sábado, 12 de enero de 2013

España necesita una nueva Bandera.

   El Rey Carlos III eligió nuestra bandera actual entre las que le presentaron en un concurso de ideas.
   En España, desde la reunificación de los Reyes Católicos se habían utilizado diversas banderas. En 1785 el Rey Carlos III quiso solucionar el problema que suponía que los barcos de su Armada, que llevaban el estandarte de los Borbones de España (fondo blanco con el escudo real) se siguieran confundiendo con los de las otras casas borbonas (las de Francia, Parma, Toscana y de Dos Sicilias). De entre todas las propuestas que le presentaron eligió la bicolor encarnada y amarilla, de tres listas (la central, amarilla, de doble ancho). Los buques españoles empezaron a usar esa bandera, y así se solucionó el problema. Años después la Reina Isabel II, para distinguir sus dominios y ejércitos de los de los Carlistas (que usaban la bandera de los Tercios, la cruz o aspa roja de San Andrés sobre fondo blanco) decidió que la bandera roja y güalda (la planta amarilla de la que se obtenía el tinte de ese color) de la Armada fuera la oficial de todo su Reino. (Enlace sobre la historia de la bandera española).
   Carlos III fue un gran Rey, científico y progresista (apoyó la independencia de los Estados Unidos), y no tuvo ningún reparo en cambiar la enseña nacional "para evitar los inconvenientes y perjuicios" (como dejó escrito en la Ordenanza que firmó en Aranjuez) que la situación en ese momento estaba causando.
   Seguro que en su época muchos conservadores se resistieron a ese cambio, alegando que había que respetar la enseña nacional que se usaban desde hacía muchos años.
   Lo que hace bueno, grande y amable a un País no son los colores de su bandera, sino lo que han hecho y hacen los ciudadanos que pertenecen a esa nación.
   En este momento histórico seguimos teniendo un problema con nuestra bandera, y pasa el tiempo, y nadie se decide a solucionarlo.
   Querámoslo o no, nos guste o no, la actual bandera de España se contrapone con la bandera de la II República, roja, amarilla y morada (que fue la oficial en España desde 1931 al 39), y es asociada, por muchos españoles, a Franco, a la derecha o a la extrema derecha, a una de las Dos Españas...
   En la guerra civil España se dividió en 2, y tuvo 2 banderas. Se cometieron muchas atrocidades por parte de ambos bandos contendientes, y aunque las heridas curan, es difícil olvidar que la bandera "rojigüalda" presidió muchas de esas atrocidades e injusticias, mantenidas durante casi 40 años. Tras la muerte de Franco no se quiso o no se pudo (posiblemente por las presiones de militares y de políticos franquistas que seguían ejerciciendo como tales en los años de la Transición) romper radicalmente con una imagen, con una bandera que representaba ese triste periodo de nuestra historia.
   Y lo que no se hizo entonces habría que hacerlo ahora.
   Algunos conservadores obcecados querrán seguir negando que el problema que tenemos con nuestra bandera es grave, y mentirán diciendo que esta bandera es la bandera que siempre ha representado a España (algunos vienen a decir que es sagrada, que bajó del cielo, que pensar en cambiarla es un atentado contra la Patria...), y quizá propongan que se espere el paso de los años (y de los siglos) a ver si así, al final, las futuras generaciones se olvidan de lo quye pasó y resuelven el actual problema...
   Pero ese problema se puede solucionar como hizo Carlos III: con voluntad de arreglarlo, y con un concurso de ideas. Y a mi me gustaría que se hiciera así cuanto antes.
Ref "Los contextos de la Bandera".
   "Por un día la bandera de España no te convierte en facha".
Ese es el titular de prensa (Ver) y la idea que se repetía a raíz de las victorias de la selección española de fútbol en los campeonatos mundial y europeo. Eso sólo pasa en España.
El otro día, en un evento cultural en Vigo, una niña de 10 años llevaba puesto un pin con una bandera de España. Me fijé en como muchos lo miraban y la miraban; y me resultaba evidente que estaban poniendo una etiqueta peyorativa a esa niña y a su familia: fachas, antigallegos... Le pregunté a la niña por el pin y me dijo sonriendo, inocentemente, que lo había cogido del costurero de su abuela...
   El escritor y académico Arturo Pérez Reverte escribió hace años un impresionante artículo titulado "Un facha de siete años". Un niño de esa edad, al ver que algunos amigos llevaban camisetas con banderas de distintos países, pidió a su tío que le regalara una con la de España. Bajó al parque, orgulloso, con su camiseta nueva. Pero diez minutos después subió descompuesto y avergonzado a cambiarse de ropa, se quitó la camiseta y la arrojó arrugada a un rincón, y compungido le contó a su tío (que acudió a preguntar por lo sucedido) que se habían metido con él diciendo que era un facha.
   Hace unos años la vuelta ciclista a España pasó por Vigo, y un amigo mío fue con sus hijos y desplegaron una bandera de España en una rotonda: y entonces se les acercaron dos personas (procedentes de un grupo que les miraba con mala cara) a decirles que no les parecía bien que pusieran esa bandera allí. Y hubo bronca.
   Estoy seguro que si elegimos una nueva bandera para España esos problemas se solucionarán, y me atrevo a decir que un nuevo símbolo ayudará a que algunos españoles superen traumas del pasado que se les han atragantado; y todos nos sentiremos más unidos y con ganas de colaborar en levantar nuestro País.
   La actual bandera de España también se interpreta en algunos sitios (sobre todo en las llamadas Comunidades Históricas, como si las demás Comunidades no tuvieran historia) como símbolo de una amenaza para ese territorio: representa al enemigo, al opresor, al responsable de todos los problemas... Pero ese es otro asunto (el del nacionalismo hispanófobo e independentista) que habrá que resolver poco a poco, mejorando la educación y la apertura de mente...; y también habrá que corregir los sentimiento egoístas que fomentan la desunión, y los efectos de las mentiras históricas que difunden y agrandan los nacionalistas y antiespañoles de esas CCAA.
   Pero de momento podemos empezar cambiando la bandera "rojigüalda" y buscando otra, una nueva, que debe simbolizar la Nación y la unidad de todos los españoles. Y qué mejor que volver a hacer, como ya hizo Carlos III, un concurso de ideas.
   (Supongo que queda claro que lo expuesto en este Post es una idea y una sugerencia personal. ¿Qué te parece?).

   PD: Un excelente ejemplo práctico a seguir: Nueva Zelanda elige nueva bandera por concurso y referendum:  Ver noticia.

   PD Artículos relacionados con el tema, en este Blog:
"Hispanidad ficción" VER
Sobre la Tercera España. VER

27 comentarios:

  1. "Carlos III fue un gran Rey, científico y progresista (apoyó la independencia de los Estados Unidos)."

    -Pues, su descendiente Juan Carlos I tiene la ocasión de ser tan progresista como él y apoyar la independencia de Catalunya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué repentino golpe de aire fresco este post. La indepen`dencia de Catalunya tiene bastante más que ver con la de los estados Unidos en 1777 de lo que la ceguera espanyola permite ver. Los independentistes catalanes no son separatistes minoritarios y segregacionistes. Si 700 de los 900 ayuntamientos de Catalunya piden la independencia. No son "conservadores de privilegios" insolidarios ¡Qué enorme error el de los espanyoles que menosprecian lo que desconocen! Qué bien harían en saber que pasó en 1714 y el tremendo mal que se les hizo. Creo que más de uno se sorprendería. Empiecen por el tema del Decreto de Nueva Planta... ¡caramba! es muy fuerte. Yo creo que a Catalunya la hubiéramos podido retenir si hacia el año 2007, 2008 hubiéramos sabido hacer lo correcto. Ahora ya es muy tarde.

      Eliminar
  2. Pienso que está usted equivocado: el progresismo nos conduce a la desaparición de las fronteras, no a crearlas.
    Carlos III apoyó la lucha contra el colonialismo que mantenían los Ingleses en América del Norte, también por razones políticas. Nada que ver con Cataluña. Los independentistas catalanes han sido calificados de disgregadores, conservadores de privilegios y valores (reales o idealizados), egoistas y retrógrados: no veo en sus objetivos mucho progresismo; aunque respeto que luchen por lo que consideran mejor para ellos.

    ResponderEliminar
  3. En mi opinión, la solución no pasa por cambiar un símbolo que tiene una historia detrás con bastantes siglos, y aunque pueda parecer…” inmovilismo o conservadurismo”, la solución pasa por una labor de pedagogía sobre nuestra Historia como pueblo español, con sus hechos gloriosos, su riqueza cultural y sobre los factores que hicieron de España una potencia mundial.
    Simplemente fijarse en lo que hacen otras potencias históricas: sentirse orgullosos de su pasado y presente por muchas sombras que hayan proyectado.

    Saludos y felicidades por el blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracisa por su comentario. Pero no es muy correcto decir que la actual bandera "tiene una historia detrás con bastantes siglos".
      Desde 1785, año en que fue inventada, nuestra actual bandera fue sólo la bandera de los buques de guerra, no la de España.
      Sólo en 1843 empezó a ser la bandera de España, por decisión de la reina Isabel II. Pero no duró ni 100 años (sólo 88 años), pues en 1931 el gobierno de la IIª República cambió la bandera y España pasó a tener los colores rojo amarillo y morado. En 1939 Franco vuelve a poner la roja y gualda, que en 1978 se modifica.
      El cambiar los colores de la bandera no debería hacer a nadie sentirse más o menos orgullosos del pasado de España.

      Eliminar
  4. Cierto que la enseña nacional ha pasado por diferentes diseños, pero éstos nunca estuvieron motivados por falta de identificación con ella.
    En mi opinión la bandera es un símbolo con una carga de representación que ningún otro ostenta. En pocas palabras: su simple imagen es el resumen de la Historia pasada y presente de una nación, que en el caso de España y los españoles, podemos presumir de, como poco, dilatada.
    Bajo mi punto de vista, cambiar la bandera simplemente por que haya personas que no se identifican con ella, sería una de las tristes consecuencias de una política educativa con demasiada carga regionalista –léase nacionalista-, política, por otra parte, en la que han caído todos los partidos que han gobernado desde 1982, y la demostración de la debilidad de España como nación, al margen de que se entraría en una dinámica interminable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que más que problemas regionalistas o nacionalistas en este caso el problema viene de la guerra civil, de una España dividida entre defensores de la Republica y partidarios del Golpe de estado militar. Franco enarboló la bandera roja y gualda, y la oposición ( y ahí estaban socialistas y comunistas) siguió usando la de la república. Las comunidades seguirán teniendo sus banderas autonómicas, a las que todos los ciudadanos de esas comunidades honran y nadie se siente a disgusto con esas bandera; pero no pasa lo mismo con la de España.
      Es un problema de significante y significado: una nueva bandera de España seguiría significando los valores de la patria pero dejaría de tener el significado de bando militar golpista (y de casi 40 años de dictadura de Franco).
      Todo esto es opinable, y veremos si prospera la idea. A mi me gustaría. Respeto que otros quieran mantener las cosas como están. Hay que optar: progresismo o conservadurismo.

      Eliminar
  5. En mi caso lo veo en mis padres, que la bandera nuestra, con la que yo he nacido no es la que ellos sienten como suya. Yo no he conocido otra, pero para ellos es un anacronismo y una injusticia. va a ser muy difícil cambiar esa concepción, o se cambia la bandera o se necesitarán generaciones hasta que cambie la imagen que se tiene de ella.

    Un saludo!
    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo tengo muy claro, y mis abuelos también estuvieron en el bando de la República. Pero aunque no fuera así y a mi me emocionara la bandera rojigualda, a casi la mitad de los españoles durante 40 años les produjo sentimientos de aversión, y eso es muy difícil de curar, y sólo por eso yo lucharía y lucharé para que cambie, porque pienso que es mucho mejor. Otro saludo y gracias, David.

      Eliminar
  6. Opino lo mismo desde hace años. El significado que el régimen franquista le ha dado a la bandera actual pesa demasiado a la gente que proviene de personas que apoyaron el bando republicano que fue tan acribillado después de la Guerra Civil. Se supone que después de la muerte de Franco lo que había que hacer era reunir la patria y olvidar el pasado, pero como quieren que alguien cuyos abuelos o padres fueron asesinados por ser republicanos olvide el pasado si la bandera actual es solo una vaga modificación de la que se usaba en la dictadura de Franco?

    ResponderEliminar
  7. Me alegro de que comparta mi propuesta y comparto sus sentimientos. La familia de mi padre tuvo que exiliarse durante el régimen franquista. Por parte de madre la familia de mi abuela materna tenían militares del bando de Franco, y por parte de padre militares del bando republicano: de hecho mi abuelo estuvo en prisión (en una checa) al terminar la guerra. Media España vivió muchos años siendo conscientes de la represión franquista, y la bandera rojigualda era la enseña de esa sangrienta dictadura. No es fácil que toda la violencia relacionada con aquella guerra se olvide. Muchos siguen dividiendo a España en dos bandos. Una nueva bandera ayudaría a superar ese sectarismo.

    ResponderEliminar
  8. No sé hasta qué punto es necesario cambiar la bandera. Personalmente no me gusta la oficial, que me parece una bandera amarilla, de cuarentena, con dos franjas rojas, ni tampoco la republicana, con ese color morado que sangran los ojos.

    Diseños hay varios posibles: los basados en la cruz de Borgoña, -pero recuerda el carlismo-; o bien modificar los dos antes mencionados, -lo más razonable-, o inventar nuevos, -cuyo defecto de partida consiste en su falta de arraigo.

    Me inclino por una bandera tricolor, en tres franjas horizontales de igual anchura, roja la superior, gualda la central y azul marino la inferior. La razón del color azul es que la marina mercante española utilizaba de modo no oficial una bandera azul con el aspa de Borgoña en blanco. O sea, que era una bandera popular. Dicha bandera fue prohibida por Carlos III en 1762, que posteriormente estableció la bandera de cuarentena. También lo propongo porque es el color de la Virgen María, lo que es un reconocimiento del sentir católico de la mayoría de la población española (al menos por ahora). En cuanto a las dimensiones, prefiero las de la republicana: 3/5, en vez de la monárquica (2/3).

    Y ya puestos, con el himno nacional sucede lo mismo. No me gustan ni el monárquico ni el republicano. Habría que inventarlo, la música: una adaptación de alguno de nuestros clásicos (Cabezón, Soler, etc), y la letra: unas pocas estrofas, sencillas, sin palabras altisonantes, que hablara de amor a España y trabajar por hacer de ella el mejor rincón de la Tierra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustan sus propuestas. Espero que se vayan sumando cada vez más personas y grupos a la propuesta de cambiar la bandera. Y sobre el himno, es un tema en el que estoy bastante de acuerdo con usted. Si algún día llego a ser Parlamentario me gustaría colaborar para que se solucionara ese problema, ese déficit en relación con el simbolismo patrio: y si no llego, me gustaría que mis representantes lo hicieran. Un saludo.

      Eliminar
  9. Das por buena la leyenda moderna de que en la guerra carlista de 1833-1840 la cruz de Borgoña fue ya la bandera carlista. No lo sería hasta 1935, pasado un siglo. Por tanto, es imposible que en 1843 Isabel II -o su regencia- eligiera la rojigualda para distinguirse de una bandera carlista que aún no existía. Todas las banderas batallonas -absolutamente todas- del ejército regular isabelino de la guerra de 1833 llevaban un aspa roja de Borgoña, en campo blanco para la infantería, morado para los ingenieros y azul para la artillería. Tal vez no fue del todo casual que la elección de la roja y amarilla de la Armada como enseña de España y del Ejército en 1843 coincidiera con el golpe de Estado que derribó al regente Espartero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy experto como parece que es usted. En cualquier caso el problema principal no es el origen, sino el estado actual de la cuestión. Gracias por su aportación.

      Eliminar
  10. Señor Larraurri como es usted ...... Viva el anafabetismo historico .La Bandera , La Bandera haber si se entera Caballero que estos colores los impusiero los patriotas españoles en la Guerra de Independencia contra el frances y por aburrimiento la regulo la reina Isabel II , que son los colores mas comunes de los Reinos de España, y sencillamente gana el rojo y amarillo , ¡ala! que casualidad del Reino de Aragön ,lo unico que ha ido cambiando han sido los escudos reinantes y..... ¿de que color era la bandera de la Iª republica' Huy perdon que España nace con la IIª Republica y un analfabeto que confunde el rojo de Castilla con el morado, Haber Lamparilla llevamos los españoles por culpa de gente como usted. Desde tiempos de los Romanos, los pueblos de Iberia se entretenian en sacudirse entre ellos antes de hacer retroceder al invasor y desde los Reyes Catolicos hasta hoy seguimos a palos y ya no escuestion de Banderas escuestion de inutiles integrales con el don de la clarividencia como usded que no se preocupa de verdad de sus conciudadanos, solo de su hombligo Solo le voy ha decir una sola cosita Señor mi abuelo artillero republicano porque le toco donde le toco me dijo: Las guerras las empiezan los politicos y las acaban los militares y volvemos ha repetir la historia, Ha una preguntita muy tonta porque los españolitos nacidos en los ochenta no saben ni frances ni ingles, en muy sencillo para mantener una partida de vagos y corruptos con sus reinos hoy autonomias y haber si deja el POWER FLOWER y le hecha lo que tiene un español hombria y levantamos España, y que es Reino no 17 paises

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, señor Anónimo, no se pase usted, que ni soy un inútil (llevo más de 30 años trabajando y no he faltado ni un día) ni me preocupo sólo de mi ombligo.
      Y no soy un experto en el tema de las banderas, pero antes de escribir me he documentado y creo que mis fuentes son fiables y que lo que he escrito es lo correcto. ¿Cómo puede probar usted lo que dice? Quizá está convencido porque se lo dijeron, pero me temo que está equivocado (aunque el asunto no tiene mayor trascendencia).
      Y por último comparto la preocupación que manifiesta por levantar España, que no son 17 países: le invito a leer mi artículo sobre los Reinos de Taifas:
      http://pedrolarrauricandidatoupydvigo.blogspot.com.es/2012/01/mil-anos-de-los-reinos-de-taifas.html

      Eliminar
  11. Tiene usted razón, Señor Larrauri y pisa un terreno muy peligroso el de los simbolos, "EL terruño" y le pido si le he ofendido mis mas sinceras disculpas, Si lleva usted tiempo en la politica,el ejemplo, la honradez,el valor, la firmeza, el amor a tus seres queridos y la lealtad a su patria. Y patria somos todos y una a la vez, esta mezcla mi estimado Señor da la pasión y el temple por hacer un trabajo de calidad, como buen y noble vascón del Señorio de Vizcaya sabra que el Honor y la palabra tiene que ser su divisa, si quiere ser alcalde hay que ponerse en la piel de las personas, querer es poder, los actos diarios tiene que conseguis que voten al Señor Larrauri no porque represente a un partido sino porque representa horadez, sensatez y sentido comun.´Menos despacho y mas campo

    ResponderEliminar
  12. Yo no sé hasta qué punto usted no se da cuenta de que lo que aquí dice no tiene sentido. La prueba es que la bandera fue aprobada por la izquierda en la nueva Constitución del 78, por lo que habrá que buscar otras causas.Veámoslas: Señor Larrauri: ¿me quiere decir que si ahora España cambiara su bandera rijigualda por una verde y amarilla Cataluña dejaría de querer la indepencia?¿o que a los que no voten a la izquierda se les dejaría de llamar "fachas"? Confiéselo, la respuesta es NO. Porque facha no es la rojigualda, facha es España.
    Mire, con todo el respeto usted coge el rábano por las hojas. El problema no es la bandera. El problema es que los nacionalistas no creen en España. Por eso a ellos les daría igual que cambiara la bandera o dejara la que hay. La bandera es una excusa en la que justificar su odio a España, igual que las pitadas al himno, por ejemplo.

    Pero sobre todo, el problema lo tiene la izquierda también. la izquierda desde la transición ha estado vendida a los nacionalistas por un complejo histórico que aún hoy arrastramos. En España no existe una izquierda nacional, a diferencia de cualquier país democrático europeo. Por eso, si de entrada no se cree en España ¿qué más da la bandera que tenga?
    Aquí le envío un link a un artículo de Carlos Carnicero sobre este tema que, creo, acabará con su empanada mental sobre la bandera.

    http://ccarnicero.com/2013/09/21/cataluna-entre-la-independencia-la-realidad/

    ResponderEliminar
  13. A mi también me parece muy buena idea cambiar radicalmente la bandera oficial (y el himno). Yo me siento gallego y también español, pero no me siento identificado con la bandera actual. Aunque me hablen de siglos y tradiciones, lo cierto es que la bandera actual fue repuesta por una dictadura que tiró abajo un régimen, que aunque tuvo muchos errores, era una democracia.
    Lo cierto es que guste o no guste, los que tenemos una edad ya tenemos metido en el cuerpo un virus incurable que nos hace ver que la bandera de ahora es el símbolo de los fachas y antigallegos, nos da un poco de repelús .... Tampoco me parece oportuno volver a la republicana; simplemente hay que hacer un "reset" y partir desde cero. Que se haga un concurso de ideas y que todos los españoles la escojamos en un referéndum. Parece un tema baladí, pero no es así ...

    ResponderEliminar
  14. Me parece buena idea también. A muchos nos gustaría lucir la bandera como hacen en otros países en la ropa, coche, etc.. pero no lo hacemos por el significado que ha ido cogiendo, solo es admitida socialmente en actos deportivos. Y espero que a nadie le moleste pero el diseño y la combinación de colores es horrible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. suscribo al 100 % tus palabras

      Eliminar
  15. Estupendísima idea señor Laurreri. Estoy cien por cien de acuerdo en cambiar la bandera para dejar los complejos a un lado, ya que aquí en España si llevas la rojigualda ya te están comparando con un fascista y si llevas la tricolor con un comunista, y claro está, cambiar el himno por ejemplo por alguna partitura de algún compositor español (Manuel de Falla sería mi preferido) Ojalá sus deseos lleguen en forma de propuesta al órgano central de su partido (UpyD) y puedan llevar hacia adelante esta idea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por expresar su sintonía, Anónimo. Esperemos que esa propuesta cale en todos los partidos sensatos y la veamos hecha realidad. Y lo del himno también.

      Eliminar
  16. Hola, soy simpatizante y votante de UPyD, a mí la bandera rojigualda me gusta y me siento identificado con ella, es algo que me inculcaron mis padres desde que nací, además nací en la emigración con lo cual el afecto a la bandera y su representatividad es mayor para mí que para una persona que nació y se crió aquí, como creo que hay bastante gente en España que piensa como yo, creo que lo primero de todo si se abriera ese debate sería hacer un referéndum exclusivo sobre el tema con sólo dos respuestas posibles para que los resultados sean concluyentes, la pregunta debería de ser algo así: Desea usted que la Bandera de España siga siendo la actual? lo del referéndum exclusivo tiene una explicación, que no nos la cuelen dentro de una Constitución hecha a medida de los políticos o que no nos lo mezclen dentro del debate Monarquía/República, la bandera es algo demasiado importante, es algo que tenemos presente en el día a día, en los edificios oficiales, como símbolo representativo de cara al exterior, etc. como para que no nos dejen decidir sobre el tema en exclusiva, si los españoles votáramos a favor de cambiar la bandera entonces se podría abrir el debate sobre los modelos. Por otra parte, decir que Carlos III era progresista y usar como argumento que apoyó la independencia de EE.UU. es de una inocencia infinita. La apoyó para perjudicar al Reino Unido, ni más ni menos, tiempo hemos tenido nosotros y la humanidad de pagar las consecuencias. Por otro lado, usar como argumento para cambiar la bandera el hecho de que a los violentos no les guste es surrealista siendo usted de UPyD, permítame recordarle que su partido tiene como santo y seña la lucha contra los violentos, creo que le hubiera quedado mejor decir que usted es "republicano y de izquierdas" o lo que usted sea, pero decir que unas personas sacaron una bandera de España y hubo bronca no es un argumento para una persona de UPyD. Si le digo esto, es porque yo después de leer este post suyo me he replanteado mi voto totalmente, no sé como piensa Rosa Díez sobre este tema, pero sí veo que usa la bandera nacional en todos sus actos de partido y con eso me basta, pero si los que andan a su alrededor piensan forzarnos a cambiar de bandera "con un concurso de ideas" mal vamos. También decirle a los que lean esto, que en Europa todos los países menos Portugal que antes fueron monarquías y ahora son repúblicas han mantenido la simbología monárquica y en algunos casos hasta siguen recuperando más simbología, tanto banderas como escudos o himnos: Rusia, Georgia, Serbia, Alemania, Francia, Italia, Finlandia, Hungría, Austria, Polonia, Rumanía, Bulgaria, Albania, Grecia, etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez, y solo tal vez, si se destapara todo lo escondido durante "nuestra querida y sangrienta guerra civil" y desde todos los partidos politicos se apoyara ese "destape"; tal vez y solo tal vez, la bandera rojigüalda dejaria de ser la sangre y lagrimas derramadas para convertirse en la cicatriz que nos recordara que aquello pasó y que debemos luchar juntos para que no vuelva a ocurrir. No cambiemos el vendaje sin curar las heridas infectadas.

      Eliminar
  17. Un buen ejemplo: Nueva Zelanda busca bandera nueva:
    http://internacional.elpais.com/internacional/2015/08/12/actualidad/1439382256_977074.html

    ResponderEliminar