sábado, 1 de abril de 2017

¿Teatro Rosalía de Castro, García Barbón, o Afundación? No podemos permitir que personas que están en la cárcel nos roben parte de la historia de Vigo.

   Cuando llegué a Vigo, hace más de 30 años, conocí y pude disfrutar del teatro García Barbón, emblema de nuestra ciudad desde el punto de vista arquitectónico y cultural.
   El edifico original allí localizado se construyó gracias a la iniciativa de un grupo de vigueses que querían que la ciudad tuviera por fin un teatro. Se inauguró el 15 de julio de 1900, y se le dio el nombre de "Teatro Rosalía de Castro".
   Los primeros años de vida del teatro Rosalía de Castro estuvieron ligados a la figura de José García Barbón, gallego de Verín que hizo fortuna en Cuba el siglo XIX, y que pasó los últimos años de su vida en Vigo, donde actuó como mecenas promocionando el crecimiento y la cultura de la ciudad. Pero García Barbón murió el año 1909, y en febrero del año siguiente el teatro sufrió un incendio y quedó casi destruido.
   Las sobrinas y herederas de García Barbón decidieron construir sobre las ruinas del teatro Rosalía de Castro, un gran teatro cuyo diseño y construcción encargaron al famoso arquitecto porriñés Antonio Palacios, que se inspiró en el Palacio Garnier de París (el del famoso Fantasma de la Ópera). El actual edificio se inauguró el 23 de abril de 1927, con el nombre de Teatro García Barbón. El auditorio al que se accede por la calle Marqués de Valladares se siguió llamando Sala Rosalía de Castro. El año 1970 la Caja de Ahorros de Vigo compró el edificio y encargo una remodelación al arquitecto Desierio Pernas, reforma que terminó en 1984 e incluían la creación de una Biblioteca (Ver).
Enlace a la noticia, del 18 de enero de 2017.
   Pero resulta que hace poco le han cambiado el nombre y ahora se llama Teatro Afundación Vigo. Según tengo entendido los que le cambiaron el nombre están en la cárcel por ladrones...
   Yo creo que el nombre Afundación no es apropiado. Y que los vigueses (y todos los gallegos) deberíamos protestar.
   No podemos olvidar que ABanca (propietaria de Afundación) es la sucesora de las Cajas Gallegas, y que sus dirigentes políticos y financieros están ligados al saqueo, a la corrupción, a la crisis, a la ruina, a los recortes, al timo de las "preferentes"... El "rescate" de esas cajas nos ha costado 13.500 millones de euros (Ver). Además, los nuevos responsables, con el apoyo de la Xunta, se han llevado al norte de Galicia, a Coruña, todo el peso de la entidad, y desprecian y discriminan a Vigo... A pesar de las promesas de Feijóo, que garantizó que la sociedad resultante de la fusión de las Cajas sería "paritaria con sede en Vigo y A Coruña".
   Manifiesto mi rechazo a llamar así a nuestro principal Teatro, y pido que recupere alguno de sus nombres originales, o Rosalía de Castro o García Barbón. Se podrán quedar con nuestro dinero, pero no podemos permitir que nos roben ese pedazo de nuestra historia: de nuestra dignidad.
   En todo caso, si quieren los de ABanca, que abran de una vez el teatro cine Fraga, que leva 15 años pudriéndose sin que nadie lo aproveche porque los dirigentes de ABanca no quieren invertir en Vigo, y que le pongan al Fraga el nombre de Teatro Afundación: eso nos importaría menos.
Son muchas las voces que se han alzado contra el cambio de nombre.
Lógicamente las instituciones y partidos que reciben dinero de las Cajas,
ahora de ABanca, no se atreven a protestar... Están comprados. (Ver artículo).


No hay comentarios:

Publicar un comentario