiliado desconocido hasta el momento (Ver).
   Centrándonos en la campaña electoral, ayuda a comprender el porqué de los malos resultados de C´s en Vigo el hecho de que el partido Ciudadanos no organizó ningún mitin en Vigo (y sí que lo hizo en cambio en Pontevedra ciudad). Incomprensible. En Vigo sólo repartieron publicidad por las calles. Nuestra ciudad tiene un censo de 240.500 votantes (más del 30% de la provincia), mientras que el de Pontevedra capital sólo es de 67.500. Si hubieran hecho un poco de "inversión" del partido en Vigo durante la campaña electoral se habría mejorado el porcentaje de votantes: y casi seguro que se habría podido conseguir otro diputado por la provincia de Pontevedra. Me temo que los dirigentes de Ciudadanos de Galicia, asentados en Santiago, tienen una profunda visión localista y una especial aversión a Vigo...

   Ciudadanos es una opción a la que muchos gallegos hemos votado y en la que todavía tenemos puestas nuestras esperanzas. Pero pensamos que se merece mejores líderes, que sean capaces de acoger y hacer funcionar en armonía, sin sectarismos ni personalismos, una masa creciente de afiliados y simpatizantes que comparten sus ideas, que aporten valores de la sociedad civil a la política. Si no lo hacen, si no se renuevan (y es urgente de cara a las elecciones autonómicas gallegas de este año), dejarán de ser una opción válida. Y además es posible que su fracaso arrastre en su hundimiento al partido...
   Ojalá no pase ni una cosa ni la otra: estaremos atentos, y ayudaremos (si nos dejan).