lunes, 19 de octubre de 2015

Yin Yang para el 20D: Albert Rivera presidente y Pablo Iglesias vicepresidente.

Un resultado que se me antoja posible para el próximo 20 de diciembre, y que me gustaría mucho que se diera, sería el triunfo de Ciudadanos (sin mayoría absoluta), y que ese partido pudiera gobernar con el apoyo de Podemos (dentro o fuera del gobierno).
Ese escenario implicaría mandar a casa a muchos de los integrantes de la casta política corrupta (PP-PSOE), y firmar el fin de la etapa de bipartidismo absolutista; a la vez que cortaría las "alas negras" a todos sus cómplices de las empresas eléctricas, constructoras, bancarias, etc., calaña que ha saqueado y arruinado España.
El reciente debate de café que los líderes de ambos partidos han protagonizado en el programa televisado del periodista Jordi Évole ha demostrado que es posible su entendimiento, y que -como apuntó en cierto momento Pablo Iglesias- coinciden en bastantes cosas. Sobre todo han dado la impresión de que son políticos capaces de hablar (delante de la gente) y de trabajar con otros, aunque no compartan sus mismas ideas: algo muy distinto a lo que nos tienen acostumbrados los caciques del PP y del PSOE.
Un gobierno de Albert Rivera sustentado por esos dos partidos supondría, desde mi punto de vista, una renovación perfecta y esperanzadora de la política. Y se lograría un equilibrio beneficioso para las mayorías: se podría aprovechar lo mejor de cada partido, logrando una especie de yin-yang entre la renovación centrista conservadora de Ciudadanos por un lado y la determinación radical rupturista de Podemos por el otro.
Ambos partidos pretenden acabar con los privilegios de los políticos, con la corrupción y con la impunidad de los estafadores de guante blanco: y defienden un poder judicial independiente.
Podemos no dejaría a Ciudadanos caer en garras de los poderes económicos, y podrían conseguir de C´s la puesta en marcha de ciertas medidas sociales que un amplio sector de la población reclama.
Y Ciudadanos no dejaría a Podemos imponer las medidas económicas y antistema que podrían poner en peligro la estabilidad de nuestro sistema productivo y de nuestra sociedad.

1 comentario:

  1. No puedo creer que una persona sensata e inteligente como tu pienses que este tipo de gobierno es viable. No entrare en detalles porque son millones pero lo siento. Un rotundo 'No'.
    PD Esto de discusiones publicas 'cara a cara' entre representantes de partidos políticos antes de las elecciones es plebeyo. Nunca votaría a un partido en base de un par de horas de tertulia agitada. No te olvides que los políticos son buenos actores y cara a la galería son como Mr. Hyde. Yo buscaría siempre al Dr. Jeckyl.

    ResponderEliminar