miércoles, 23 de octubre de 2013

Hiroshima y el falso milagro de los jesuitas.

He recibido un correo animándome a rezar el Rosario con motivo de la llegada del mes de octubre. Cosas que pasan. Pero en ese escrito tratan de convencerme de que dedique mi tiempo a esa oración, ofreciéndome a cambio la expectativa de conseguir interesantes beneficios. Y me cuentan (junto a otro presunto milagro atribuido -por el agraciado- a la ayuda divina recibida en contraprestación por el rezo del rosario), que cuando Hiroshima fue destruida por la bomba atómica, todas las casas en un radio de 2,5 Km quedaron destruidas, y todas las personas que estaban a esa distancia murieron; pero (según dice ese correo) el convento de jesuitas de Hiroshima fue el único edificio que quedó en pie y no se derrumbó, y los ocho miembros de la comunidad que vivían allí se salvaron sin ningún problema de salud; y 33 años después todos esos frailes seguían vivos y sanos. Y añade el texto que algo similar ocurrió, unos días después, en Nagasaki. El correo termina diciendo: “Los científicos que investigaron estos casos no fueron capaces de explicar cómo sus edificios no se derrumbaron, estando a un kilómetro del epicentro de la explosión; ni cómo los frailes seguían vivos y con buena salud, cuando todo el mundo había muerto en la explosión. Los frailes de ambas comunidades afirmaron siempre que ellos estaban vivos porque la Virgen María les había salvado la vida; porque en sus conventos estaban rezando el Santo Rosario constantemente por el fin de la Segunda Guerra Mundial.” (Enlace a versión publicada del relato).

Aparte de que esos frailes eran alemanes, y rezarían no para que terminara la guerra sino para que Alemania y Japón la ganaran, he comprobado que ese texto falta a la verdad y es mendaz. Y como supongo que se lo han enviado a muchas otras personas, considero oportuno e interesante hacer esta publicación.
Edificios que resistieron bajo el epicentro de la bomba.
A la izquierda, la A-Dome, con su cúpula característica.

La mayoría de las casas de Hiroshima (poblada entonces por 400.000 habitantes) eran de madera, y fueron totalmente arrasadas. Pero muchos edificios de esa ciudad habían sido construidos con hormigón armado para hacerlos resistentes a los terremotos, y no sufrieron daños en su estructura. Once edificios resistieron a la bomba dentro de los 500 metros de radio de la zona cero: el A-Dome, actual museo de la Bomba Atómica, es uno de ellos. El convento de los jesuitas alemanes que vivían en Hiroshima era un edificio de hormigón, pero la iglesia que estaba al lado resultó destruida. Un relato escrito hecho el año siguiente de la tragedia por uno de esos jesuitas refería que eran 4 los que entonces estaban allí (en versiones posteriores se va incrementando la importancia del “milagro” y se dice que eran ocho), y que dos de ellos quedaron malheridos con quemaduras y por la caída de vigas. No he encontrado ninguna referencia fiable de que todos ellos sobrevivieran muchos años, pero tampoco de lo contrario.
Lo que es indudable es que esa residencia de jesuitas estaba a 1 Km de la zona cero, y que la probabilidad de salvarse aumentaba con la distancia, además de ser mucho mayor si los afectados estaban en una construcción resistente, como fue el caso. En un trabajo realizado por un grupo de médicos de la Universidad de Tokio sobre la mortalidad debida a la bomba de Hiroshima concluyeron que de las personas que estaban a menos de 500 metros de la zona cero (epicentro de la explosión), sobrevivieron el 1,6%, porcentaje que subía al 10% para los ubicados entre 0.6 y 1 Km, al 54,5% de los que estaban entre 1.1 y 1.5 Km, y al 77.4% de los que estaban entre 1.6 y 2 Kilómetros. Eizo Nomura (野村 英三 ) fue el superviviente que estaba más cerca del lugar de la explosión: se encontraba a sólo 170 metros, en el sótano de un edificio que resistió la bomba. Eizo vivió hasta los 83 años. Akiko Takakura (高蔵 信子 ) también sobrevivió: ababa de entrar a trabajar como secretaria en el Banco de Hiroshima, situado a 300 metros de la zona cero; tenía 20 años: quedó inconsciente momentáneamente, pero sólo sufrió heridas y quemaduras leves. Ninguno de los dos era cristiano: ¿a quién le atribuimos el milagro?

Si Dios o la Virgen del Rosario hubieran intervenido en Hiroshima para salvar a esos Jesuitas, ¿por qué no salvaron a las cerca de 150.000 personas que murieron a consecuencia de la bomba (algunos de ellos católicos)? Cuando les digo a mis pacientes que pienso que van a curarse, algunos me dicen: "Dios le oiga". Y yo les respondo: “no sé si me oye o no, pero si me oye, no me hace caso”. Es curioso: cuando alguien queda mal, es por culpa del médico; y cuando se cura es gracias a Dios!
La petición de que rece el rosario no me ha convencido. Pero me ha confirmado que la falta de rigor y de verdad en las cosas que se inventan y se repiten tiene una implantación en nuestra crédula y acrítica sociedad que me resulta algo casi milagroso.

...
(Enlace a versión de este artículo publicado en Atlántico Diario).

14 comentarios:

  1. Excelente trabajo. Uno aprende día a día y respecto del párrafo final, [Es curioso: cuando alguien queda mal, es por culpa del médico; y cuando se cura es gracias a Dios!]si bien es cierto, no todos Pedro, no todos. Yo no tengo nada en contra de Dios pero tampoco pierdo los vientos en ello y además agradezco al médico lo que hace por mi salud. (Al médico y a los farmacéuticos), esos que seguro que se lucran conmigo pero... si no fuese por sus investigaciones y sus medicinas. Seguiré envenenándome con tanta química, pero me permite vivir mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Manuel, la ciencia que utilizan los médicos y los farmacéuticos son un don de Dios, como lo es nacer, vivir..el equipo medico solo son instrumentos de Dios. Yo fui sana de una aneurisma cerebral sin necesidad de operación ni de tratamiento Dios actúa si tienes fe. Y la Virgen es gran intercesora como padres si acudimos a ella con fe es increíble ayuda a que Jesús nos cambie el agua de la enfermedad y el pecado por vino de la vida eterna y vida al servicio de Dios... Dios te ama solo espera que le abras tu corazón para entrar y actuar...

      Eliminar
    2. Amigo Manuel es Dios quien les da los dones al equipo medico y a la medicina; pues si Dios no quiere por mas que consultes y tomes medicamentos de nada te servirá, de Dios viene el don de la vida no de los hombres, los hombres y las cosas solo somos instrumentos pasajeros el único eterno es Dios, con nada llegamos y con nada nos vamos... Dios te ama y esta esperando que le abras tu corazón para entrar y actuar. Esta vida por muy larga llega a 110 años la otra es eterna y créame que existe. Y la Virgen es gran intercesora, sobre todo como padres, ella interviene para que su hijo convierta toda el agua de enfermedad y dolor en vino de vida al servicio de Dios Di Señor Jesús reconozco que soy pecador y te reconozco como mi salvador te abro mi corazón y i vida para que entres en mi escribe mi nombre en el libro de la vida y no lo borres nunca y ayúdame a cumplir lo que el Padre nos dejo para conseguir mi salvación.

      Eliminar
  2. No pierde nada al rezar el rosario, así como usted muchos ablandaron su corazón con tan solo intentarlo... espero que cambie su vida rezandolo como lo hizo conmigo.

    ResponderEliminar
  3. Estar sano y bien, siempre es un MILAGRO. Lo natural es el deterioro progresivo hasta la muerte, cualquier intervención médica o farmacéutica es un aumento del deteriororo en aparentes y transitorias mejorías. De ahí, el popular nombre de matasanos para los médicos.
    En Hiroshima no solo hubo 4 u 8 milagros, sino todos los que milagrosamente se salvaron.

    ResponderEliminar
  4. Simplemente es estúpido el comentario que usted hace, siempre el ser humano se creerá más que Dios, pero cuando venga el rechinar de dientes entonces las cosas serán a otro precio...qué hacemos con los médicos que creen que todo lo saben? y peor aún, son hipócritas y asesinos ya que el juramente Hipocrático que realizan es para sacarle el dinero con su profesión a los más humildes pobres y a los más ignorantes ricos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es usted creyente lea Eclediastico 38, 1-ss.
      Dios manda respetar a los medicos.
      y considera un pecado no acudir al medico cuando se está enfermo.
      Amén.

      Eliminar
  5. Me parece que su empeño en buscar la falsedad de este hecho milagroso, demuestra lo que dice Jesucristo en la parábola de rico Epulón :Pero Abraham le dijo: "Si no oyen a Moisés y a los Profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levante de entre los muertos". (Evangelio de Lucas, capítulo 16, versículos 19 al 31). Le aconsejo a leerlo.
    Lo digo con caridad, sin ofender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si dijo eso Jesús estaba muy equivocado, y me resulta extraño que los cristianos repitan ese argumento tan indefendible sin sentido critico, irracionalmente.
      Muchos no hacen caso a las escrituras porque las consideran invenciones humanas llenas de fantasías.
      Pero si vieran algún hecho sobrenatural que demostrase que lo que dice alguna Religión es verdad cambiaría mucho su vida.

      Eliminar
  6. El paciente que atribuye a Dios o a un médico de acuerdo si se cura o no, es alguien de poca fe, aquél que atribuye la gloria a Dios por conveniencia y se aparta de Dios cuando no le conviene, es solo alguien que vive por conveniencia. Dios no es un mago ni una hada madrina, Dios usa a todos, nos da inteligencia y sabiduría, estudios y formación para poder ayudar al hermano y ahí es donde esta Dios, cuando un Doctor cura, el solo ejerce lo que sabe, Dios hace el milagro.

    ¿Cuantos casos que el medico cura la misma enfermedad y uno de tantos casos no sucede así y el médico se pregunta, "qué salio mal si he hecho todo lo que se, por que murió, no debía"? Los planes de Dios no estan a nuestra comprensión, están fuera de nuestra razón.

    Nos alejamos de Dios y le atribuimos la culpa de nuestros pecados y males y cuando recibimos gracias y milagros le bendecimos solo en lo bueno pero no en lo malo, ¿Qué no han leido a Job? El que nos prueba y nos hace mal no es Dios, que nos enfermemos o nos muramos son pruebas que Dios permite, pero no vienen de él si no del maligno, pero Dios nos da las fuerzas 1Juan4:4 para llevar cualquier tipo de carga, sin importar que sea, podemos perderlo todo pero si somos como Job, podremos morir en la gloria del Señor o salir de la dificultad o luchar en ella. Dios permite las dificultades pero es para que nos fortalezcamos, Dios solo pide fe, esperanza y perseverancia.

    Dios nos da todo, nada es por nuestros méritos, hay gente que estudia y no logra aprender nada, no pide dones, y a otros Dios simplemente se los regala, Dios les da la sencillez de aprendizaje, y lo cómico y lo chistoso es que niegan a aquel que les permitió ser lo que son, y todo lo que tienen. Si obtienen algo fue por ellos, pero si lo pierden es Dios quien lo quita.

    He tocado puntos que deben de ser meditados, solo los e tocado pero deben de ser profundizados. Dios les bendiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La biología es un campo polifacetico y multiple, inabarcable e incontrolable por la ciencia. Por eso el mismo tratamiento cura o no cura: Dios no actua para q lo haga o no.
      Las leyes de la naturaleza son inexorables. Si Vd cree que las inventó Dios es libre de creerlo. Pero por mucho que rece Dios no las cambia. Antes se llamaba milagro a todo lo desconocido. Por ejemplo por eso ahora la Iglesia tiene muchos problemas para declarar un milagro en un proceso de beatificación.

      Eliminar
  7. https://www.aciprensa.com/noticias/el-milagro-de-hiroshima-jesuitas-sobrevivieron-a-la-bomba-atomica-gracias-al-rosario-50173/

    ResponderEliminar
  8. Pedro Larrauri, lo saludo y respeto su manera de pensar aunque tristemente usted vive con una soberbia tremenda, quiere negar lo innegable y sus argumentos no tienen fundamento alguno, negar la existencia de Dios es algo tan irracional que solo los necios podrían apoyar dicho argumento, no voy a tocar la Biblia, cree ud que exista la 4a, 5a, ... hasta la enésima dimensión?? matemáticamente es demostrable pero físicamente no lo podemos demostrar y sin embargo existen, podría extenderme mas de lo que ud imagina podría pasar la vida haciéndolo y me gusta el tema, pero creo que al cerrar su mente poco podría lograr, sin embargo pediré a Dios por ud eh invito a que los que lean esto hagan lo mismo, seguro Dios se le manifestara de alguna manera y sera muy grato oír su relato para entonces, saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Considero que usted se equivoca al atribuirme el calificativo de soberbio ("soberbia tremenda") ni en la acepción de creerme superior y por ello despreciar y humillar a los demás; ni por expresarme con altivez, cólera o ira.
      Usted se cree en posesión de la verdad, y dice que yo quiero negar lo innegable y que mis argumentos no tienen fundamento alguno.
      Yo en cambio considero que los argumentos del que cree en Dios y en los milagros sí que tienen fundamentos, aunque las verdades de fe que se defienden para mí sean falsas, y sin duda son indemostrables en cuanto que son misterios de fe.
      Le agradezco sus oraciones, aunque no creo que Dios haga nada, incluso en caso de estar "ahí" y de oírlas.
      Si Dios hiciera caso de las oraciones tendríamos constancia innegable de ello, y le aseguro que durante 22 años he sido creyente activo (de Misa diaria) y no he encontrado ninguna prueba objetiva de la actuación de ningún poder trascendente.
      Un saludo.

      Eliminar