sábado, 16 de septiembre de 2017

El día que la segunda República negó a Franco un local público para un acto a favor del "Alzamiento Nacional"*.

   Se ha difundido estos primeros días del verano de 1936 que dirigentes de nuestra II República han denegado el permiso para hacer varias reuniones de carácter político, lógicamente sin armas, en locales públicos, permiso que había sido previamente concedido por varios ayuntamientos, y que habían solicitado diversas asociaciones carlistas y de requetés, y líderes políticos (como el diputado José Calvo Sotelo), y otros de Falange Española de las JONS, junto con algunos militares (como Emilio Mola y Francisco Franco). Todos ellos, que cuentan con amplio respaldo popular de un sector de la ciudadanía, simplemente querían hablar de sus ideas sobre llevar a cabo una reforma que modifique la realidad española, pues dicen estar muy descontentos con la actual situación y con las políticas que lleva a cabo el gobierno del Frente Popular.
Una asociación llamada ETA celebra
una reunión en un local municipal.
¿sería razonable?
   Voces de intelectuales progresistas, de lo más selecto de nuestra República, han puesto el grito en el cielo por esa denegación del derecho de reunión en local público, apelando a la libertad de expresión y a la igualdad de todos los españoles, derechos consagrados por nuestra Constitución de 1931. El presidente Mauel Azaña ha sido muy criticado por permitir semejante atropello, pues nadie puede ser reprimido ni atacado por hablar y por opinar, ni por reunirse para defender y promover sus ideas.

   Penúltima hora: asesinado el diputado José Calvo Sotelo, líder del principal partido de la oposición Renovación Española (13 de julio de 1936).

   Ultima hora: Las 25 provincias en las que en las pasadas elecciones de febrero de 1936 no ganaron las izquierdas del Frente Popular van a convocar referendums de autodeterminación en cada una de ellas, con el objetivo de separarse de la actual Republica y constituirse en estado o estados independientes. También muchas ciudades aisladas de otras provincias, que cuentan con mayoría de votantes contrarios al Frente Popular, se preparan para votar y constituirse en Ciudades Estado. Todos ellos apelan al poder del pueblo: "votar no es un delito sino un derecho", "no somos esclavos y cada uno puede hacer lo que quiera", y "ninguna ley nos puede impedir ejercer nuestro derecho a la autodeterminación".
   Al gobierno de Manuel Azaña le da igual que España se desmorone en pequeños "reinos de Taifas", y ha decidido permitirlo. Algunos republicanos reaccionarios quieren impedir esos referendums, apelando a la Constitución que consagra la unidad de la nación como derecho y riqueza de todos los españoles: demuestran sin duda que son unos intolerantes y unos fachas antidemocráticos.

(* Este artículo pertenece al género de "política ficción", en relación con lo ocurrido estos días en Madrid (Ver) y en Vitoria (Ver), donde diversas autoridades han prohibido o interrumpido actos a favor del referendum del 1 de octubre por la autodeterminación de Cataluña)

viernes, 15 de septiembre de 2017

Una incongruencia más de Podemos: apoyar un referéndum en el que no pueden votar los catalanes que viven fuera de Cataluña.

La Marea Granate es un colectivo
de españoles emigrantes
que equiparan "voto rogado"
a "voto robado". (Ref)
   No entiendo que Catalunya en Comú (antes En Comú Podem) y Podemos apoyen el referéndum impulsado por la Generalitat de Cataluña previsto para el uno de octubre sin exigir antes que se permita votar sin ninguna dificultad y con garantías a todos los catalanes que viven fuera de esa Comunidad Autónoma.
   Podemos ha defendido siempre que los emigrantes españoles que viven en el extranjero tienen que poder ejercer el derecho al voto sin ninguna traba (Ver). Defiendo lo mismo, como supongo que hacen todos los votantes de Podemos y todos los emigrantes españoles que no han podido votar estos años por culpa de "la casta" (por emplear lenguaje podemita).
   Recordemos que el año 2011 PP y PSOE con el apoyo de CiU y PNV impusieron la ley del voto rogado, y la participación electoral de los residentes en el extranjero bajó de aproximadamente un 30% a menos del 5%: está claro que eso fue un atentado contra la democracia y un robo de los derechos de muchos ciudadanos, que hay que corregir.
   La Generalitat ha dedicado unos párrafos en su Decreto del 6 de septiembre que establece las "normas complementarias para la realización del Referéndum de Autodeterminación de Catalunya" y establece un complicado sistema de voto rogado (Ver) al que podrán acceder los anotados en el "Registro de Catalanes Residentes en el Exterior" promovido por el actual gobierno catalán, al que a comienzos de verano solo se habían anotado 5.000 catalanes de 285.000 que hay en el extranjero (Ver). La solicitud personal de voto (que podrá hacerse por correo electrónico) será visada y aprobada por los Síndicos de la Comisión Electoral catalana (todos nacionalistas), y a los admitidos se les harán llegar las papeletas de voto (algo que ya se ha empezado a hacer, Ver), y tendrán que enviarlas por correo postal a las llamadas Delegaciones de Cataluña en el exterior, donde han de llegar antes del 1 de octubre... Es evidente que debido a las prisas y a la falta de legalidad que envuelve todo el procedimiento (la convocatoria del referéndum ha sido suspendida por el TC), la gran mayoría de catalanes residentes en el exterior no van a poder votar (Ver). Y los resultados que ofrezcan esas Delegaciones (copadas por nacionalistas) no van a ser nada imparciales ni fiables... Y además, el Decreto de Puigdemont solo tiene en cuenta a los catalanes que viven en el extranjero, pero no a los catalanes que viven en el resto de España: ¿no se les considera catalanes? (Ver).

REF. La noticia es de hace tiempo,
pero la Generalitat no ha modificado
su planteamiento, y deja a miles de
catalanes que viven en España fuera
de Cataluña al margen de la consulta.
  Por eso, que Podemos apoye ese referendum en esas circunstancias es una incongruencia supina, y supone un desprecio y una afrenta a todos sus votantes; y también -y especialmente- a todos los catalanes que no van a poder votar el 1-O por vivir fuera o por cualquier otro motivo.
   ¿Quien decide quien va a poder votar el 1-O? ¿Qué criterios emplea? ¿Podrán votar todos los residentes censados en Cataluña? ¿También los extranjeros? ¿Solo los nacidos en Cataluña? ¿Los que tengan cuatro apellidos catalanes? Y si son los residentes: ¿cuánto tiempo deben llevar residiendo en Cataluña? Y los Catalanes que viven fuera de su Comunidad, dispersos por todo el mundo ¿no van a poder decidir sobre el futuro de Cataluña (en caso de que ese referendum provocara algún efecto)?
   Como dice el filósofo vigués Pedro Insua (en una entrevista que recomiendo: Ver): "Cataluña no es de los catalanes. Es de los españoles, incluyendo a los catalanes. Porque, siguiendo esa lógica, Gerona sería de los gerundenses y no de los catalanes".
   Tampoco se va a poder votar por correo, algo exigible en toda democracia para que puedan participar quienes no puedan asistir ese día en persona al local de votación (incluidos discapacitados). Menudo nivel democrático...
 

lunes, 11 de septiembre de 2017

La base histórica de "La Diada" explicada para tontos (con perdón de los nacionalistas catalanes, que la consideran su fiesta principal).

Ref.
   Hoy, 11 de septiembre, es el aniversario de la capitulación de Barcelona, hecho de guerra acaecido el año 1714. Los dos principales dirigentes de la defensa de la conocida como Ciudad Condal, Casanova y Villarroel, no luchaban ese día (ni los previos) por Cataluña, sino porque querían ser súbditos del rey Carlos III, que acababa de ser nombrado emperador del Sacro Imperio Germánico y Austro-Húngaro, y que llevaba años luchando por conseguir la corona española.
   El objetivo de todos aquellos catalanes que lucharon y murieron en esa guerra no era lograr la independencia de Cataluña: sino seguir siendo una parte especial de una monarquía en la que el Rey les permitiera mantener una serie de privilegios ancestrales, de carácter económico y político, recogidos en sus fueros y legislaciones propias.
   Es indudable que la actual España de las Autonomías, conformada por los españoles tras la larga dictadura franquista y reflejada en la Constitución de 1978 (que fue aprobada en referéndum, y por más del 90% de los votos en Cataluña), cumple sobradamente y supera las expectativas por las que lucharon y murieron tantos catalanes en aquel evento que hoy se conmemora en la Diada.
   Muchos catalanes están muy equivocados y dan a esta efeméride un sentido que no se lo darían si tuvieran un conocimiento correcto de la historia, libre de falsificaciones nacionalistas. Veamos:
 
   Felipe IV, inmortalizado por Velázquez en Las Meninas, reinó durante casi medio siglo (el XVII) en España, Portugal, Países Bajos, Borgoña y amplios territorios de la actual Italia (Nápoles, Sicilia, y otros).
   Felipe IV pertenecía a la dinastía de los Austrias, pero su primer matrimonio fue con una princesa de Francia, Isabel de Borbón. La hija mayor de ambos, María Teresa de Austria, se casó en 1660 con el Rey de Francia Luis XIV (conocido como el Rey Sol): y el primer hijo de ambos también se llamó Luis, llamado el Gran Delfín por ser el heredero del trono de Francia. Tras morir su primera esposa Felipe IV se volvió a casar y tuvo muchos hijos, pero por problemas de salud (atribuidos a la endogamia de los Austrias) la mayoría murieron jóvenes. En 1661 tuvo por fin un hijo varón, quien siendo niño y tras morir su padre (1665), fue coronado Rey con el nombre de Carlos II, el Hechizado (como era conocido): fue una persona enfermiza y débil, y su reinado -a pesar de los esfuerzos de su madre regente y de sus validos- fue un desastre para España.

El heredero legal de la corona española
y el aspirante al trono por presiones extranjeras.
   Al morir Carlos II en 1700 y sin hijos, dejó el trono a su sobrino-nieto Felipe de Borbón, Duque de Anjou, segundo hijo del Delfín de Francia. Carlos II estableció en su testamento que Felipe V sería rey de España, pero con la condición de que nunca se podrían unir las dos coronas, la francesa y la española. Felipe V fue proclamado rey y entró triunfante en Madrid a comienzos de 1701, siendo coronado en Toledo. Pero era muy joven (16 años), y las influencias de Luis XIV comenzaron a preocupar al resto de los monarcas europeos, que temían que el rey de Francia manejara a su nieto y se hiciera también dueño del todavía poderoso Imperio Español. Y así, en 1702, Austria, Inglaterra y Países Bajos declararon la guerra a Francia y a España, impugnaron el testamento de Carlos II, y exigieron que el trono de España fuera entregado al archiduque Carlos de Austria (el segundo hijo del emperador Leopoldo de Austria). El año 1703, en Viena, el archiduque fue proclamado como rey Carlos III de España.
   Comenzó entonces una guerra entre naciones europeas, y también una guerra civil dentro de España, conocida como la Guerra de Sucesión, entre los fieles al Rey Felipe V de Borbón y los partidarios del rey rival austríaco Carlos III, los llamados austracistas.
   En el marco de esa guerra, la flota anglo-holandesa derrotó a la franco-española en la batalla de Rande, en la ría de Vigo, a finales de 1702. Posteriormente Portugal y Saboya entraron en la guerra, apoyando al pretendiente austríaco a la corona. Y el Papa también reconoció como Rey de España a Carlos III. Fue en esos años cuando la flota inglesa ocupó Gibraltar (en 1704, con ayuda de austracistas catalanes). Carlos III desembarcó en Lisboa y con sus aliados consiguió victorias importantes. Su causa tuvo una buena acogida en Cataluña, y fue proclamado rey (de España) en Barcelona el 5 de noviembre de 1705. Dos años después entró en Madrid, obligando a Felipe V y a su corte a huir a Valladolid. Pero el rey austríaco no encontró apoyo en las clases dirigentes españolas, y tuvo que hacer frente a diversas sublevaciones populares a favor del rey borbón. Carlos III decidió retirarse a Barcelona, y en ese viaje sus tropas cometieron saqueos y abusos, creciendo la enemistad del pueblo hacia su partido.
   El año 1711 murieron el padre y el hermano de Carlos III. Nadie contaba con ello, pero Carlos III heredó la corona del Imperio, y se tuvo que marchar a centro europa (Fráncfort y Viena) para asumir sus importantes responsabilidades, dejando a sus soldados austríacos en Cataluña. 
 
   Las naciones europeas (comandadas por Inglaterra) temieron un desequilibrio de poderes si el nuevo Emperador Carlos de Alemania y Austria conseguía afianzarse también como Rey de España, y reaccionaron pactando con Francia y España (en diversos acuerdos, especialmente el Tratado de Utrecht, firmado en 1713) el reconocimiento de Felipe V como único y legítimo Rey de España; como contrapartida España perdió varios territorios extra peninsulares.
   El Tratado de Utrecht incluyó una cláusula por la que Felipe V concedía una amnistía general a los catalanes rebeldes (austracistas), y les aseguraba para siempre los mismos privilegios que a sus súbditos castellanos, pero no mayores: el Rey español dejaba muy claro que no aceptaba el mantenimiento de los fueros ni de los privilegios catalanes.
   Pero las autoridades catalanas no aceptaron el tratado de Utrecht: se negaron a reconocer a Felipe V como soberano, y se declararon súbditos únicamente del rey Carlos III de España, que ahora era muy poderoso en su calidad de Emperador. Parece razonable pensar que, en el fondo, los nobles y dirigentes catalanes lo que querían era conservar sus privilegios, poder actuar libres del control habitual y razonable que ejercían los monarcas: no para que el pueblo viviera mejor, sino en su propio beneficio, para tener más poder y más ganancias económicas... Y se habían creído la promesa del candidato a Rey Carlos III de que respetaría sus privilegios: promesa hecha a cambio de prestarle su apoyo en la guerra contra el Borbón... ((Fíate tú de promesas de reyes y de políticos en campaña electoral o circunstancias similares)).
   En junio de 1713 el mariscal austriaco Starhemberg abandonó repentinamente Barcelona con todas sus tropas, dejando solos a los catalanes austracistas. Felipe V exigió la rendición de Barcelona, y ordenó un bloqueo por mar. Pero la Junta de Gobierno de la Ciudad Condal decidió "enrocarse" en una defensa numantina, confiando en que "su Rey" Carlos III les mandaría refuerzos (algo que nunca hizo, quizá porque tuvo que enfrentarse a la amenaza de los turcos otomanos que amenazaban sus fronteras). A pesar de no mandar tropas, el emperador Carlos siguió alimentando desde Viena la resistencia contra el rey borbón por si podía sacar tajada y aprovecharse de lo que consiguieran sus partidarios en España: de hecho, Carlos III no renunció al trono español hasta el año 1725.
   En el verano de 1714 las tropas de Felipe V pusieron sitio militar a Barcelona por tierra. En los momentos finales de la batalla, los dirigentes de la Conferencia de los Tres Comunes de Cataluña​ (el órgano de gobierno) ordenaron publicar un bando llamando a la población barcelonesa a "derramar gloriosamente su sangre y vida por su Rey (Carlos III), por su honor, por la Patria y por la libertad de toda España" (amenazada según ellos por los borbones). Pero los sitiadores eran muy superiores en número y armamento, y el 13 de septiembre las tropas borbónicas ocuparon la ciudad tras su capitulación.
   Eso es lo que se conmemora en la Diada: la derrota militar de los austracistas que quedaban en la península, que defendían a un aspirante al trono español, que no tenía la razón ni la legalidad de su parte. 

   PD. Es interesante recordar que en Mallorca las autoridades locales siguieron estando a favor del rey austriaco Carlos III, y no reconocieron al Felipe V como legítimo monarca hasta el 2 de julio de 1715, cuando la capital balear capituló ante la llegada de la flota borbónica. Y ese día no se celebra en Mallorca el día de la independencia: en ese sentido demuestran tener mucho más “seny” (sensatez, cordura, sentido común) los mallorquines que los catalanes, pues que un pueblo celebre una derrota da a entender que no tienen ninguna victoria que ofrecer: y un pueblo así no puede presumir de un pasado glorioso (que lo tiene, pero unido a España) o independiente (que nunca lo tuvo).

- Para saber más: Ver.

sábado, 9 de septiembre de 2017

In dubio pro reo. Los informes periciales en la resolución de demandas a médicos.

   He podido leer estos días un artículo titulado: "El peritaje especializado es clave en la resolución de demandas a médicos" (Ver), publicado en la página Lex Sanitaria.
   En el caso que se analiza, la acusación alegó mala praxis porque el primer médico que atendió a la paciente no solicitó un TAC abdominal. Los peritos defendieron que esa prueba no estaba protocolizada y que en ese caso no era necesario hacerla. La juez señaló que al existir dudas sobre esta prueba, no se podía inferir mala praxis por no realizarla.
   Me ha chocado la frase al existir dudas, y he buscado el significado del principio jurídico "in dubio pro reo" (latinajo traducible por: ante la duda, a favor del acusado): es uno de los principios actuales del Derecho penal moderno donde el fiscal o agente estatal equivalente debe probar la culpa del acusado y no este último su inocencia (Ver).
   Durante más de 30 años he intervenido como perito traumatólogo en varios casos de denuncias médicas. Lo normal es que los jueces no sepan mucho de medicina, y un buen perito que domine la materia y explique bien las cosas ayuda y mucho a que se valore bien el caso y se haga justicia. Una vez un abogado me dijo: "Un buen informe pericial determina la sentencia".
Doce hombres sin piedad,
una buena lección (VER).
   Sin embargo la medicina no es una ciencia exacta y el margen de actuación de cada médico es amplio. No todos los médicos pedirían las mismas pruebas diagnóstica en el mismo momento, ni todos llegan siempre al mismo diagnóstico, ni todos aplican siempre el mismo tratamiento. Por eso solo debería poder condenarse a un médico cuando incurre en un error evidente y grave, que no admite dudas. Y en mi experiencia, en esos casos todos los peritos, si dicen la verdad, coinciden al afirmar que se cometió un error grave que tuvo graves consecuencias.
   Debe tenerse en cuenta que, como se desprende ya del título del artículo citado, los Jueces deben atender a la valoración de peritos especialistas. Por ejemplo, se ha denunciado que los médicos forenses no están debidamente cualificados para peritar sobre determinadas cuestiones complejas de especialidades médicas y quirúrgicas (Ver): los forenses pueden valorar secuelas y grados de incapacidad, pero llevan años sin atender en la práctica a pacientes, por lo que la valoración que hagan del caso puede contener errores de bulto (Ver). También hay que tener en cuenta que los peritos médicos contratados y pagados por la parte demandante, cuando ésta pretende sobre todo ganar mucho dinero (y para ganar el pleito su abogado, amigo de los peritos, miente y manipula), pueden caer (y caen) en la tentación de sesgar sus observaciones y falsificar sus conclusiones.
   Volviendo al principio jurídico in dubio pro reo, la Audiencia Provincial de Barcelona (19 de noviembre de 2015, Sentencia 886/2015) afirma: «[...] de forma que si no es plena de convicción judicial se impone el fallo absolutorio».
   Y leo en un tratado jurídico: "Toda persona es inocente hasta que se demuestre su culpabilidad, y en caso de que el Juez no esté seguro de ésta, debe dictar fallo absolutorio".
    Otra consecuencia del principio in dubio pro reo es aplicar al procesado -en caso de duda- la ley más favorable (ver en imagen, a la derecha abajo, donde también se especifica lo que es la presunción de inocencia, un derecho constitucional que tenemos todos: CE 24).

   PD. Es un grave problema que en España no esté regulada esa actividad pericial. Aconsejo vivamente a todos los interesados en arreglarlo (políticos, juristas, médicos y ciudadanos de bien)leer el trabajo "Bioética de la actividad pericial médica" (VER). del Dr. J. Aso Escario, Neurocirujano, Forense y profesor de Bioética, y una vez leído trabajar para aplicar sus conclusiones y sugerencias. Recojo textualmente algunos párrafos de su artículo:
   "En España no se exige, tampoco, que los peritos Médicos Oficiales (los Médicos Forenses) sean especialistas en la materia objeto de pericia, ni siquiera cuando ésta analiza cuestiones de Medicina Especializada, como sucede, por ejemplo, en materias de responsabilidad profesional. Ello implica, en la práctica, que Facultativos no Especialistas periten de hecho, en el ámbito penal, sobre materias acerca de las cuales no siempre cuentan con la necesaria experiencia clínica."
   "Esta ausencia de exigencia de acreditación y experiencia a los peritos en la materia médica concreta de que se trate, puede colocar a los profesionales encausados por supuestas negligencias médicas en una situación de relativa indefensión, tal y como hemos tenido ocasión de comprobar en varios casos. Hemos observado, no raramente, como prevalecían en el foro criterios no apoyados por evidencias científicas ni sustentados por experiencia acreditada del perito, sino tan sólo basados en impresiones personales de este, o en lo que manifestaba haber leído en la bibliografía.
   Esto puede parecer un contrasentido precisamente en una era como la que vivimos, fundamentada en la Medicina basada en la evidencia. Hoy más que nunca debería exigirse a los peritos que fundamentaran siempre sus opiniones en evidencias sólidas, así como en acreditación y experiencia en la materia, no en su intuición [3].
   En esta línea, cada vez son más las Asociaciones Profesionales Médicas que, como la de Obstetricia y Ginecología Americana, vienen publicando los requisitos de cualificación de los peritos en materias relativas a la Especialidad. Estos criterios incluyen la necesidad de ser Especialista y contar con experiencia activa clínica dentro de los cinco años de la fecha en la que actúan como peritos [4].
   Por otro lado, tampoco la posesión de una acreditación cualificada en una materia constituye una garantía de un testimonio experto fidedigno, ya que pueden existir, como más adelante veremos elementos de sesgo o error."








lunes, 4 de septiembre de 2017

Calumnias e injurias contra la Guardia Civil: el caso de las siete mujeres africanas ahogadas al tratar de entrar ilegalmente en Melilla, de cuyas muertes se pretende culpabilizar a la GC. De cómo el ínfimo nivel periodístico y ético de algunos medios de comunicación les convierte en un peligro para nuestra sociedad.

   Los hechos:
   El 31 de agosto por la tarde una embarcación deportiva partió de Nador, en Marruecos, abarrotada con 46 personas. Pretendían seguir la linea de costa hacia el sureste y entrar en aguas españolas, para poder desembarcar en Melilla. Antes de que llegaran a la frontal de los cortados de Aguadú (la zona de demarcación fronteriza) les salió al encuentro una embarcación de control de fronteras de la Guardia Civil. En ese momento la patera era seguida por un barco de la Marina Real marroquí, que vigilaba la travesía sin hacer nada. El guardacostas español avisó que no permitiría el paso de la embarcación y exigió al barco marroquí que cumpliera su obligación: evitar la entrada ilegal de personas en España. En ese momento, unos 22 ocupantes de la patera (quizá 25 ó 27, según versiones) se lanzaron al agua, todos ellos con chaleco, y nadaron hacia España. La Guardia Civil rescató a 13 inmigrantes que llegaron a aguas españolas. Por su parte la patrullera marroquí recogió a los demás y después inició el retorno a su puerto de origen, remolcando la patera con una cuerda. Pero en ese trayecto, quizá por exceso de velocidad, la patera arrastrada volcó, y varias personas que cayeron al agua se ahogaron.
   En la morgue del Hospital de Nador se recibieron cuatro cuerpos de mujeres (originarias de países centroafricanos) que viajaban en esa patera y se ahogaron. La ONG hispano-marroquí Caminado Fronteras, de apoyo a las redes migrantes, denunció que fueron siete las mujeres muertas ahogadas en ese incidente (aunque el cuerpo de varias de ellas no se ha recuperado, por lo que no se ha confirmado su muerte, y quizá -es una posibilidad- se han ocultado para evitar que la policía marroquí les controle y les aleje de la frontera). Otra asociación marroquí elevó el número de víctimas mortales a 14. La Guardia Civil y el Delegado del Gobierno de España en Melilla han confirmado que no les consta que se produjera ninguna muerte durante los hechos, y que cuando el barco español se alejó del lugar donde se produjo la intercepción no había nadie en el agua. Los 13 inmigrantes rescatados del agua fueron atendidos en Melilla por la Cruz Roja y después fueron trasladados el CETI según los protocolos establecidos. 

   Todos lamentamos profundamente esas muertes y todas las muertes relacionadas con el mismo problema, y deseamos que no se produzca ninguna más. Pero es mezquino, falso y fanático culpabilizar de esas muertes a la Guardia Civil. Y es lo que han hecho algunos medios, basándose en lo que les dijo una persona que había estado en la patera (hablando por teléfono desde un autobús de la policía marroquí), y también basándose en las acusaciones de asesinato que hizo la dirigente de la ONG mencionada, Caminado Fronteras, que publicó las fotos de cuatro mujeres ahogadas (hay quien piensa que esa ONG pudo ser la organizadora del intento de entrada ilegal). Pongo como ejemplo la captura del capcioso titular que publicó eldiario.es. Y el enlace a la "noticia" (ver). Hasta ayer recibía su boletín y fui socio en sus comienzos de eldiario.es (con esperanza de que ejercieran un buen periodismo): pero esto es demasiado, y me acabo de dar de baja de ese medio digital. Considero que todo periodismo manipulador y que desinforma (y más si actúa obsesiva y fanáticamente) es un peligro para nuestra sociedad democrática, pues los ciudadanos debemos estar bien informados y todo debe funcionar fundamentándose en la verdad y en la justicia, conceptos muy relacionados.

   La Asociación Pro Guardia Civil (Aprogc) ha instado al director general de la Guardia Civil "a que se querelle de una vez por todas contra Helena Maleno, la responsable de la ONG Caminando Fronteras y los medios de comunicación que calumnian e injurian sistemáticamente a los guardias civiles de Ceuta y de Melilla" (Ver). Apoyo esa petición.

   El grupo Parlamentario de Podemos ha pedido explicaciones al Ministro del Interior (J.I.Zoido) afirmando que se ha producido el fallecimiento de al menos ocho mujeres (Ver). (Hubiera sido mucho más razonable protestarle al gobierno de Marruecos, que no ha dado ninguna explicación).

domingo, 3 de septiembre de 2017

Otra trampa del Concello de Vigo para poner multas de tráfico por aparcar mal, esta vez en al Mercado del Progreso.


   El pasado jueves a las 20 horas aparqué mi coche en la Rúa de Eduardo Iglesias, en el centro de Vigo. En esa calle, que baja desde Ronda Don Bosco hacia la calle peatonal Príncipe, se pueden distinguir cuatro franjas: 1) una acera ancha en el lado izquierdo, 2) la calzada por donde circulan los coches, 3) una zona de aparcamiento delimitada en el suelo con baldosas alargadas, donde caben unos nueve vehículos, y 4) la otra acera que está pegada al mercado del Progreso y que también es espaciosa.
   Cuando pasé por allí iba buscando aparcamiento estaba dedicido a dejar el coche en un aparcamiento de pago si no encontraba plaza en la calle. Pero en la zona de aparcamiento de esa calle había unos ocho coches aparcados, y quedaba un espacio donde cabía perfectamente mi coche. Aparqué y bajé a confirmar si se podía aparcar en ese lugar, y vi que en la zona alta de la calle había una señal vertical de prohibido detenerse, con un cartel que especificaba o daba a entender que de 8 a 17 horas ese aparcamiento era exclusivo para carga y descarga.
   Me fui tranquilo, convencido de que había aparcado legalmente. Pero había caido en la trampa que nos han puesto a los ciudadanos de Vigo (y visitantes) los responsables de tráfico del Concello de Vigo. Está claro que a quien más tenemos que agradecérselo es al Alcalde, que debe disfrutar de dirigir con mano de hierro la ciudad de España que empieza a ser famosa por ser donde más multas se ponen.
   A las 21 horas regresé al lugar, y comprobé con sorpresa que una pareja de policías locales de Vigo acababan de multar a todos los coches aparcados. Varios conductores se estaba quejando a los policías y me sumé a la protesta. Todos afirmábamos que ninguna señal de tráfico prohibía aparcar allí, al menos a partir de las 17 horas. Pero los policías, que tenían bien aprendido su discurso y se refugiaban en su autoridad y en sus pistolas (de hecho amenazaron a un conductor, un señor sudamericano afectado, con denunciarle por decir que esa multa era un atraco: algo que pensábamos todos), rechazaron nuestras quejas y nos dijeron que si no estábamos de acuerdo recurriéramos por escrito. Defendían que hasta las 17 horas solo podían aparcar ahí los vehículos de carga y descarga, pero a partir de las 17 horas no podía aparcar nadie. Nuestro argumento era que eso no estaba nada claro en la señalización, y que si realmente querían que nadie aparcara en esa zona a partir de las 17 horas debían dejarlo claro, pues todos (o la mayoría, y yo sin duda) los que aparcábamos allí lo habíamos hecho convencidos de que era legal y estaba permitido.
   La gente que se sumó al corro afirmó que todas las tardes y los fines de semana ese aparcamiento se llenaba de coches, y que todos o casi todos los días y a diversas horas llegaban los policías locales y se hinchaban a poner multas a todos los que habían caído en la trampa. Más o menos lo que se conoce como afán recaudatorio, o extorsión y saqueo al ciudadano...
   Aparcar en esa zona de aparcamiento no supone ningún perjuicio para nadie, ni ocasiona problemas a los peatones. Y está claro que es una zona de aparcamiento, pues si se considerara una acera nos tendrían que haber puesto la multa por aparcar sobre la acera, y no fue ese el motivo que registraron los agentes, sino "estacionar donde existe señal vertical de prohibición". Yo remarqué que la señal no era de prohibido aparcar sino de prohibido detenerse, y añadí que la mayoría de los conductores -si no todos- entendíamos que sí se podía aparcar en la zona de aparcamiento. El policía me respondió que yo (y todos los que entendíamos que sí se podía aparcar allí) debíamos volver a estudiar el código y a pasar el examen del carnet de conducir: y tras ese desprecio a la mayoría de los vigueses me explicó amablemente que la señal con el aspa en rojo significa prohibido detenerse y aparcar. Pero su argumento no tiene lógica, porque nadie puede aparcar sin detener el vehículo, y la señal de prohibido detenerse se puede interpretar que es para que nadie se detenga en la calzada (no en la zona de aparcamiento, donde podría haber un coche de carga y descarga que a las 17 horas se quedara aparcado en el mismo sitio... ¿sería legal?).
   En definitiva: si los responsables del Concello quieren que a partir de las 17 horas nadie aparque ahí, y si son buena gente, lo deben dejar muy claro y para ello deben modificar la señalización.
   Ya tenían que haberlo hecho antes, pues el problema (según me confirman) viene del año pasado, cuando tras seis años de obras en el Mercado del Progreso (de marzo de 2010 a abril de 2016) se terminó por fin la calle. Por cierto, ese retraso en esas obras, debido a la desidia de Abel Caballero (como él mismo reconoció) ocasionó la ruina de muchos comerciantes de la zona.
   Pero si lo que quiere es seguir poniendo multas a los ciudadanos vigueses incautos, pues que mantenga esa trampa. Solo nos queda mordernos los labios, aguantar el cabreo y procurar "agradecérselo" a don Abel Caballero en las próximas elecciones.
   Y añado que así como reservar esa zona de aparcamiento para carga y descarga durante unas horas resulta razonable, prohibir aparcar ahí a partir de las 17 horas no tiene mucha lógica: no aporta ninguna ventaja a nadie (salvo a los propietarios de los aparcamientos privados, amigos del Alcalde según me informan), y perjudica a los comerciantes del centro: pues mucha gente no va al mercado ni a esa zona del centro por los problemas de aparcamiento (y menos que irán con la política municipal). Y los peatones no sufren ningún perjuicio a partir de las 17 horas, pues pueden pasear sin problema aunque haya coches aparcados (los mismos que hay por la mañana, de carga y descarga) por esa calle, pues tienen aceras muy amplias para caminar, y además la velocidad está limitada a 20 Km/h.
   Es mi intención presentar una queja formal al ayuntamiento, e invito a todos los vigueses a no callarse ante los abusos que estamos sufriendo. ¿Somos peores conductores y más ilegales que los ciudadanos de otras ciudades? ¿Por qué entonces en Vigo se ponen muchas más multas que en otros sitios? No nos siga "puteando", señor alcalde: pueder seguir pasando el día haciéndose fotos en todos los eventos posibles para ganar votos, como si todo lo que se hiciera en Vigo fuera gracias a usted y con su dinero: pero, por favor, dedique algo de tiempo a solucionar los problemas de Vigo, especialmente los de tráfico y de aparcamientos. Gracias.

PD. Otros artículos relacionados de este Blog que te pueden interesar:
- Vigo, la ciudad donde se ponen más multas de tráfico.
- ¿De qué sirve tener buenas playas en Vigo si no podemos aparcar sin ser multados?
- La grúa municipal de Vigo, a la caza de coches bien aparcados (Trampas para los vigueses, mientras el alcalde se ríe).
- Los problemas de tráfico en Vigo han empeorado con Abel Caballero, quien miente, llegando a afirmar que Vigo es la ciudad con mejor tráfico de toda España.
- El Alcalde de Vigo, responsable de la falta de aparcamiento y del cierre de comercios.

miércoles, 30 de agosto de 2017

Una buena solución para los independentistas catalanes: que se vayan a Cerdeña, donde pronto podrán conseguir ser la República Catalana a la que aspiran.

   Cerdeña es una bella isla del mediterraneo que fue ocupada por romanos, bárbaros, bizantinos, árabes, genoveses... Entre el siglo XIII (ver) y el XVIII Cerdeña perteneció a la Corona Aragonesa, y siempre tuvo muchos vínculos con Cataluña. Podemos comprobar que desde el siglo XV el catalán sustituyó al sardo y pasó a ser el idioma más hablado en la isla (Ver). El Catalán sigue siendo oficial (y así lo reconocen las leyes italianas) en Alguer (ciudad que conserva como bandera la misma de Cataluña, ver imagen abajo).

Hace 500 años Italia no existía, y Cerdeña, la
segunda isla en extensión del mediterráneo, era
posesión de España (al igual que Nápoles y Sicilia)
   En 1713, con el tratado de Utrech que puso fin a la guerra se sucesión española, el rey español Felipe V cedió la soberanía de Cerdeña a Carlos de Austria (quien en esa guerra había sido apoyado por los catalanes como pretendiente al trono de Madrid). Cinco años después Austria cedió la isla a Víctor Amadeo II de Saboya (a cambio de Sicilia), y en 1861 Cerdeña se incorporó al Reino de Italia.
   Cerdeña tiene una extensión algo menor que la de Cataluña (24.000 Km2 frente a 32.000 Km2 de Cataluña), y una población de 1.650.000 habitantes (densidad: 69 hab/Km2). En Cataluña la población es de 7 millones y medio, con una densidad de 234 hab/Km2.
   Se puede estimar que en Cataluña hay unos 2 o 3 millones de personas que no quieren ser españoles, y que aspiran a construir un pais independiente. Las personas sensatas estamos convencidas de que en el actual territorio que ocupa la Comunidad Autónoma de Catalunya, en el noroeste del Reino de España, no tienen ninguna posibilidad de lograr su objetivo de forma pacífica.
   Muchos millones de españoles nos oponemos a ello, y no estamos dispuestos a que esos independentistas nos roben lo que es patrimonio común de todo el pueblo español desde hace más de 5 siglos. El haber nacido en Cataluña, o el vivir en esa Comunidad Autónoma ,no otorga a nadie el derecho a robar a todos los españoles una parte muy preciada de nuestro País. 
   Una opción que considero realista (y animo a los independentistas a llevarla a cabo), es que se vayan a Cerdeña y se censen allí (lo pueden hacer sin ningún problema gracias a los tratados de la Unión  Europea), y desde allí trabajen para conseguir que la República Italiana (que tiene solo ciento cincuenta años de historia, desde 1870) les conceda la secesión como República independiente, Catalano-Sarda o como quieran llamarla. En esa isla la balanza de la historia estaría del lado de los nacionalistas catalanes frente a los italianos (no como ocurre en su actual reivindicación antiespañola, por mucho que mientan y traten de falsificar la historia), y ya en el siglo XIV Dante Alighieri afirmó que los sardos (habitantes de Cerdeña) no eran italianos.


La Catedral de Santa María de Montserrat en Tratalias,
al sur de Cerdeña, construida en el siglo XIII (ver), hará
estar al nacionalista Abad de Montserrat como en su casa.
   Italia no tiene el pasado que tiene España, que hace prácticamente imposible la disgregación de nuestro País, el estado español. En cambio Italia camina hacia la división: las encuestas muestran que son pro independentistas el 53% de los venecianos (Véneto), el 45% de los sardos (Cerdeña) y el 44% de los sicilianos. En su conjunto, el 31 % de los italianos son partidarios de la fragmentación de la República, y muchos defienden algo que tiene mucho de verdad: "Italia es un país que no existe" (Ver).
   Catalanes independentistas: os invitamos a iros a Cerdeña. Censaros allí, sacad vuestras esteladas, reivindicad la independencia y buscad vías legales para lograrla: y en pocos años es probable que consigáis vuestra anhelada República.
   Siempre os recordaremos con cariño
   Adeu, bon viatge, i bona sort !

PD: La histórica ciudad sarda de Alguer, hermanada con Cataluña, mantiene como lengua co- oficial el catalán (Ver).


Si te ha gustado, probablemente también te interese leer en este Blog:
- La parábola del hermano independentista. (Yo también, como todo español, soy "dueño" de Cataluña). VER.
- Si todavía se habla el catalán es gracias a España. VER.
- El Manifiesto "Por la igualdad de derechos lingüísticos en Cataluña" de 1981 y sus premoniciones secesionistas. VER.
- El caso del sepulcro de Joan de Aragón en Montserrat. Por una ley de memoria histórica que prohíba y sancione las mentiras de los nacionalistas. VER.