sábado, 28 de marzo de 2015

Andrés Herzog, nuevo nº 2 de Rosa Díez, miente sobre UPyD (diciendo que es un proyecto completamente distinto del de Ciudadanos). O Fernando Savater es tonto.

Andrés Herzog es el nuevo hombre de confianza de Rosa.
   A raíz del escándalo de los resultados de las andaluzas del domingo y de las duras críticas que han eclosionado en el seno de su partido (pidiendo algunas voces la dimisión de Rosa Díez), la todopoderosa líder de UPyD se ha sacado de la manga un cargo y ha nombrado portavoz adjunto de su partido a Andrés Herzog.
   Quizá los nuevos asesores de UPyD le aconsejaron que lo hiciera como estrategia para poner una cara nueva al frente del partido, toda vez que Irene Lozano y Toni Cantó se han pasado al bando crítico, y asumiendo que el hasta ahora nº 2, Carlos Martínez Gorriarán, tiene dentro y fuera de UPyD una imagen cada vez más negativa.
   El caso es que en su primeras declaraciones, Andrés Herzog se ha esforzado mucho en marcar distancias con Ciudadanos, llegando a afirmar que UPyD y Ciudadanos no se parecen en absoluto, "son dos proyectos completamente distintos", ha afirmado (Ver, audio m.6:00).
   ¿Es eso verdad? No, no lo es. Estoy seguro de que Herzog miente conscientemente para proteger a la lideresa de UPyD y defender su autocracia.
   Herzog no debe conocer o aceptar los estudios sociológicos que demuestran que el espectro ideológico de los votantes de UPyD y de C´s es casi el mismo (ver gráfico y referencia). Tampoco parece significativo para él el hecho de que decenas de ex dirigentes de UPyD se han pasado a Ciudadanos, sobre todo este último año (ver elenco, con nombres y apellidos). O que tantos nuevos afiliados de C´s provengan de UPyD (se ha publicado que el 6%). Tampoco le importan a la nueva co-cabeza visible de UPyD los estudios que dicen que la mayoría de los andaluces que votaron a UPyD hace tres años y ahora no lo han hecho han votado a Ciudadanos: ¿han cambiado de ideas todos ellos, o más bien han elegido un partido distinto que defiende ideas similares?
   Pero lo más importante que debe recordar Andrés Herzog es que el considerado padre fundador ideológico de UPyD, el filósofo Fernando Savater, afirma lo contrario que él.
   En el pasado Congreso del Partido, celebrado en Madrid hace año y medio, Savater se dirigió desde el estrado a los más de 400 Delegados de los afiliados, y a la plana mayor de UPyD, para decir que había llegado el momento de pactar con Ciudadanos. Savater dijo textualmente: "Yo creo que nuestro partido, que afronta hoy esa necesidad de ser el partido vertebrador, un partido de la unidad ciudadana del País, debe también buscar apoyos en partidos semejantes, por ejemplo en Cataluña, donde nosotros hemos tenido menos fuerza, y quizá hemos rechazado la posibilidad de aunarnos con otras fuerzas similares a nosotros, en sus ideas, en sus planteamientos… ¡La unión hace la fuerza!" (ese era el lema del Segundo Congreso de UPyD).
Savater hablando en el II Congreso de UPyD.
Era el 1 de noviembre de 2013.
   Y Fernando Savater continuaba: "Hoy llega el momento en que, precisamente porque ya somos fuertes y estamos seguros de nosotros mismos, y tenemos las ideas claras, no debemos rehuir por personalismos, o por cualquier otro tipo de cosas, el unirnos con grupos, con partidos, que compartan nuestras mismas ideas, que puedan multiplicar el efecto de nuestros planteamientos…" Aquí Savater fue interrumpido por los aplausos de todos los Delegados... todos salvo Rosa y los dirigentes que le apoyan (entre los que estaba y está Andrés Herzog).
   Como es sabido, esa intervención de Fernando Savater fue censurada por UPyD, y Rosa se atrevió a mentir, al terminar el Congreso, diciendo que el tema de Ciudadanos no lo había planteado nadie.
   Los dos no pueden tener razón. ¿UPyD y Ciudadanos son semejantes, comparten las mismas ideas, o son proyectos completamente distintos? Hay que elegir: ¿a quién creemos? ¿a Fernado Savater o a Andrés Herzog?
   Mal comienza su andadura el nuevo portavoz adjunto de UPyD.

martes, 24 de marzo de 2015

Tres factores que han propiciado los malos resultados de UPyD en Andalucía.

 UPyD consiguió 129.180 votos, el 3,3% del total, en las autonómicas andaluzas de marzo de 2012.
En las europeas de mayo de 2015 consiguió en esa misma Comunidad 190.460 votos (el 7.13%, pero el dato porcentual no es muy significativo porque la abstención allí fue entonces muy alta, del 57%). Y en las elecciones celebradas hace dos días el resultado ha sido nefasto: UPyD sólo consiguió 76.653 votos, el 1.9% del total, muy lejos de lo necesario para entrar en el Parlamento Andaluz.
   Los tres factores que yo creo han influido en ese llamativo resultado son:
   Primero: el creciente desprestigio de UPyD como partido, cada vez más asociado al autoritarismo de Rosa Díez y de algunos de sus líderes. Las represalias contra su eurodiputado Francisco Sosa Wagner por atreverse a hacer públicas sus críticas el pasado mes de agosto dejaron clara la manera de funcionar de la cúpula magenta. Algo sobre lo que miles de afiliados que se han ido (o nos han echado) de UPyD estos años (especialmente el último) dan testimonio.
   Segundo: el desprestigio del candidato de UPyD a la andaluzas, Martín de la Herrán, entre sus propios afiliados. El hecho de que el pasado 10 de enero el Consejo Político de UPyD andaluz rechazara el Informe de Gestión Anual presentado por el propio Martín de la Herrán en su condición de Coordinador Territorial (sólo votó a favor el 37,8% de los representantes de los afiliados) deja muy claro que su forma de trabajar no era apreciado por los afiliados andaluces (Ver). Si Martín de la Herrán ganó las primarias fue sin duda por el apoyo que tiene de Rosa Díez y de la maquinaria del partido. Me consta que muchos afiliados andaluces perdieron las ganas de trabajar por un candidato en el que no creen (Ver); y lo he experimentado, pues algo parecido pasó el año 2012 cuando yo estaba en UPyD y desde Madrid maquinaron para imponernos en la provincia de Pontevedra a un afiliado de Santiago. El resultado también fue nefasto.
   Tercero: la entrada en el escenario del partido Ciudadanos, al que el establisment de UPyD considera ahora su primer enemigo. Ya dijo en el último Congreso de UPyD (en 2013) el considerado su alma mater ideológico, Fernando Savater, que eran dos partidos similares y que tenían que sumar fuerzas. También el eurodiputado Sosa Wagner pidió un acercamiento a Ciudadanos. Rosa no quiere saber nada de dejar de controlar absolutamente su partido, rechazando cualquier alianza. Savater fue censurado (y decidió "tragar") y Sosa Wagner fue "linchado" y destituido (y se hartó y se fue). Como consecuencia, los españoles que creen necesaria una tercera vía entre PP y PSOE, un movimiento nuevo que regenere la democracia, en este momento tienen que optar entre Albert Rivera y Rosa Díez, Y la elección ha quedado muy clara este domingo en las urnas: 368.988 andaluces (el 9,3%) ha elegido la papeleta de Ciudadanos, partido que se puede considerar la mayor revelación de la jornada, pues ha multiplicado por ocho los votos recibidos en las europeas; mientras que Podemos, el otro triunfador, aunque ha conseguido más escaños (15 frente a 9 de C´s) solo ha multiplicado sus votos por tres.

lunes, 23 de marzo de 2015

Duras críticas (y peticiones de dimisión dirigidas a Rosa Díez) de los propios dirigentes de UPyD tras los nefastos resultados en Andalucía (22.3.15) y a la rueda de prensa posterior de Rosa Díez. (Con actualizaciones)

   UPyD ha cosechado en Andalucía unos resultados sorprendentes por lo malos que han sido. Eso ha pasado este domingo.
   La tarde del lunes, Rosa Díez ha dado una rueda de prensa sorprendente por su falta de autocrítica y sus planteamientos continuistas.
   Y algunos dirigentes de UPyD se han atrevido a expresar críticas: eso ha sido lo más sorprendente. Veamos:

   Alvaro Anchuelo, prestigioso Diputado de UPyD, responsable de economía y miembro del Consejo de Dirección, escribió en Twitter la noche de las elecciones: "El resultado de UPyD es malo sin matices y habrá que extraer de una vez las consecuencias." En ese "de una vez" que subrayo se percibe que está un poco cansado de que hasta ahora los dirigentes del partido no hayan querido hacer ninguna autocríca.

  (Como se puede ver en la conversación, el Concejal de UPyD de Guadarrama Alex Roa, crítico moderado, se sorprende de que al menos alguien del Consejo de Dirección reconozca que algo va mal. Y le responde Luis de Velasco, también miembro de ese Consejo diciéndole que él también lo ha reconocido).


   Luis de Velasco, dirigente y todavía portavoz de UPyD en la Asamblea de Madrid (no se presenta en las elecciones de mayo), calificó el resultado electoral como “desastre total” y asumió que, “como integrante del Consejo de Dirección, tengo mi parte de responsabilidad (Ver).
  Posteriormente, en un Tuit, pidió la dimisión de todo el Consejo de Dirección, una Gestora y un Congreso: "sin esas medidas morimos en mayo". Y también: "El rechazo es profundo y creciente", y "¿llegaremos vivos a mayo? (Ver).

   Toni Cantó, Diputado de UPyD y que va a ser candidato por Valencia, no se pudo contener tras la rueda de prensa de Rosa Díez (en la que algunos pensaban que iba a anunciar su dimisión). El actor y político escribió: "Decepcionante rueda de prensa de @rosadiezupyd. La dirección del partido debe responsabilizarse de las decisiones que nos han traído aquí."


   Juan Antonio Horrach, portavoz de UPyD-Baleares y candidato de UPyD a la Presidencia del Govern balear, ha escrito sobre el resultado de las elecciones: "no ha sido un mal resultado: ha sido una catástrofe", y también ha criticado la rueda de prensa de Rosa Díez: "Qué desastre de rueda de prensa! Lo peor que podía pasar: encerrarse en la burbuja!!"; "Lo que me pregunto es para qué coño ha hecho una rueda de prensa" (Ver). También ha escrito en Twitter: "Rosa se ha quedado sin crédito. Anoche y sobre todo hoy"; "Se ha acabado el momento de Rosa, no hay duda".

   Irene Lozano, diputada de UPyD declaró a El País: “Ha sido un fracaso absoluto” (los resultados de su partido en las elecciones andaluzas). Y añadió: “Ante los fracasos hay que tener reacciones claras. La reacción clara es que hay que cambiar de estrategia y hay que renovar el partido”.

   Gorka Maneiro, diputado de UPyD en el parlamento vasco, también fue crítico: "Los resultados son malos o muy malos. Toca reflexión y autocríca".

   Ignacio Prendes, diputado asturiano de UPyD que dimitió hace poco de su puesto en el Consejo de Dirección de UPyD, ha pedido "un cambio de rumbo urgente", modificar las estrategias del partido atendiendo a «lo que nos han gritado ahora los ciudadanos en Andalucía, y que ya nos dijeron en las europeas» (Ver). (En las europeas UPyD perdió votantes, pero debido a la alta abstención aumentó el porcentaje, por lo que Rosa Díez dijo que los resultados eran "históricos" y no cambió nada).


   El eurodiputado de UPyD Enrique Calvet ha seguido en su línea crítica, calificando de "hecatombe" lo ocurrido y exigiendo la dimisión del Consejo de Dirección, y que Rosa Díez sea relegada a "Presidenta de honor" del partido. Le ha acompañado (en una rueda de prensa que ha dado) Aurora Sotos, que formó parte de la candidatura de UPyD por Madrid, quien se ha sumado a las críticas y ha afirmado que la dirección de UPyD cometió un error al apoyar la reelección del candidato andaluz Martín de la Herrán (Ver). (Sobre la poca valoración de los afiliados de UPyD de Andalucía de Martín de la Herrán: Ver y  Ver)


   






   Fernando Maura, también eurodiputado de UPyD y ex miembro del Consejo de Dirección, afirmó que UPyD es irrecuperable. "Está acabado como proyecto político", dijo (Ver). Auguró un "trasvase" hacia ciudadanos.














   Rafael Delgado, coordinador de UPyD en Castilla y León, abogó por la autocrítica, por analizar y corregir el rumbo ante los errores de estrategia en las elecciones andaluzas y añadió que si de ese proceso se derivan responsabilidades como la dimisión de la portavoz, Rosa Diez, “perfecto” (Ver).

   Las tres concejales de UPyD en el Ayuntamiento de Ávila, Ana Rosa Pedriza, Marta Muñoz y Asunción Escobar, y el candidato de la formación magenta a la Alcaldía de Valladolid, César Toquero, han planteado este miércoles 25.3.15 la necesidad de renovar la Dirección Nacional de este partido y la dimisión de su actual líder y fundadora, Rosa Díez. Ver.

   Ochenta dirigentes y afiliados de UPyD de Aragón han presentado el jueves 26.3.15 un documento firmado en el que piden la dimisión del Consejo de Dirección, y en cuya presentación el coordinador territorial, Carlos Aparicio, recordó que los aragoneses vinculados a UPyD ya manifestaron en un encuentro celebrado hace meses que apoyaban esa opción: Ver.

  El Consejo Local de UPyD de A Coruña pide (también el día 26.3.15) la dimisión del Consejo de Dirección (Ver). Su Coordinador Yago Folla-Cisneros escribió en su Twitter (refiriéndose a los críticos que votaron contra el continuismo de Rosa Díez en la reunión del Consejo Político): "Orgulloso de mis compañeros que se han opuesto a la sin razón e irresponsabilidad". Ahí queda eso.



domingo, 22 de marzo de 2015

El curioso elitismo del partido Ciudadanos, y su engaño a los ciudadanos al ceder sus datos a terceros.

   Estos días El Confidencial Digital (Ver) ha publicado dos artículos contando que el partido Ciudadanos ha contratado a una empresa de ‘inteligencia empresarial’ para auditar a sus candidatos.
   Se dice que esa Consultora especializada (llamada H4DM) investigará a los integrantes de sus listas electorales, para que "ninguno de sus nuevos líderes tenga algo que ocultar y pueda manchar su prestigio (el de C´s)". Detectarán antecedentes penales, si alguien está inmerso en procesos judiciales, si ha participado repetidamente en comicios anteriores bajo otras siglas... (Ver).
   Pero además, se afirma que Ciudadanos también está investigando "el pasado de sus nuevos militantes", tanto con personal propio como con el de esa empresa. La noticia termina diciendo que "Gracias a esos controles, Ciudadanos ya ha negado la afiliación a unas 300 personas que querían formar parte del partido."
   Es muy loable que Ciudadanos no quiera que se infiltren en su seno malas personas, corruptos y mafiosos. Pero deberían distinguir entre afiliarse al partido y ser candidato, optando a cargos internos o públicos. A los candidatos y cargos los eligen los afiliados en primarias, y se supone que elegirán a los mejores. Pero ahora nos enteramos de que cuando un ciudadanos solicita ser afiliado de Ciudadanos los que tienen que dar el visto bueno son algún o algunos dirigentes, y además una empresa privada.
   Ya he expuesto en mi anterior entrada que Ciudadanos debe jugar limpio y hacer públicos los criterios que aplica para hacer esa selección preliminar de afiliados, para rechazar a un ciudadano durante los seis meses que los Estatutos establecen de tiempo de carencia. No hacer públicos esos criterios sería incurrir en un elitismo discriminatorio (que podría o no ser peyorativo, pero siempre injusto), condicionando la entrada de nuevos afiliados a la subjetividad de los líderes del partido, mayormente locales (que son los que por cercanía pueden conocer mejor al solicitante).
   En cualquier caso el fin no justifica los medios, y el partido Ciudadanos está engañando a los ciudadanos (y probablemente incumpliendo la Ley de Protección de Datos). Al enviar la solicitud de afiliación (en la que es cierto que se aceptan las condiciones) Ciudadanos deja muy claro que no cederán los datos a ningún tercero. Y salvo que C´s haya rectificado los contenidos de las publicaciones que he comentado y enlazado (que yo sepa no lo ha hecho), está claro que esa empresa privada (H4DM) ha recibido y recibe datos que aspirantes a afiliados y afiliados de Ciudadanos han facilitado al partido.

    Si hoy en día un joven Albert Rivera solicitara ser afiliado de C´s, al descubrir ilegalmente H4DM que tuvo tratos con las Nuevas Generaciones del Partido Popular y que trabajaba en La Caixa, posiblemente fuera rechazada su solicitud. Y más aún si dijera que si llegaba a ser el candidato estaba dispuesto a desnudarse...

sábado, 21 de marzo de 2015

¿Qué misteriosos criterios aplica el partido Ciudadanos para rechazar a alguien que quiere afiliarse? ¿Va a exigir Albert Rivera “pureza de sangre”? El caso Coruña.

   Supongamos que quiero afiliarme Ciudadanos. Los Estatutos del Partido aclaran que tengo que ser mayor de edad y no pertenecer a ningún otro partido. Y dicen también que cuando les llegue mi solicitud comenzará a contar un periodo de carencia de seis meses durante el cual el Comité Ejecutivo (o la Comisión ad hoc que éste designe en cada caso) “podrá acordar de manera motivada revocar la aceptación de afiliación”. La cualidad de miembro del partido sólo se adquiere cuando se produce ese acuerdo positivo, que -también lo establecen los Estatutos- deberá ser notificada al solicitante.
   ¿Cuáles son los motivos que pueden llevar a Ciudadanos a rechazar a un afiliado durante los seis primeros meses? No lo cuentan en ningún sitio. Tampoco está previsto que, en caso de rechazo, C´s tengan que dar ninguna explicación al aspirante a afiliado; ni que éste pueda recurrir un acuerdo negativo. Eso me parece un abuso: poco respetuoso y poco democrático. (En cambio, cuando uno ya es afiliado de C´s, si es expedientado o amenazado de sanción tiene derecho a un "juicio justo": a ser informado, a presentar alegaciones, etc).
   Imaginemos que un afiliado que tenga alguna enemistad hacia un solicitante filtra dentro del partido una información falsa sobre él, y en base a esas calumnias el Comité Ejecutivo rechaza la nueva afiliación. O pensemos que si ese Comité ha delegado en un dirigente local o regional para que ejerza ese derecho que se reserva el partido (de aceptar o no una solicitud de afiliación), podría darse el caso de que ese dirigente local tuviera “controlados” a la mayoría de los afiliados de su territorio, y que no quisiera que se afiliara nadie que él no controla: personas que en algún momento pudieran hacerle sombra, criticar su gestión o plantear una alternativa a su poder local… Y que ese dirigente local utilizara como arma para seguir controlando el partido "en sus dominios" el rechazo a esos aspirantes a afiliados…
   Quizá eso ha sido lo que ha pasado recientemente en A Coruña, donde los dos delegados territoriales de Ciudadanos, José Canedo y Juancho Chouza (los dos famosos ex dirigentes de UPyD en Galicia que después de causar serios problemas dentro de ese partido salieron rebotados para hacerse con el poder de C´s), tras denegar la afiliación a 14 solicitantes destituyeron al coordinador de A Coruña y disolvieron al equipo directivo (Ver). También esta vez le salió mal la jugada a esa pareja, porque los afiliados coruñeses de C´s se rebelaron y les plantaron cara: y tuvo que intervenir la dirección nacional del partido (Ver). Los dos dirigentes cesaron de sus cargos territoriales (o fueron obligados a cesar). Pero los problemas siguen, y los 14 afiliados coruñeses rechazados por voluntad de Canedo y de Chouza, sin ninguna base objetiva, reclaman ser readmitidos y que el partido les pida disculpas: Ver.
   Cuando Fran Hervías (secretario de organización de Ciudadanos) intervino en ese escándalo, declaró que: «Cuando llegue el momento y se valore la situación» podrían volver al partido «las personas que consideremos que reunen las condiciones» para pertenecer a Ciudadanos (Ver). Le pregunté vía Twitter (ver abajo) que cuáles eran los criterios que se aplicaban en Ciudadanos para aceptar o no una solicitud de afiliación; o lo que es lo mismo: qué condiciones debían requerir una persona para pertenecer a Ciudadanos. Hervías no me ha contestado, por lo que le reitero mi pregunta y le solicito respuesta.
   La ley de limpieza de sangre fue aplicada desde el siglo XV por la Inquisición para discriminar a los cristianos nuevos: "Vistas sus herejías, sus crímenes y sus rebeliones contra los cristianos viejos de la ciudad, juzgamos que los conversos son indignos de ocupar cargos, privados o públicos, en la ciudad de Toledo y en todo el territorio de nuestra jurisdicción» (Ver). ¿Será esa la nueva estrategia de Ciudadanos? No han asimilado la primera regla del judeocristianismo, relatada en el Génesis: Yavéh les explico a Adán y a Eva lo que no podían hacer si querían seguir en el Paraíso: la incumplieron y fueron expulsados. Parece justo. Pero en Ciudadanos te echan (o no te terminan de admitir, que es lo mismo) sin que sepas por qué.
  PD: Probablemente te interese leer mi siguiente Post, sobre las investigaciones que hace Ciudadanos a los que piden ser afiliados y a los que aspiran a ser candidatos: Ver.

viernes, 20 de marzo de 2015

Elenco de dirigentes de UPyD que se han pasado a Ciudadanos.

   Si un ciudadano decide participar en política y se apunta a un partido político con cuyas ideas simpatiza, pero después descubre que en ese partido los dirigentes cometen y encubren continuos abusos, no respetan la libertad de expresión, fomentan la sumisión y el amiguismo, y en su seno la democracia interna es puro paripé..., tiene dos opciones:
- puede aguantarse y seguir dentro (aceptándolo como un mal menor),
- o puede irse.
   Pero si se va y le quedan ganas, puede afiliarse a otro partido que defienda ideas similares, pero en el que no impere el autoritarismo y la mentira...
   Eso explica que, desde finales de 2013, cuando Ciudadanos se abrió a la política nacional (Ver), tantos dirigentes y afiliados de UPyD se hayan pasado, y se sigan pasando, al partido liderado por Albert Rivera.
   El siguiente elenco nominal puede resultar probatorio, sustituyendo mayores explicaciones para aquellos que no conocen bien a Rosa Díez y a su partido. Los coloco por orden alfabético. Y sé que no son todos los que están (y agradezco aportaciones y correcciones):

   - Alexis Marí llegó a ser (en febrero de 2014) coordinador territorial de UPyD en la Comunidad de Valencia (Ver). En octubre dimitía y abandonaba el partido, criticando a Rosa Díez y a la dirección del partido (Ver). Poco después anunciaba que se pasaba a Ciudadanos junto con otros 130 afiliados (Ver). Se hizo público el nombre de varios exdirigentes y excargos de UPyD de Valencia que también se pasaron a C´s: Magda Jiménez, Luis Arquillos, Tono Fagoaga, Juan Carlos Navarro, Toni Cervera, Lola Ortiz, Domingo Rojo, José Tejada, y Marina Molina (Ver).
   - Antonio Villalta y otros afiliados (unos diez) de UPyD de Almuñecar (Granada) se pasaron en bloque a Ciudadanos en julio de 2014 (Ver).
   - Carlos Ruiperez Alonso, coordinador de UPyD en Arroyomolinos (Madrid), y un grupo de 30 afiliados y simpatizantes de UPyD, abandonaron el partido y se pasaron en bloque a Ciudadanos (Ver). Ruipérez criticó “el encorsetamiento, el exceso de rigidez, las condiciones restrictivas y el autoritarismo por parte de los responsables regionales de UPyD”.
   - César González, afiliado de UPyD desde 2008, concejal de Elda (Alicante) desde el 2011, abandonó el partido en junio de 2014, vertiendo duras críticas a UPyD, formación que "adopta formas dictatoriales y antidemocráticas, en la que prosperan palmeros y perros fieles" (Ver). El pasado mes de febrero de 2015 González renunció a su acta de concejal para integrarse plenamente en Ciudadanos, partido con el que -dijo- llevaba meses colaborando (Ver). (Ver).
   - Diego Barnuevo, abogado que optó a las primarias de Murcia por UPyD, abandonó el partido y se pasó a Ciudadanos. Ver (enero 2015).
   - Diego Paños, abogado navarro, había trabajado mucho en las denuncias de UPyD contra Caja Navarra; también había sido su candidato al parlamento foral, y era miembro del consejo territorial. Por distintos motivos (Ver), hace un año la dirección de UPyD (en concreto Carlos M. Gorriarán) decidió que no interesaba en el partido: y Diego fue purgado y destituido de sus cargos de manera irregular (Ver). Como respuesta a ese abuso, Eduardo Ortiz, que también era miembro del Consejo Territorial, dimitió de su cargo y se fue del partido. Diego Paños aguantó al principio, recurriendo internamente las discriminaciones que sufrió; pero al final se hartó y también se fue de UPyD. Actualmente Eduardo Ortíz y Diego Paños son Coordinador y Portavoz, respectivamente, del partido Ciudadanos en Navarra (Ver).
   - Francisco Igea. El titular de la noticia era: "Francisco Igea tramita su baja en UPyD y se embarca en el proyecto de Ciudadanos". Es de febrero de 2015: (Ver). Francisco Igea es un médico vallisoletano, y fue uno de los cofundadores de UPyD el año 2007. Vive en Palencia. Declaró que consideraba un error que UPyD no quisiera pactar con Ciudadanos.
   - Francisco Serrano, responsable de UPyD en Ciudad Rodrigo (Salamanca) anunció (febrero de 2015) que se iba de UPyD y se incorporaba a Ciudadanos (Ver).
   - Gonzalo Cuesta, que fue candidato autonómico de UPyD por Albacete, anunció en enero de 2015 que abandonaba UPyD ("por el excesivo autoritarismo de Rosa Díez") y se pasaba a Ciudadanos. Ver 
   - Joaquín Vera, delegado de UPyD en la Marina Baixa - Villajoyosa (Alicante) abandonó el partido (en febrero de 2015) con otros afiliados (Ver), y se marchó a C´s (Ver). En la web de UPyD hacen un comentario divertido: ya están acostumbrados a que afiliados magentas se pasen a C´s (Ver) (y aclaran que consideran que se van porque no han conseguido sus objetivos personales...Ya dijo Rosa Díez que todos los que se van de UPyD son unos "indeseables": Ver mi crítica).
   - José Luis Morato era el líder de UPyD en Getafe (Madrid), y fue elegido Concejal el año 2011. Pero tuvo enfrentamientos con miembros del Consejo de Dirección (le impusieron a la mujer de un empresario amigo como número dos de la lista que él encabezaba, y no le perdonaron que aspirara a ser coordinador de UPyD de Madrid) por lo que Fabo, Gorri y Marcos le echaron del partido. El año pasado José Luis Morato se afilió a Ciudadanos. Pero como mantenía su acta de concejal no fue admitido. Todo apunta a que estos días se solucione el problema (quizá Morato tenga que renunciar a su acta en el último momento), y que el ex concejal de UPyD sea el candidato de C´s por Getafe.
   - José Serna. En octubre de 2014 se publicó que el 90% de los afiliados de Torrevieja (Alicante) abandonaban UPyD y se pasaban a Ciudadanos (Ver). El hasta ese momento líder del partido magenta, José Serna, anunció que sería el nuevo coordinador de Ciudadanos (Ver); sin embargo en enero de 2015 fue destituido de ese cargo por la dirección regional de C´s (Ver), y en marzo anunciaba que abandonaba definitivamente la política (Ver) debido -según afirmó- a la traición de algunos responsables de Ciudadanos. (Ya se vé que no todos "los casos" son iguales y que algunos tienen "mucha miga" que no es posible desarrollar aquí).
   - Juan Carlos Fernández fue coordinador de UPyD y candidato a la alcaldía del municipio leonés de San Andrés de Rabanedo. Era miembro del Consejo Político del partido. El año 2013 anunció que abandonaba el partido de Rosa Díez, decepcionado por su falta de democracia interna Ver. Actualmente Juan Carlos Fernández es el portavoz y coordinador de Ciudadanos en ese municipio, y probablemente sea su candidato a la alcaldía (Ver).
   - Juan Ramón Carrancio era coordinador local de UPyD en Santander. En verano de 2013 abandonó UPyD, junto con otros 35 afiliados, calificando a UPyD de "una gran mentira, una estafa intelectual" (Ver). Actualmente es el coordinador regional de Ciudadanos en Cantabria, y probablemente en mayo sea el candidato de la formación al Parlamento Autonómico.
   - Juan Rubio, elegido concejal de UPyD de Villanueva de la Cañada (Madrid) en 2011, dimitió de su cargo y abandonó el partido la semana pasada. Rubio fue purgado por ser crítico y apoyar la iniciativa "Cex" del eurodiputado crítico de UPyD Enrique Calvet (Ver). En unas declaraciones de hace unos días apunta que seguirá en política "posiblemente integrado en C´s" (Ver).
   - Julián Sanmartín, profesor de economía, fue el candidato de UPyD en la ciudad de Logroño, y había sido durante 4 años el Coordinador Local. Perdió la confianza de la cúpula del partido al criticar que desde la dirección nacional y territorial manipularan y censuraran sus correos. Tras ser boicoteado por los dirigentes de UPyD (Ver), se hartó y se marchó, junto con otros afiliados (Ver). Julián Sanmartín va a ser el próximo candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Logroño (Ver).
   - Luis Angel Zas, era afiliado de UPyD desde octubre de 2010, Delegado Comarcal de UPyD en San Fernando de Henares (Madrid), y responsable de política local y expansión del partido magenta en Madrid. Fue cesado de sus cargos en verano de 2014 simplemente por compartir la famosa carta publicada en El Mundo por Fco. Sosa Wagner (Ver). Aguantó en el partido hasta noviembre. Se fué, y ahora es el líder de Ciudadanos en su localidad (Ver).
   - Luis Bouza-Brey es un analista político y profesor de la Universidad de Barcelona que en 2007 abandonó C´s para ser uno de los cofundadores de UPyD. Fue el primer coordinador electoral de UPyD en Cataluña. Pero Rosa Díez le expulsó irregularmente del primer Consejo Político (Ver). Bouza-Brey se fue de UPyD en 2009, denunciando su autoritarismo y falta de democracia interna (Ver). Aunque no consta que esté afiliado a Ciudadanos, en sus recientes escritos no deja de elogiar y de pedir explícitamente el apoyo para Albert Rivera y su partido (Ver).
   - Manuel Vicente, concejal electo en Ávila en 2011 y ex portavoz del grupo muncicipal de UPyD, anunció que dimitía y se pasaba a Ciudadanos junto con otros cuatro afiliados (Ver). Se había manifiestado partidario de que UPyD hubiera confluido con C´s, recordando en su "escrito de despedida" que Fernando Savater ya lo había propuesto en el último Congreso del Partido, y que lo mismo había hecho Sosa Wagner.
   - Marina Corbalán, delegada de UPyD en Guardamar de Segura (Alicante), abandonó UPyD el pasado octubre, y se pasó a Ciudadanos. Actualmente tienbe un cargo en C´s de la Comunidad Valenciana: Ver. Se publicó que todos los afiliados de UPyD abandonaron el partido con ella: Ver.
   - Mario Gómez Figal era el concejal de UPyD en Los Alcázares (Murcia). Hace dos meses, en enero, abandonó UPyD y anunció su paso a Ciudadanos. Manifestó estar «harto del totalitarismo y de la forma de gestionar internamente" UPyD (Ver). Mario Gómez fue uno de los afiliados de UPyD que denunció la anulación de las elecciones internas al consejo territorial murciano de UPyD el año pasado (Ver). Según algunas informaciones, un buen número de afiliados de UPyD de Murcia se han pasado a Ciudadanos. Al menos consta el nombre (y la foto) de Miguel Sánchez (Ver).
   - Matías Mayordomo, líder de UPyD Cieza (Murcia) anunció su baja en el partido con una carta muy crítica (Ver) y se pasó a Ciudadanos (enero 2015).
   - Miguel Sánchez López era el concejal de UPyD en Caravaca de la Cruz (Murcia). Dimitió el pasado mes de noviembre como protesta ante comportamientos irregulares del alcalde. A la dirección del partido ese gesto no le pareció nada bien (Ver). Miguel abandonó UPyD y se integró en C´s, y va a ser el candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Región de Murcia en las elecciones de mayo (Ver).
   - Modesto Comesaña era afiliado gallego de UPyD desde los comienzos del partido; formó parte del Consejo Local de Vigo que yo coordinaba. Pero tuvo problemas con la dirección de UPyD (fue discretamente crítico con las injerencias de Madrid en el fraudulento proceso de primarias de Galicia de 2012 (Ver), no le permitieron asistir a una asamblea, quisieron cobrarle abusivamente unas cuotas de afiliación excesivas...). Se cansó de UPyD. Actualmente es el coordinador local de Ciudadanos en Vigo (Ver). Hace poco hablé con él y me dijo que, a nivel de funcionamiento interno y de ambiente, C´s funciona mucho mejor que UPyD...
   - Nicolás de Miguel fue coordinador de UPyD en Guipúzcoa y el candidato a la alcaldía de Donosti-San Sebastián. Abandonó el partido en agosto de 2013, denunciando sectarismo y represión a los discrepantes (Ver). Fue candidato a las europeas en la lista de C´s. Actualmente es el Portavoz de Ciudadanos en Euskadi (Ver) y será el candidato de C´s a la alcaldía de Donostia (Ver).
   - Sadat Maraña fue el candidato de UPyD a la alcaldía de León en 2011. Abandonó UPyD en 2013, junto con otros afiliados, denunciando falta de democracia interna (Ver). Actualmente es coordinador y portavoz de Ciudadanos de León (Ver).
   - Susana Linares, empresaria, afiliada a UPyD desde 2012, fue candidata al Consejo Territorial de UPyD de Madrid en octubre de 2014. Se mostró criítica con lo que le hicieron a Sosa Wagner, y abandonó el partido alegando falta de libertad (Ver). Se afilió a Ciudadanos, y se ha presentado a las primarias para ir en la lista de C´s por Madrid (Ver).
   - PD: José Canedo y Juancho Chouza. El caso de estos dos gallegos lo considero diferente a todos los anteriores. No es que se fueran de UPyD por estar enfrentados con la dirección, sino por estar enfrentados con los afiliados de base. Chouza fue elegido a dedo desde Madrid el año 2012 para la Gestora que impusieron tras cargarse al Coordinador Territorial; y Canedo fue promocionado en unas elecciones primarias fraudulentas como candidato de UPyD a la Xunta ese mismo año. Posteriormente los afiliados gallegos elegimos un nuevo CT que sustituyó a la Gestora, y Chouza y Canedo perdieron la protección pseudomafiosa que les prestaba UPyD-Madrid. Por eso se fueron del partido: porque ya no pudieron seguir mangoneando. Pero para desgracia de Ciudadanos entraron juntos allí y se hicieron con el poder (Ver). Después de muchos líos (Ver), hace unas semanas Canedo y Chouza han llegado a un acuerdo diplomático con los responsables nacionales de Ciudadanos, y ambos han cesado de sus cargos territoriales (Ver). Nada que ver, desde mi punto de vista, con todos los demás casos relatados aquí, todos ellos ciudadanos nobles que lucharon dentro de UPyD contra la falta de democracia interna y el despotismo de la cúpula dirigente, y que acabaron yéndose a donde pudieran practicar la política sin autoritarismos ni caciquismos.
Por eso UPyD no es opción para ningún demócrata...
   Hablando de partidos y de personas no hay blanco absoluto y negro absoluto: no hay buenos y malos. Los partidos se valoran por las ideas que tienen (que se pueden copiar), y por las personas que componen esos partidos (que no se pueden copiar)... y por lo que hacen.
   Por supuesto que en todo partido hay gente más o menos valiosa, y gente que hace las cosas bien y gente que las hace menos bien. Pero si no se está atento para detectar cualquier fallo, y si no se cuida muy bien la respuesta que se da ante el primer atisbo de corrupción interna, una vez y otra, y se deja que pase el tiempo y que caciques y corruptos campen a sus anchas, al final es muy difícil rectificar... Eso es lo que ha pasado en UPyD (la corrupción de lo mejor es lo peor), y por eso podemos decir que los mejores afiliados de UPyD ya se han ido.
   Y muchos esperamos que eso mismo no pase en Ciudadanos.

martes, 17 de marzo de 2015

Sobre el acoso en el Ejército y en UPyD. Felicitación y ofrecimiento a Irene Lozano.

(Publicado también en El Confidencial Digital: Ver)

   La escritora y diputada Irene Lozano debe ser felicitada por sus actuaciones en relación con el acoso sufrido por Zaida Cantera. En la presentación del libro que publicó sobre el caso se puede leer: “La capitán Zaida era brillante, honesta y leal; pero se permitió un único error: no callarse ante una injusticia. En el Ejército, si te atreves a denunciar a un superior, aunque tengas razón, antes o después acabas perdiendo.” Según afirmó Lozano, su objetivo y el de su formación política es “luchar para evitar que acosos como el que padeció Zaida vuelvan a repetirse”. La semana pasada planteó sus críticas en el Parlamento, ante el Ministro de Defensa Pedro Morenés: éste le respondió asegurando que en el Ejército existe tolerancia cero con el acoso sexual, y acusó a la diputada de UPyD de “bajeza moral: de querer perjudicar el buen nombre de las Fuerzas Armadas al llevar ese asunto al Congreso, atribuyéndole incluso la intención de querer promocionar su libro. Lozano terminó su agrio debate con el ministro acusándole de "tapar" los casos de violencia de género en el Ejército, y le pidió que dimitiera: "Los militares no merecen un ministro como usted”, le dijo.
   La actuación del Ministro me ha parecido impresentable; y comparto la propuesta de que dimita, y la de que se deben tomar medidas para acabar con el acoso sexual en el Ejército. Pero no he podido dejar de acordarme del caso Sosa Wagner. El paralelismo, mutatis mutandis, es sorprende: el “brillante, honesto y leal” eurodiputado de UPyD cometió el error de “no callarse ante una injusticia” y acabó “perdiendo”. Se atrevió a denunciar el autoritarismo que existe en UPyD. La cúpula del partido liderado por Rosa Díez reaccionó airadamente: todo es falso, UPyD es el partido más transparente, el más ético, el más democrático… Sosa Wagner ha actuado con bajeza moral al hacer pública esa crítica, que es infundada; está perjudicando el buen nombre de UPyD, es un corruptoY la propia Irene Lozano calificó al catedrático leonés de mezquino
 
   Tengo una oferta que hacer a la escritora y ahora política: le ofrezco mi ayuda para una exclusiva, para que escriba otro libro, esta vez sobre el acoso y el autoritarismo que hay dentro de UPyD, reflejado en mi experiencia: me afilié el año 2009, y fui el coordinador local y el candidato por Vigo de UPyD. Todo iba muy bien hasta que cometí un único error: no callarme ante la injusticia. Cuando empecé a denunciar que los dirigentes de UPyD de Madrid impidieron hacer sus funciones al coordinador territorial de Galicia, le censuraron y le forzaron a marcharse del partido; que mantuvieron una gestora compuesta por enchufados más tiempo que el que los Estatutos permiten; que organizaron una elecciones primarias en Galicia fraudulentas, dirigidas a que ganara el candidato amigo que ellos habían elegido previamente; y que los órganos de control interno ante los que yo denunciaba esas y otras graves irregularidades no me contestaban, o lo que es peor: el dirigente de UPyD al que yo había denunciado (Juan Luis Fabo, responsable de Organización, considerado el nº 3 del partido) era el que respondía a mi denuncia contestándome que no admitía mi denuncia… Entonces empecé a ser represaliado: se censuraron mis artículos en la web del partido; se trató de desprestigiarme (Fabo llamó desde Madrid a algunos afiliados para pedirles que testificaran falsamente contra mí para expedientarme, a lo que se negaron); y al final, cuando vieron que iba a ir al Congreso de UPyD de noviembre de 2013 con la intención de exponer mis quejas ante la asamblea de delegados, lo impidieron suspendiéndome de militancia por tres meses, actuando con abuso y mentiras (especialmente la dirigente y responsable de asuntos jurídicos de UPyD, Elvira García), violando los derechos que como afiliado me concedían los Estatutos. Al final, tras varios expedientes y recursos, me expulsaron de UPyD en junio de 2014.
   Mi caso es paradigmático, aunque lo que me ha pasado a mi le ha pasado, en mayor o menor medida, a muchos otros afiliados de UPyD. Ya lo denunciaba Francisco Sosa Wagner en el artículo que le costó su carrera política, cuando hablaba de las prácticas autoritarias que anidan en el seno de UPyD, “prácticas que desembocan en la expulsión constante de afiliados o en su sepultura en vida cuando deciden permanecer en sus filas acogidos a un ominoso silencio.” Le puedo dar a Irene un buen listado de nombres, de casos de autoritarismo y represalias dentro de UPyD: tiene dónde elegir. Pero ¿se atreverá a “aplicar el cuento” a su propio partido, ahora que ha sido promocionada por Rosa Díez como miembro del Consejo de Dirección? Entiendo que sería heroico, y que no debe tener suficiente fuerza ética para ser capaz de hacerlo. Y que como Pedro Morenés con el Ejército, tratará de seguir “tapando” los casos de autoritarismo que ocurren dentro de UPyD.

   Debatiendo sobre el caso Zaida, Irene Lozano declaró que “un país que permite que se expulse a los mejores del ejército no tiene futuro”. Quizá la diferencia más notable es que en el Ejército hay gente que aguanta el acoso porque el Ejército es su medio de vida; pero la gran mayoría de los que vinimos a UPyD lo hicimos con la vida ya resuelta, y no tenemos que aguantar el abuso de los “superiores jerárquicos”, sean militares o dirigentes políticos. Eso explica que UPyD es un partido que tiene apenas 5.000 afiliados en activo, pero más de 17.000 ex afiliados. Y la gran mayoría de ellos, a pesar de seguir compartiendo las ideas del Manifiesto Fundacional de UPyD, no aguanta el despotismo con que se dirige el partido, que sólo se sufre de puertas para adentro en cuanto alguien osa pensar por su cuenta. 
   Tengo un buen concepto de Irene Lozano. Y espero de ella que, si no acepta mi propuesta (lo del libro), al menos sea capaz de abrir su mente y liberarse por un momento del sectarismo propio de los dirigentes de los partidos políticos: y entonces entenderá por qué si UPyD no cambia "no tiene futuro". Parafraseando lo que le dijo ella al ministro Morenés: los afiliados de UPyD (y también sus votantes) no se merecen una dirigente como Rosa Díez.
   Por todos los que creyeron y creen en UPyD: Irene, por favor, díselo a Rosa.
Reunión de ex afiliados de UPyD.