sábado, 19 de noviembre de 2016

Qué pena la ruina de Venezuela, que seguirá empeorando mientras siga regida por un dictador. Por cierto: ¿podemos pensar que los dirigentes del partido Podemos tienen responsabilidad y peligro?

    Cada vez es más valorado el Indice de Prosperidad que publica anualmente el Instituto Legatum, una organización filantrópica con sede en Londres en la que trabajan expertos y académicos de varias universidades inglesas y americanas.
    Acaban de publicar el índice correspondiente al año 2016 (Ver). Venezuela es el país de América latina con el peor índice de prosperidad (ver gráfico, Venezuela está a la derecha del todo).
 
 
 
    En la misma publicación se puede comprobar que la evolución de Venezuela a lo largo de los años es dramática: la calificación recibida ya era baja el año 2007 (54,35 puntos) pero en 2016 se ha desplomado hasta 49,59 puntos:
 
   También encontramos a Venezuela encabezando (con ventaja sobre los demás países) el llamado Indice de Miseria, un estudio realizado y publicado por Bloomber (plataforma de información y análisis financiero) en 2015 que se basa en el desempleo y la inflación (Ver).
 
 
   A pesar de la publicidad engañosa del Instituto Nacional de Estadística Venezolano, (Ver, no se actualiza desde 2011), las cifras oficiales muestran que el 33,1% de los hogares estaba en 2015 en situación de pobreza. Pero un estudio de varias Universidades venezolanas determinó que 73% de los hogares del País (y 76% de los venezolanos) estaba en condición de pobreza en 2015 (Ver) (mientras que esos porcentaje solo eran del 48,4% -hogares- y del 52,6% -personas- en 2014). Los venezolanos se han visto golpeados por una galopante inflación que cerró el año pasado en 180,9%, y que según estimaciones del Fondo Monetario Internacional podría superar 720% este año. (Ver).
   El País publica ayer un artículo sobre los problemas de los venezolanos para conseguir dinero en efectivo: no pueden retirar cada día del banco más de 10.000 bolívares, lo que equivale a 5 dólares (Ver): la depreciación es tal que una anciana tuvo que pagar con 700 billetes de 1000 bolívares para comprar arroz y tomate pagando.
   A los problemas económicos se añade la altísima inseguridad que hay en Venezuela (Ver). Caracas es la ciudad más violenta del mundo, con 120 homicidios al año por cada 100.000 habitantes (Ver).
   Y también es un gravísimo problema la falta de libertad de información y de opinión, denunciada hasta por la ONU y por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Ver). Reporteros sin fronteras y Freedom House lo denuncian sin cesar.
   Lógicamente, si el país no prospera y la miseria crece, creciendo la escasez de alimentos (Ver), medicinas (Ver) y otros productos básicos (Ver), el descontento (y el cabreo) entre la población seguirá creciendo.
   Los venezolanos tiene razones para protestar y para querer que las cosas cambien. Muchos ya se están marchando del país, en un éxodo de emigración forzada para sobrevivir a Perú, Estados Unidos, Colombia, Brasil (donde ya hay campos de refugiados...).
   Pero algunos siguen dispuestos a salvar su país, y para ello se han organizado en "la oposición" al presidente Nicolás Maduro, continuador del régimen de Hugo Chávez (1999-2013). ¿Y cuál ha sido el mensaje de actual presidente Maduro a la oposición y a sus seguidores? A comienzos de este mes afirmaba que: la oposición nunca llegará al poder "ni por las buenas ni por las malas", "ni con votos ni con balas". Pueden verlo en este enlace que contiene un vídeo con las declaraciones de maduro:

    ¿Puede alguna persona con un mínimo de honradez y de sentido democrático aceptar esas palabras del dictador venezolano? ¿Podemos hacer algo para acabar con todos los sufrimientos y la falta de libertades que padecen nuestros hermanos venezolanos? Pues hagámoslo.
Ref.
   Y en clave nacional: ¿hasta qué punto los actuales dirigentes de Podemos (que orientaron las políticas venezolanas en el periodo de transición Chávez -Maduro y que atacaron a los dirigentes de la oposición) son corresponsables de la actual situación del país caribeño? ¿No es razonable pensar que si los del partido de Pablo Iglesias llegan al poder, aunque ahora renieguen del chavismo (recibiendo por ello las críticas y acusación de traidores y de judas por parte de los chavistas), podrían arruinar también nuestro país? Pues actuemos en consecuencia, desenmascarando sus falacias y su populismo envenenado.
Ref.
 
   PD: La inflación y la devaluación de la moneda en Venezuela es de tal calibre que hace dos días una mujer compró arroz y tomate en un supermercado, y tuvo que pagar con 700 billetes de 10 bolívares cada uno. Lo cuenta El País (Ver):
 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario